<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Los elefantes blancos más grandes de Medellín

Contraloría General alertó por dos obras fallidas y otra que nunca se construyó. Hay posibles detrimentos.

  • La biblioteca España, por la multimillonaria inversión, es el más grave de los casos, un verdadero mamut. FOTO manuel saldarriaga
    La biblioteca España, por la multimillonaria inversión, es el más grave de los casos, un verdadero mamut. FOTO manuel saldarriaga
Por vanesa restrepo | Publicado el 03 de agosto de 2020

Como dos elefantes blancos y un mamut, todos en estado crítico, calificó la Contraloría General de la República tres proyectos de infraestructura frustrados y que hoy llenan de indignación a la comunidad de la zona nororiental de Medellín.

Se trata del Hospital General del Norte, que no se ha construido; el Parque Biblioteca España, que hoy está en medio de pleitos jurídicos y que esta alcaldía pretende reparar y repotenciar; y el puente de Guaduas, una estructura construida por la Alcaldía y el Sena, que tuvo que ser desmontada por un colapso estructural (ver informe).

El ente de control advirtió que en esas obras se configurarían presuntos detrimentos patrimoniales y advirtió que se iniciarán los procesos de responsabilidad fiscal a que haya lugar.

Uno a uno

El primer proyecto al que la Contraloría le puso la lupa es la sede norte del Hospital General de Medellín, un centro médico de tercer nivel que pretendía atender a por lo menos 650.000 usuarios de las comunas 2, 3 y 4.

La Contraloría visitó el sitio y se encontró con un predio abandonado, por el que se pagaron $650 millones. “Se trata entonces de un proyecto que es reflejo de un presunto detrimento patrimonial por un lote que actualmente se encuentra en situación de invasión por habitantes de calle”, dijo el ente de control en un comunicado.

Lo curioso es que en los registros oficiales del Secop y la información confirmada por la Alcaldía de Medellín, el proyecto ya tiene estudios y diseños técnicos, por los que se pagaron $1.988 millones aportados por el Hospital.

Óscar Echavarría, integrante de la JAL de Manrique, explicó que el proyecto se los presentaron hace más de cinco años y la comunidad lo celebró porque resolvía uno de sus problemas más críticos: la necesidad de desplazamiento para acceder a servicios de salud de mayor complejidad.

“En Manrique, Aranjuez o Santa Cruz, cuando alguien se enferma, tiene que ir a las unidades de Metrosalud. Pero si la cosa es grave o lo remiten a un especialista, sí o sí las personas tienen que atravesar la ciudad para llegar hasta los hospitales”, dijo.

En 2019, la Junta recibió un reporte en el que les informaban que el proyecto no se iba a poder construir. Ellos radicaron un derecho de petición para que les explicaran las razones del revés, pero no obtuvieron respuesta.

El tema está tan enredado que ni siquiera fue incluido en el empalme de gerencia, que tuvo lugar en mayo. Así lo confirmó la oficina de prensa del centro médico a EL COLOMBIANO cuando se consultó por el tema: “El proyecto está siendo analizado”.

Dos elefantes en un barrio

Sobre el parque biblioteca España, que costó $15.000 millones, la Contraloría señaló que “se encuentra en estado crítico, ya que, por supuestas dificultades, debe ser repotencializado con un costo adicional de $10.000 millones, de los cuales se han pagado $1.300 millones, que lo podría convertir en un “verdadero mamut” de la infraestructura.

Lucero Gómez, vecina de la zona, dijo que la biblioteca que los convirtió en símbolo de la ciudad hoy es “un monumento a la corrupción que da pena ajena. Uno ya ni sabe qué decirles a los niños que preguntan por qué si hay una biblioteca no funciona”.

El edificio lleva siete años cerrado por el desprendimiento de su fachada. La actual secretaria de Infraestructura de Medellín, Natalia Urrego, confirmó que ya se avanza en los diseños de las reparaciones y se espera que la obra salga a licitación en 2021 y esté lista en el segundo semestre de 2022.

Muy cerca del parque estaba, hasta 2016, un puente construido en guadua que permitía que los habitantes del barrio Granizal pudieran cruzar seguros hasta Santo Domingo Savio. La estructura colapsó y fue desmontada, y hasta ahora no se ha construido ningún puente que la reemplace.

