<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x

una de las primeras instituciones que adoptó el bilingüismo en la ciudad cumplió siete décadas de enseñanza, graduando más de 2.800 mujeres en el mismo lapso. el aniversario será celebrado en una serie de eventos, entre ellos un foro educativo.

con una eucaristía en la catedral metropolitana de la ciudad, comenzó la celebración de los 70 años de historia del colegio marymount, ubicado en la comuna de el poblado, en medellín.

el centro educativo fue fundado en 1954, cuando las religiosas del sagrado corazón de maría trajeron por primera vez una oferta educativa bilingüe femenina a la ciudad de medellín.

su historia como uno de los primeros colegios privados de la ciudad, relata también la transformación colombiana. “cuando comienza el colegio en los años 50, se buscaba educar a las mujeres con herramientas que les permitiera ser líderes en la sociedad y contar con el manejo de una segunda lengua que era el inglés. se funda el colegio, y a finales de los años 50 y 60 viene todo este auge de las mujeres, de la libertad, del liderazgo, del empoderamiento, es por esto que creemos que nuestras religiosas fueron muy vanguardistas”, comentó catalina guzmán urrea, rectora del marymount.

por sus aulas han pasado medallistas olímpicas, campeonas mundiales deportivas, importantes investigadoras científicas internacionales, médicas reconocidas a nivel mundial, directoras de fundaciones y ong, empresarias, directoras de teatro y líderes culturales, actrices, gerentes de empresas, periodistas destacadas y un incontable número de mujeres que se han dedicado a dejar huella, un legado en la sociedad.

“tenemos claro el contexto de estas estudiantes, que vienen de unas familias donde sus papás son líderes empresariales, en salud, financieros, en fin, dentro del sector productivo tienen un liderazgo, vienen con ese adn. entonces, como las estudiantes traen desde casa esas herramientas, buscamos formar buenos seres humanos que, con todo lo que tienen, puedan realmente impactar la sociedad; es esa ética de cómo me relaciono con el otro, qué hago por el otro, es mi bienestar, pero también es el bienestar del otro”, comentó guzmán.

según las directivas de la institución, esta fue pionera en adaptar los cambios tecnológicos que experimentaba el mundo perder su filosofía. de las máquinas de escribir pasaron rápidamente a los computadores y al uso de internet y la adopción de nuevas metodologías. en pandemia tuvieron un modelo exitoso de educación virtual y luego fue uno de los primeros colegios privados en abrir sus puertas tras la cuarentena.

“siempre ha dado respuesta a lo que ha pasado en lo social en ese momento, entonces ahora la pregunta es ¿qué vamos a hacer con todo este tema de inteligencia artificial, con la tecnología, las redes sociales? ¿cómo formamos estudiantes para que tengan esas herramientas, pero también pensando en cómo van a impactar en lo social? esto nos hace unos abanderados en esa educación pertinente, pero que también es de vanguardia”, explicó la directiva.

uno de los giros trascendentales que ha tomado la institución recientemente es la inclusión en sus aulas de niños, convirtiendo al marymount en una institución de educación de calidad ahora mixta. hasta la fecha se han matriculado 21 niños para la vigencia 2024.

además, su énfasis actual es la inteligencia emocional. “a la par del currículo académico tenemos el currículo socio emocional, es la posibilidad de que los niños y los padres de familia vean ese seguimiento de ese ser humano, que no solamente da cuenta del rendimiento académico, sino de cómo vas como persona, qué hábitos has desarrollado, desde tu proceso evolutivo, cómo va esa relación con el otro y contigo mismo”, relató la rectora.

el marymount medellín tiene doble acreditación internacional proporcionada por las agencias cis y neasc, proceso que se realiza cada cinco años. este año se acreditará bajo una nueva ruta que les permitirá documentar sus cuatro nuevos proyectos: espacios de aprendizaje siglo xxi, educación mixta

un cambio de mentalidad, sistema institucional de evaluación y el currículo internacional en preescolar, basado en el juego.

según indicaron desde el marymount, este es el segundo mejor colegio de la ciudad y ocupa el lugar 15 en el país, según el ranking col sapiens 2023

2024.

la celebración por los 70 años también acogerá el foro “educación pertinente para un mundo cambiante” que se llevará a cabo en el auditorio del colegio el próximo 6 de marzo, desde las 8:00 a.m. y contará con 300 invitados presenciales en el auditorio y transmisión en streaming por el canal de youtube del colegio para toda la comunidad que quiera conectarse.

language COL arrow_drop_down

En Envigado se venden memorias

Estas tiendas de antigüedades ofrecen cachivaches y artículos de otras épocas. Recórralas con nosotros.

  • En Envigado se venden memorias
  • Arriba La Telaraña, con su propietario Norberto Calle, pionero en este tipo de negocios en Envigado. Abajo El Tigre, que también vende piezas de arte y que abre todos los días. FOTOS MARGGIE RIAZA
    Arriba La Telaraña, con su propietario Norberto Calle, pionero en este tipo de negocios en Envigado. Abajo El Tigre, que también vende piezas de arte y que abre todos los días. FOTOS MARGGIE RIAZA
12 de febrero de 2016
bookmark

Al parecer, las bacinillas de peltre, esas que las abuelas o bisabuelas solían tener debajo de la cama, están de moda como materos. Los moldes de madera para hacer zapatos también son ideales para poner como decoración sobre las mesas, y las chocolateras de bronce, aunque tengan huequitos o estén un poco ahumadas, son los floreros más buscados en los últimos años.

Así lo explican los dueños de las tiendas de antigüedades del barrio Mesa, en Envigado, sector que está a dos cuadras del parque principal del municipio. En estos pequeños locales, que se ven más diminutos aún por la cantidad de mercancía que guardan, empieza la nueva vida de muchos objetos que han caído en desuso. Aquí, esas cosas que muchas veces se consideran como basura terminan convirtiéndose en tesoros.

La Twittercrónica visitó dos de los locales de la zona para conocer más sobre este nostálgico “comercio de lo obsoleto”.

La Telaraña

Calle 38 Sur # 37-36

Son las nueve de la mañana y Norberto Calle Restrepo, un exfarmaceuta que hace casi 20 años fundó La Telaraña, la primera tienda de antigüedades del barrio Mesa, está listo para iniciar sus labores y atender a los clientes. Lo acompañan sus dos colaboradores, Hildebrando Cano y Carlos Benjumea.

Mientras unos barren y limpian la exhibición, otros contestan el teléfono y van mirando qué muebles van a reparar durante el día. Este pequeño equipo de trabajo hace que La Telaraña sea una de las tiendas más reconocidas de Envigado, incluso de Medellín.

“¡No digás la palabra ‘inventario’ que yo no sé qué es eso!” vocifera Norberto al escuchar la pregunta de cuántos objetos tiene ese día en el local. Y es que al entrar se ven tantas cosas colgadas y apiladas, que dan la sensación de que no hay un solo rincón vacío. Las paredes y el techo parecen hechas de cientos de objetos, en lugar de cemento y de tejas.

La llegada de Norberto al mundo del coleccionismo fue casi una casualidad. Durante 32 años fue dueño de una droguería en Donmatías, en el Norte antioqueño. Allí, de a poco, fue comprando ollas antiguas y otros cacharros para decorar su local, que se fue convirtiendo en ‘farmacia-anticuario’ y que, finalmente, decidió vender para regresar a su casa en Envigado.

“Quise cambiar de vida y como era bueno negociando estos artículos me aventuré a abrir La Telaraña, bautizado así por mi hijo Hamilton”, recuerda este hombre de 68 años.

Entre los objetos más vendidos de La Telaraña están unas mesas que se conocen como “tocineras o cocineras”, de madera, que eran típicas en las cocinas de las abuelas paisas. Son un poco más grandes que un escritorio pero también tienen uno o varios cajones. Los productos de Coca Cola, el arte religioso y en general los muebles antiguos son la sensación.

Entre sus tesoros de la semana, porque su mercancía siempre rota, está un escaparate enorme de más de 100 años y una registradora con decenas de botones de colores, que podría tener unos 80. En La Telaraña usted puede encontrar de todo, hasta objetos que no se sabe para qué se usaban pero que son bonitos y una bañera rosada que lleva buscando hogar por casi dos décadas.

El Tigre

Calle 38 sur # 37-51

A la vuelta de la esquina de La Telaraña está este pequeño local, nombrado así en honor al apodo de su dueño Omar Villalba Zuluaga. Aquí en lugar de tener un letrero con las palabras “el” y “tigre” hay uno de esos felinos pintados en la parte superior de la puerta. Toda la fachada tiene un colorido paisaje dibujado, en la ventana hay una enorme pintura colgada y en el andén hay otro cuadro más pequeño, de arte japonés.

Desde hace cuatro años El Tigre abrió sus puertas a los envigadeños. Aquí trabajan de domingo a domingo todos los días del año, excepto uno: “yo no abro el primero de enero porque me da pena”, dice entre risas Omar. En esta tienda puede comprar un acetato o un cassette por mil pesos, encuentra cámaras fotográficas análogas, radios, despertadores, juguetes, máquinas de escribir, muebles y objetos curiosos.

Cuenta Omar “El Tigre”, que toda su vida fue comerciante, que durante 30 años trabajó en prenderías y que de ahí salió su talento para reconocer cuáles objetos tienen valor y cuáles no. También explica que el negocio lo montó con solo 200 mil pesos y que está convencido de que “en la basura está la plata”.

Entre sus anécdotas más curiosas, Omar recuerda que en diciembre pasado compró un cuadro por 20 mil pesos y lo vendió por 120 mil. Cuando creyó que había hecho el negocio de su vida, el comprador le explicó que se trataba de una obra de Enrique Grau que podría costar unos seis mil dólares. “Escriba en el artículo que todavía estoy llorando por eso”, dice insistente.

Al acercarse el mediodía, las tiendas de antigüedades del sector siguen atendiendo a los curiosos que pasan y ven algo que les llama la atención, un objeto que probablemente les recuerde su infancia o a algún ser querido. Aquí no solo se venden cosas sino también memorias.

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*