<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

A hoteleros les cayeron todos los males juntos

Mientras la ocupación cae, suben los costos de operación, hay inseguridad en las vías y crece la oferta informal.

  • Cálculos del gremio indican que el sector turístico y hotelero genera el 21% de los empleos en Colombia y por eso piden apoyo del Gobierno. Foto: Camilo Suárez
    Cálculos del gremio indican que el sector turístico y hotelero genera el 21% de los empleos en Colombia y por eso piden apoyo del Gobierno. Foto: Camilo Suárez
A hoteleros les cayeron todos los males juntos
22 de octubre de 2023
bookmark
Infográfico

En un año caracterizado por un costo de vida desbordado, el hospedaje entró al club de los negocios que andan mermados.

José Andrés Duarte, presidente de la Asociación Hotelera y Turística de Colombia (Cotelco), indicó que se les juntó la inflación, las altas tasas de interés, el retorno pleno del IVA al 19%, la inseguridad, la competencia informal y el incremento en nóminas que traería la reforma laboral.

En primer lugar, hizo notar que, solo para septiembre, los índices de ocupación hotelera promediaron un 58% en el país, mientras que para el mismo mes del año pasado estaban en 64%; indicando una caída de 6 puntos porcentuales.

El deterioro del indicador se ha mantenido a lo largo del 2023 y Duarte hizo notar que la llegada de turistas extranjeros no es suficiente para lograr el crecimiento sostenido al que aspiran el gremio y el Gobierno. Y hay otro dato que deja ver el panorama adverso del sector: el porcentaje de población colombiana que está viajando se ubica en 8,7%, mientras que en 2019 era del 10,1%.

De acuerdo con las cuentas del director, lo anterior se traduce en que cerca de 180.000 personas dejaron de viajar y eso, conforme con su diagnóstico, obedece a los desbordados precios al consumidor en Colombia, que si bien se están enfriando siguen en 10,9%; muy lejos del 3% que se pone como meta el Banco de la República para cuidar el poder adquisitivo de los habitantes.

Afectación doble

La elevada inflación, tal como lo señaló el jefe gremial, afecta al sector turístico por partida doble, toda vez que merma la capacidad de gasto entre los viajeros internos, pero igualmente afecta la rentabilidad de los hoteleros, cuyos costos de operación se han incrementado ostensiblemente en el rubro de alimentos y energía; motivo por el que el margen de ingresos, según indicó, ya está en terreno negativo.

Mientras tanto, la inseguridad en las vías ha provocado cancelación de reservas y la competencia con la oferta de hospedaje informal no afloja. Con respecto a este último punto, Duarte pidió mejorar la vigilancia, inspección y control por parte de las autoridades.

“Los países desarrollados nos han venido compartiendo sus lecciones: si uno no logra crecer de manera controlada, con mecanismos de inspección y vigilancia, tendremos el problema de la sostenibilidad, dificultades de seguridad, convivencia y explotación sexual”, expuso.

Y añadió: “Luego, la comunidad dirá que no quiere más turismo y eso es lo que no podemos permitir en un país que tiene mucho por crecer, solo recibimos 4,6 millones de turistas no residentes al año. Necesitamos empezar a diseñar unas reglas de juego que eviten la gentrificación, que eviten ese crecimiento informal desmesurado y que está impidiendo capacidad de recaudo para el Gobierno”.

La petición del sector

Aunque son varios los frentes que atacan al sector de los hospedajes, Duarte señaló que la principal petición que le hacen al Gobierno es bajar nuevamente el IVA que asumen los usuarios y, de esa manera, “liberar capacidad de gasto” para estimular el movimiento interno de viajeros; una mano que los empresarios de este renglón consideran coherente, teniendo en cuenta que el presidente Gustavo Petro quiere que el turismo sustituya los ingresos del petróleo.

Este oxígeno fiscal lo están pidiendo mientras que las proyecciones apuntan a que la caída en el índice de ocupación continuará en lo que resta de 2023, un desempeño en línea con las cuentas que Cotelco presentó cuando se discutía la reforma tributaria que aprobó el retorno del IVA al 19%.

Finalmente, hay incertidumbre frente al desarrollo de la reforma laboral, dando por descontado que si se aprueba el texto como está planteado, el costo de los empleados aumentará. Y según el ejercicio econométrico de Cotelco, ese incremento sería hasta de 31%.

Por esa razón, Duarte aprovechó el congreso de la agremiación en Cartagena para recalcar que deben mantenerse los espacios de discusión con el Gobierno.

Medellín está mejor

A pesar de que el escenario para el resto del país no es bueno, en la capital antioqueña la dinámica es mejor en cuanto a la recepción de visitantes. Así lo indicó Sandra Restrepo, directora de Cotelco Capítulo Antioquia.

Ella resaltó que los indicadores de ocupación en 2023 sí son menores frente al año pasado. Sin embargo, expuso que el 2022 fue un año excepcional porque no había cobro del IVA y todavía estaba funcionando la aerolínea Viva, cuya salida significó un golpe para todo el sector.

Lo cierto es que, tal como lo señaló, en Medellín la cantidad de noches ocupadas supera los números de 2019: “Hay un boom y no nos podemos comparar a nivel nacional, la ciudad está de moda y la dinámica es distinta. Estamos más o menos en el 68% de ocupación. No nos podemos comparar con otras regiones que sufren bloqueos y que perdieron toda la conectividad aérea”.

Control a la oferta

El apetito del público extranjero hacia la ciudad de la eterna primavera abrió una puerta adicional en el negocio inmobiliario, muchos propietarios actualmente optan por alquilar sus apartamentos por periodos cortos y a partir de ahí se han visto modificaciones en el precio del suelo y en las dinámicas sociales alrededor de barrios como El Poblado.

Sandra Restrepo también hizo un llamado a las autoridades para que haya vigilancia e inspección en todas las viviendas turísticas y apartahoteles, toda vez que los controles se concentran en los establecimientos que tienen los letreros visibles mientras que los espacios ofrecidos en plataformas no son objeto de seguimiento.

Argumentó que hay una propuesta del gremio para la próxima administración distrital, y consiste en habilitar una nueva autoridad que se encargue de la vigilancia, de manera que todo aquel que ofrezca hospedaje cumpla con las normas sanitarias, pague impuestos y aporte los parafiscales que van al Fondo Nacional de Turismo (Fontur).

La directora regional igualmente indicó que será necesario fortalecer las campañas contra la explotación sexual, dado que es innegable la llegada de visitantes que no vienen precisamente atraídos por la oferta cultural y gastronómica.

A juicio de Restrepo, la administración entrante deberá concentrarse en estas tareas o seguirán incrementando los casos de turistas que son víctimas de robos con escopolamina y, a su juicio, esa no debe ser la imagen que proyecte el turismo de Medellín hacia el resto del mundo.

En un año caracterizado por un costo de vida desbordado, el hospedaje entró al club de los negocios que andan mermados.

José Andrés Duarte, presidente de la Asociación Hotelera y Turística de Colombia (Cotelco), indicó que se les juntó la inflación, las altas tasas de interés, el retorno pleno del IVA al 19%, la inseguridad, la competencia informal y el incremento en nóminas que traería la reforma laboral.

En primer lugar, hizo notar que, solo para septiembre, los índices de ocupación hotelera promediaron un 58% en el país, mientras que para el mismo mes del año pasado estaban en 64%; indicando una caída de 6 puntos porcentuales.

El deterioro del indicador se ha mantenido a lo largo del 2023 y Duarte hizo notar que la llegada de turistas extranjeros no es suficiente para lograr el crecimiento sostenido al que aspiran el gremio y el Gobierno. Y hay otro dato que deja ver el panorama adverso del sector: el porcentaje de población colombiana que está viajando se ubica en 8,7%, mientras que en 2019 era del 10,1%.

De acuerdo con las cuentas del director, lo anterior se traduce en que cerca de 180.000 personas dejaron de viajar y eso, conforme con su diagnóstico, obedece a los desbordados precios al consumidor en Colombia, que si bien se están enfriando siguen en 10,9%; muy lejos del 3% que se pone como meta el Banco de la República para cuidar el poder adquisitivo de los habitantes.

Afectación doble

La elevada inflación, tal como lo señaló el jefe gremial, afecta al sector turístico por partida doble, toda vez que merma la capacidad de gasto entre los viajeros internos, pero igualmente afecta la rentabilidad de los hoteleros, cuyos costos de operación se han incrementado ostensiblemente en el rubro de alimentos y energía; motivo por el que el margen de ingresos, según indicó, ya está en terreno negativo.