“Hoy solo se advierte deterioro en sus bases, maleza y abandono, evidenciando ineficiencia e inoperancia que pone en riesgo a la comunidad (...) que sigue transitando por trochas para poder desplazarse de un barrio a otro”, reportó la Contraloría.

El ente además anunció que seguirá con la revisión de otras 90 obras que presentan problemas y retrasos en todo el departamento .

Contexto de la Noticia

cronología del hospital que nunca fue

El Hospital General del Norte se anunció en la alcaldía del hoy gobernador suspendido Aníbal Gaviria (2012-2015) y se iba a financiar con recursos del Fondo Medellín Ciudad Para la Vida. Con ese dinero se compró el lote inicial (foto). La Alcaldía le entregó el lote al Hospital el 25 de julio de 2014, con la firma del convenio interadministrativo de cooperación No. 4600066992. En noviembre de 2015 el entonces gerente del Hospital, Leopoldo Giraldo (hoy gerente para la atención del coronavirus), reportó que para que las obras empezaran era necesario que se compraran unos predios. Ese proceso, según sus cálculos, tomaría tres meses más. Esa etapa de gestión predial (47 inmuebles) aún no ha concluido. Lo que sí se hicieron fueron los estudios y diseños por casi $2.000 millones, que quedaron listos en 2016. La Alcaldía de Medellín reportó, luego de verificar actas en el Concejo, que en el presupuesto de 2017 no se priorizó esa obra que desde entonces está parada. El convenio interadministrativo está suspendido desde hace tres años, y apenas logró una ejecución presupuestal del 5,76 %. Hoy nadie tiene respuesta sobre lo que pasará con la obra.

La Alcaldía anunció que se asesorará con expertos en salud y cobertura, para definir si el proyecto debe o no seguir.

la costosa reconstrucción del mamut

La Secretaría General de Medellín confirmó que en la actualidad el municipio está implicado en tres demandas que tienen que ver con el parque biblioteca España, cerrado desde 2013 por fallas en su fachada y estructura. En la primera, el Municipio fue demandado por la Mundial de Seguros S.A., que alega una falta al debido proceso frente a una multa que se le impuso al contratista Arquitectura y Concreto. Esa multa surgió “como afectación a la póliza del contratista derivado del incumplimiento de las obligaciones contractuales frente al estudio y repotenciación”, de la estructura.

El proceso está en primera instancia y las pretensiones superan los $2.734 millones. Los otros dos procesos judiciales, por $3.700 millones y $27.132 millones, involucran a la EDU, las aseguradoras y al arquitecto de la obra. A la fecha la Secretaría de Infraestructura de Medellín está trabajando en el diseño de detalle de la biblioteca que deberá ser sometida a un reforzamiento estructural, con elementos de bioclimática que favorezcan la iluminación, ventilación y seguridad. Todavía no hay una cifra exacta del costo de la obra, aunque la anterior secretaria de infraestructura, Paula Palacios, había estimado que podrían ser $20.000 millones, unos $5.000 millones más de lo que costó construirla.

el puente está quebrado

El Sena, con la Alcaldía de Medellín, presentaron en 2005 un proyecto “revolucionario”: la construcción de un puente usando guadua, para comunicar a los barrios Granizal y Santo Domingo Savio. La obra empezó a construirse en 2008 en dos frentes: en el primero, la Empresa de Desarrollo Urbano de Medellín, EDU, construyó los dos estribos de concreto que soportarían la estructura y que costaron $434 millones. El puente peatonal en guadua, de 46 metros de longitud y 7 de altura fue levantado por el Sena Regional Quindío. Tres años después la obra no estaba en funcionamiento, y ante los reclamos de la comunidad, las autoridades explicaron que hacían falta pruebas de carga vital para autorizar el paso de personas. Esa prueba nunca se hizo y por eso la EDU no recibió la obra y la comunidad no la pudo usar. Dos años después y luego de un vendaval, el techo del puente colapsó y el Dagrd ordenó su desmonte. A la fecha en la Contraloría General de Medellín avanza un proceso de responsabilidad fiscal por la fallida obra, pero no se conocen demandas judiciales ni proyectos para construir otro puente.

Vanesa Restrepo

Periodista. Amo viajar, leer y hacer preguntas. Me dejo envolver por las historias.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección