<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

¿Compra más de lo que debería? Descubra las señales de ser un comprador compulsivo

¿Alguna vez se ha preguntado si sus hábitos de compra están fuera de control? Si se encuentra experimentando una urgente necesidad de comprar, es posible que esté lidiando con el comportamiento de compra compulsiva.

  • El comportamiento compulsivo a las compras puede afectar tanto hombres como mujeres. Foto: Freepik
    El comportamiento compulsivo a las compras puede afectar tanto hombres como mujeres. Foto: Freepik
30 de agosto de 2023
bookmark

El comportamiento de compra compulsiva es un fenómeno psicológico que, aquellos que lo padecen, experimentan una urgente necesidad de comprar, a menudo impulsados por factores emocionales y psicológicos en lugar de necesidades reales.

“En forma característica, estas son conductas que la persona no pueden controlar”, explica el psiquiatra de Clínica INDISA de Chile, Rafael Sepúlveda. “En el fondo, no es el objeto en sí lo que les importa, sino que ven en la compra la posibilidad de satisfacer otros temas. Si bien logran de manera breve la satisfacción, la sensación desaparece rápidamente”, señala Sepúlveda.

El comportamiento compulsivo de compra es una realidad que no distingue género. Según la Dra. Gabriela Orozco Calderón, quien lidera el laboratorio de la Facultad de Psicología de la UNAM, tanto hombres como mujeres son propensos a manifestar esta conducta compulsiva hacia las compras.

Cuando hablamos de lo compulsivo e impulsivo como patología, podemos decir que se presenta igual tanto en varones, como en mujeres. Ellas tienden a comprar más objetos que tienen que ver con la belleza (cosméticos, ropa, zapatos, artículos para el hogar) y ellos adquieren más aparatos eléctricos, consolas, juegos de video, accesorios para el coche, aunque también ropa, zapatos y música. Eso va a depender mucho de la edad, los estereotipos sociales y las enseñanzas que haya recibido la persona a lo largo de su vida”, dijo Orozco a la revista Forbes.

Lea también: Estrés financiero: cómo impacta en su salud y cómo afrontarlo

Señales de un comprador compulsivo

No planear: los compradores compulsivos tienden a comprar sin una planificación adecuada ni consideración de su presupuesto. Sienten una urgencia repentina de adquirir un artículo y actúan sobre ese impulso sin reflexionar sobre las consecuencias financieras.

Compras como respuesta emocional: las compras compulsivas a menudo son una respuesta a emociones negativas como el estrés, la ansiedad, la tristeza o el aburrimiento. El acto de comprar proporciona temporalmente una sensación de alivio o gratificación emocional.

Dificultad para resistirse: los compradores compulsivos luchan por resistirse a la tentación de comprar, incluso cuando saben que no pueden permitírselo. Ignoran las consecuencias financieras a largo plazo en favor de la satisfacción momentánea.

Lea también: ¿Es malo para la salud picar snacks entre las comidas principales? Conozca sobre el “psicolabis”

Acumulación de artículos no deseados: las personas con tendencias compulsivas a menudo acumulan artículos que nunca usan. Esto puede llevar a un desorden significativo en el hogar y a un sentimiento de culpa después de la compra.

Compras secretas: los compradores compulsivos a veces ocultan sus compras a amigos y familiares debido a la vergüenza o la culpabilidad que sienten. Pueden sentir la necesidad de justificar sus compras ocultas.

Endorfinas y compras: el acto de comprar puede liberar endorfinas en el cerebro, lo que refuerza el comportamiento compulsivo. Esto crea un ciclo de búsqueda constante de esa sensación placentera.

Podría interesarle: Síndrome de Stendhal: cuando el arte conmueve hasta lo más profundo

Cómo abordar el comportamiento compulsivo

Reconocer y aceptar que uno tiene un problema de compra compulsiva es el primer paso. La autoconciencia permite tomar medidas para cambiar este comportamiento. Crear y adherirse a un presupuesto es fundamental. Antes de realizar una compra, es importante preguntarse si el artículo es necesario y si se ajusta al presupuesto.

También, hacer una lista de compras antes de ir de compras puede ayudar a mantener el enfoque en lo que realmente se necesita, en lugar de ceder a impulsos. En lugar de recurrir a las compras como una forma de lidiar con las emociones, buscar alternativas saludables como el ejercicio, la meditación o hablar con un amigo.

Otro método que puede resultar efectivo es practicar la “regla del enfriamiento” puede ser útil. Si siente el impulso de comprar algo, espere 24 horas. Esto puede reducir la urgencia emocional y proporcionar tiempo para una reflexión racional.

Ser un comprador compulsivo puede tener efectos negativos en las finanzas, las relaciones y el bienestar emocional. Reconocer las señales de compra compulsiva y tomar medidas para abordar este comportamiento es esencial para recuperar el control sobre la vida y las finanzas. A través de la autoconciencia, la planificación y el apoyo adecuado, es posible superar este patrón de comportamiento y lograr un equilibrio saludable en la relación con las compras.

Este artículo fue realizado con apoyo de Inteligencia Artificial*

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*