Mientras tanto, la inseguridad en las vías ha provocado cancelación de reservas y la competencia con la oferta de hospedaje informal no afloja. Con respecto a este último punto, Duarte pidió mejorar la vigilancia, inspección y control por parte de las autoridades.

“Los países desarrollados nos han venido compartiendo sus lecciones: si uno no logra crecer de manera controlada, con mecanismos de inspección y vigilancia, tendremos el problema de la sostenibilidad, dificultades de seguridad, convivencia y explotación sexual”, expuso.

Y añadió: “Luego, la comunidad dirá que no quiere más turismo y eso es lo que no podemos permitir en un país que tiene mucho por crecer, solo recibimos 4,6 millones de turistas no residentes al año. Necesitamos empezar a diseñar unas reglas de juego que eviten la gentrificación, que eviten ese crecimiento informal desmesurado y que está impidiendo capacidad de recaudo para el Gobierno”.

La petición del sector

Aunque son varios los frentes que atacan al sector de los hospedajes, Duarte señaló que la principal petición que le hacen al Gobierno es bajar nuevamente el IVA que asumen los usuarios y, de esa manera, “liberar capacidad de gasto” para estimular el movimiento interno de viajeros; una mano que los empresarios de este renglón consideran coherente, teniendo en cuenta que el presidente Gustavo Petro quiere que el turismo sustituya los ingresos del petróleo.

Este oxígeno fiscal lo están pidiendo mientras que las proyecciones apuntan a que la caída en el índice de ocupación continuará en lo que resta de 2023, un desempeño en línea con las cuentas que Cotelco presentó cuando se discutía la reforma tributaria que aprobó el retorno del IVA al 19%.

Finalmente, hay incertidumbre frente al desarrollo de la reforma laboral, dando por descontado que si se aprueba el texto como está planteado, el costo de los empleados aumentará. Y según el ejercicio econométrico de Cotelco, ese incremento sería hasta de 31%.

Por esa razón, Duarte aprovechó el congreso de la agremiación en Cartagena para recalcar que deben mantenerse los espacios de discusión con el Gobierno.

Medellín está mejor

A pesar de que el escenario para el resto del país no es bueno, en la capital antioqueña la dinámica es mejor en cuanto a la recepción de visitantes. Así lo indicó Sandra Restrepo, directora de Cotelco Capítulo Antioquia.

Ella resaltó que los indicadores de ocupación en 2023 sí son menores frente al año pasado. Sin embargo, expuso que el 2022 fue un año excepcional porque no había cobro del IVA y todavía estaba funcionando la aerolínea Viva, cuya salida significó un golpe para todo el sector.

Lo cierto es que, tal como lo señaló, en Medellín la cantidad de noches ocupadas supera los números de 2019: “Hay un boom y no nos podemos comparar a nivel nacional, la ciudad está de moda y la dinámica es distinta. Estamos más o menos en el 68% de ocupación. No nos podemos comparar con otras regiones que sufren bloqueos y que perdieron toda la conectividad aérea”.

Control a la oferta

El apetito del público extranjero hacia la ciudad de la eterna primavera abrió una puerta adicional en el negocio inmobiliario, muchos propietarios actualmente optan por alquilar sus apartamentos por periodos cortos y a partir de ahí se han visto modificaciones en el precio del suelo y en las dinámicas sociales alrededor de barrios como El Poblado.

Sandra Restrepo también hizo un llamado a las autoridades para que haya vigilancia e inspección en todas las viviendas turísticas y apartahoteles, toda vez que los controles se concentran en los establecimientos que tienen los letreros visibles mientras que los espacios ofrecidos en plataformas no son objeto de seguimiento.

Argumentó que hay una propuesta del gremio para la próxima administración distrital, y consiste en habilitar una nueva autoridad que se encargue de la vigilancia, de manera que todo aquel que ofrezca hospedaje cumpla con las normas sanitarias, pague impuestos y aporte los parafiscales que van al Fondo Nacional de Turismo (Fontur).

La directora regional igualmente indicó que será necesario fortalecer las campañas contra la explotación sexual, dado que es innegable la llegada de visitantes que no vienen precisamente atraídos por la oferta cultural y gastronómica.

A juicio de Restrepo, la administración entrante deberá concentrarse en estas tareas o seguirán incrementando los casos de turistas que son víctimas de robos con escopolamina y, a su juicio, esa no debe ser la imagen que proyecte el turismo de Medellín hacia el resto del mundo.

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

PROCESANDO TU SOLICITUD