x
language COL arrow_drop_down

Austria: el imperio de las uvas

Burgenland

Austria

Enólogo: Gernot Henrich

Tiempo de Guarda entre 15 meses barriles de 500 l

Temperatura de Servicio 18ºC

Importa: Vinicultura

Alcohol 12 % AbV

Tenía que ser el emperador romano Marco Aurelio Probo, nacido en Panonia (actual Austria), quien levantara la prohibición de Diocleciano de plantar vides en el imperio y dedicarse en cuerpo y alma en su tierra natal (Burgenland), en erigirse como benefactor y protector del vino en Austria. Tienen los austriacos una larguísima trayectoria en el cultivo de la vid y producción de excelentes vinos, ya desde el año 700 a.C. los pueblos celtas asentados a las orillas del majestuoso Danubio practicaban una alegre y sana viticultura que ha soportado el paso inescrutable del tiempo.

Fueron las órdenes monásticas las encargadas de preservar la herencia romana en el ahora llamado Sacro Imperio Romano Germánico (así denominado desde la coronación de Carlomagno en el año 800 y hasta la Muerte de Francisco José I de Austria acaecida en 1.916). Abadías como la de Melk (976) o Göttweig (1.072) preservaron el cultivo de la vid, no en vano la viña mas antigua de Austria, aún vigente, con sus 70 ha, fue plantada por monjes cistercienses en el año 1.141.

Austria ostenta 43.540 ha de vides y ocupa el puesto 17 en la producción mundial de vinos. Posee cuatro regiones de vinos a saber: Viena, Baja Austria, Burgenland y Estiria. Sus viñedos están entre los 200 y los 560 msnm, enmarcados en un clima claramente continental con inviernos muy fríos y veranos templados y secos que permiten un largo y eficaz periodo de madurez en la uva. La influencia benéfica del Danubio y los lagos permiten moderar el clima y hacerlo perfecto para el cultivo de la vid.

Estiria: región montañosa con suelos rocosos con depósitos de basalto y carbonato de calcio, entrega grandes blancos de variedades como sauvignon blanc, welchriesling, gelber muskateller y chardonnay (donde se le llama con el medieval nombre de morillón)

Burgenland: protegida climáticamente por el lago Neusiedl, presenta suelos arenosos, limos y piedra caliza, sus principales variedades blancas son riesling, grüner veltliner, welchriesling y müller thurgau y en tintas zweigelt, portugieser y la increíble blaufränkisch.

Baja Austria: con los encopetados valles de Kamptal y Wachau, produce míticos blancos de riesling y grüner veltliner todos a orillas del imponente rio Danubio con sus suelos de loess (limos) conocidos como löss en alemán.

Viena: son 700 ha, en su mayoría de variedades blancas como weisser burgunder (pinot blanc), riesling o grüner veltliner, que rodean la capital austriaca con suelos calcáreos y que en su mayoría se consumen en las tabernas típicas (Heurigen) de la capital imperial.

Finalmente, en el año 2001 desarrollaron su sistema legal de Denominación de Origen conocido con la sigla D.A.C (Districtus Austriae Controlatus) que controlan la calidad del vino austriaco.

Sigue leyendo

Te puede Interesar

Regístrate al newsletter