<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Actualizaron el diccionario (II)
Crítico

Juan David Villa

Publicado el 13 de enero de 2022

Actualizaron el diccionario (II)

Feliz año, queridos lectores. Espero que hayan empezado el 2022 aliviados, que ya es mucho cuento en estos días pandémicos. En la última del año pasado, les conté que las academias habían actualizado el Diccionario de la lengua española. Sigamos:

ADN. Le agregaron una acepción muy usada y ya vieja: “Esencia, naturaleza de alguien o de algo”. Como cuando uno dice la corrupción forma parte del ADN del politiquero nacional.

Amigo. Esta es hasta chistosa. Le agregaron amigo secreto, tanto para el juego septembrino como para quien sacamos en suerte o desgracia en los papelitos del mismo juego.

Anticaída. Esta la agregaron. Y no quiere decir que apenas sea correcta. No, siempre lo ha sido, pero no estaba en el diccionario porque es una construcción: anti + caída. Estas construcciones suelen entrar muy tarde al diccionario.

Biopic. Un préstamo reciente que tomamos del inglés. Las películas biográficas son hoy llamadas biopic (biographical y picture). Podemos escribirla sin cursiva, tranquilamente, porque está adaptada al español.

La otra semana les cuento de otras.

Lo pillé en Facebook

“Salima Mukansanga, árbitro nacida en Rwanda, se convirtió en la primera mujer en pitar...”.

El lenguaje incluyente tiene sus excesos, sí. Pero también hay claros excesos del otro lado o, más bien, escaseces. Aquí, por sensatez, estamos hablando de una árbitra. No voy a decir que la opción la árbitro sea un error. No se trata de eso. Desde 1985, el hoy Diccionario de la lengua española, que en esa época se llamaba DRAE (Diccionario de la Real Academia Española), incluye la forma árbitra y, lo más importante, su uso ya es suficientemente viejo. Así que lo lógico y sensato es decir la árbitra.

Yo entiendo casos como la juez o la concejal porque, al fin de cuentas y a diferencia de árbitro/árbitra, la terminación no nos indica género. Aunque en este caso, les sugiero yo, asimismo usen mejor jueza y concejala.

Otro detalle es la escritura Rwanda, que en español escribimos Ruanda, por cuanto esa secuencia rw no es nada propia de nuestro idioma, así pronunciemos el mismo sonido.

Lo pillé en Instagram

“Solo una mujer que haya dado a luz sin anestesia, podrá comprender el dolor de un hombre con gripe”.

Hay una norma básica en la sintaxis ortográfica del español, y recordarán que la sintaxis es el orden lógico de las palabras. Reza: “No ponemos coma entre sujeto y predicado”. Entre sujeto y su verbo, para no enredar la cuestión. El sujeto aquí es quien ejecuta la acción (una mujer que haya dado a luz sin anestesia) y su verbo es podrá comprender (su perífrasis verbal, para ser más preciso). Así que esa coma es incorrecta, a pesar de que el sujeto sea muy largo: una mujer que haya dado a luz sin anestesia. Recuerden que la puntuación no sirve para marcar pausas.

Podemos, sí, poner una coma para meter una aclaración: “Solo una mujer que haya dado a luz sin anestesia, creo yo, podrá comprender el dolor de un hombre con gripe”. La aclaración es creo yo y, por esa condición, debe quedar entre comas, dos, no me pongan solo una: necesitamos las dos para aislar.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Críticos
José Rafael Arango