<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

El fútbol colombiano aún carga con el peso de no ser rentable

  • FOTO JAIME PÉREZ
    FOTO JAIME PÉREZ
Publicado el 08 de noviembre de 2019
Infografía
El fútbol colombiano aún carga con el peso de no ser rentable
en definitiva

La venta de jugadores fue una de las razones para que los ingresos operacionales de los 36 equipos del Fútbol Profesional Colombiano cayeran entre 2017 y 2018, según la Supersociedades.

El total de activos de los 36 equipos profesionales en Colombia tan solo alcanza para ser el 70 % del valor de mercado de 50 jugadores en Europa: 26 del Real Madrid y 24 del Barcelona. ¿Qué quiere decir esto? Más allá de que los clubes de ese continente están en niveles altos de competencia financiera, denota que el fútbol local urge de solidez comercial.

El cálculo da si se tiene en cuenta que los activos de los equipos cerraron 2018 en 619.000 millones de pesos (1.832 millones de dólares con 2.956 pesos como precio promedio de dólar durante el año pasado), y entendiendo que el valor de mercado de esos futbolistas es de 2.617 millones de dólares (1.314 millones los del Madrid y 1.303 los del Barcelona, según Transfermarkt).

El fútbol nacional no despega para ser considerado un negocio rentable. El más reciente informe del ejercicio de los clubes profesionales, que entrega la Superintendencia de Sociedades, encontró una caída de 12,6 % en los ingresos de los equipos entre 2017 y 2018: pasando de 649.000 millones a 567.400 millones de pesos .

“Lo paradójico es que el fútbol en el mundo atrae dinero, más patrocinadores, más publicidad, más actividades de mercadeo. Se la rebuscan, buscan mejores contratos de televisión, incluso le apuestan a tener acuerdos para vender la señal al exterior. En Colombia se hace, pero pareciera que hay muy poca capacidad administrativa”, afirmó Carlos González Puche, director de la Asociación Colombiana de Futbolistas Profesionales (ver Paréntesis).

Esa caída en los ingresos tiene su mayor explicación en un descenso de 123.500 millones de pesos en el segundo rubro más importante: ventas de jugadores, que pasó de 235.200 millones de pesos en 2017 a 111.700 millones durante el año pasado.

Números que preocupan

El efecto se sintió en instituciones como Atlético Nacional, que a pesar de ser la segunda más importante en ingresos (58.200 millones, sólo superada por Junior, que registró 62.8000 millones), cayó 57,07 % “porque hubo un descenso en las transferencias de futbolistas. Mientras en 2017 se vendieron 100.000 millones de pesos en jugadores, en 2018 no fueron más de 15.000 millones”, aseguró Juan David Pérez, presidente del equipo.

Sin embargo, vale recordar que Colombia fue, durante 2018, el noveno país (tercero de América Latina) que más “exportaciones de jugadores” reportó. Según datos del Cies Football Observatory, 337 jugadores salieron, 29 más que en 2017. “¿Entonces qué pasa? ¿Son los equipos los que se están quedando con ese dinero o los empresarios?”, cuestionó González.

Pero hay otros problemas. Al menos en el caso de Atlético Nacional, fuentes le dijeron a EL COLOMBIANO que tras ganar la Copa Libertadores de 2016, hubo aumentos salariales “muy altos”, que también pasaron factura al equipo.

Lo cierto es que las cuentas para la gran mayoría de las instituciones son desalentadoras. Las pérdidas de los equipos llegaron a 58.600 millones de pesos, es decir hubo una caída de 1.476,7 % si se tiene en cuenta que en 2017 hubo ganancias por 5.200 millones de pesos.

A pesar de los números, Juan Pablo Liévano, superintendente de Sociedades, dijo que se puede pensar en una solidez financiera. “Sí hay detrimento patrimonial y más uso del pasivo, pero se debe a una reducción de ingresos. Si solucionamos ese tema para el próximo año, vamos a tener clubes muy sanos”, aseguró.

La esperanza, dicen los equipos, está puesta en dos proyectos: el canal premium, que trasmitirá los partidos más importantes, y el dinero que llegue (en los próximos 10 años) de los 50 millones de dólares que recibirá la Dimayor por la venta internacional de los derechos de transmisión.

Contexto de la Noticia

Paréntesis ¿De dónde llegó el dinero?

Según la Superintendencia de Sociedades, los derechos de transmisión que paga la Dimayor representaron 115.600 millones de pesos en 2018, es decir, 20.000 millones de pesos más que el dato de 2017; este rubro, según el ente de control, se quedó con el 20,4 % del total de participación de los ingresos operacionales. El dinero que entró por boletería (101.300 millones) fue otro de los más significativos, aunque también cayó (16.700 millones) frente a 2017. Uno de los que creció fue el dinero proveniente de patrocinio y publicidad, que cerró en 94.500 millones, 2.900 millones más que 2017.

Sergio Rodríguez Sarmiento

Tengo más libros de fútbol que calzoncillos y medias.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección