<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

“Esto está lleno de ratas por toda parte”: así torea Barbosa la plaga de roedores que obligó a cerrar su parque

Medida preventiva se decidió en conjunto con la comunidad y los comerciantes para evitar proliferación de los dañinos roedores. El cierre se extenderá hasta el 5 de marzo cuando terminen las tareas de control a la plaga.

  • Arriba, una de los roedores que se ven en Barbosa, abajo el parque principal del municipio. FOTOS: Jaime Pérez
    Arriba, una de los roedores que se ven en Barbosa, abajo el parque principal del municipio. FOTOS: Jaime Pérez
  • Uno de los roedores que se ve por el parque de Barbosa. FOTO: Jaime Pérez
    Uno de los roedores que se ve por el parque de Barbosa. FOTO: Jaime Pérez
  • Con avisos sobre las lonas, la Alcaldía informa sobre el cierre. FOTO: Jaime Pérez
    Con avisos sobre las lonas, la Alcaldía informa sobre el cierre. FOTO: Jaime Pérez
  • Los barboseños aprovechan cualquier resquicio que haya quedado sin cubrir para poderse sentar en el Parque. FOTO: Jaime Pérez.
    Los barboseños aprovechan cualquier resquicio que haya quedado sin cubrir para poderse sentar en el Parque. FOTO: Jaime Pérez.
20 de febrero de 2024
bookmark

Pese a estar en la subregión más urbanizada y dinámica de Antioquia, el Valle de Aburrá, Barbosa evoca ese aire de pueblito de tierra caliente en el que la vida gira en torno a su parque principal, pues en ese punto central convergen sus habitantes no solo para realizar diligencias, sino para hablar de lo divino y lo humano en sus bancas.

Por eso, para algunos causó extrañeza que desde el pasado lunes la administración local decidiera ponerle un cerramiento al parque principal Simón Bolívar con una lona para evitar la proliferación de ratas.

Sin embargo los barboseños –que infortunadamente han tenido que sufrir los embates de la corrupción en su municipio– aclaran jocosamente que la medida no se toma en contra de las ratas “de dos patas”, sino para combatir los dañinos roedores de cuatro patas que “toda la vida” han estado a sus anchas entre los árboles y las zonas verdes del parque principal.

Al igual que sus parientes a las que les gusta “roerse” el erario público, estos animales son tremendamente dañinos y peligrosos pues son capaces de transmitir las mortales leptospirosis y rabia, así como enfermedades cutáneas y respiratorias.

“Todo esto por acá está lleno de ratas por toda parte. En la madrugada cuando uno sale a coger el alimentador pa’l Metro usted ve ese animalerío de todos los tamaños saliendo del Parque, porque ellas de día no se asoman”, explicó un vecino a la vez que bajaba un poco la lona para poder ver como justo en ese momento una rata de color cenizo y larga cola salía con tranquilidad de su madriguera en una ceiba.

Uno de los roedores que se ve por el parque de Barbosa. FOTO: Jaime Pérez
Uno de los roedores que se ve por el parque de Barbosa. FOTO: Jaime Pérez

“Como en todo ese bordo del Parque lo usan para vender comidas rápidas, ellas se alimentan de los sobrados. Por eso es que hubo que cerrar el parque para que ellas no se salgan. Pero si no le ponen ojo a esa situación eso se va a volver una cosa antihigiénica”, añadió otra señora que entre risas nerviosas recordó la rata “¡así de grande!” que una vez le tocó ver pasar.

EL COLOMBIANO buscó a la Alcaldía de Barbosa para que diera más información sobre el cierre del parque y de la magnitud del asunto de las ratas allí.

La subsecretaria de Salud Pública local Luz Day David Rojas inicialmente explicó que en el parque principal sí hay una población de ratas importantes, pero no número crítico que cause un riesgo extremo a la población, como se ha especulado. Por ello calificó el control de estas plagas como un tema preventivo.

La funcionaria indicó que el control a los roedores surgió como propuesta luego de las jornadas de ornato y limpieza que se están dando por todo Barbosa en una estrategia de recuperación del espacio público.

“En el parque evidenciamos un problema histórico de roedores que sino se atiende derivará en el aumento de estos animales, con lo que eso conlleva en términos de riesgos para la salud. Por eso hay que hacer un control y más teniendo en cuenta que la idea nuestra es que estos lugares sean seguros y agradables para propios y visitantes, y más teniendo en cuenta que ya viene la Semana Santa que es nuestra temporada turística alta”, añadió.

De acuerdo con la subsecretaria, el control inició con una sensibilización a vendedores ambulantes, comerciantes y residentes de la zona del parque en la que se les explicó que a raíz de los desechos de las ventas de comidas callejeras –que muchas veces terminaban en la calle por un desconocimiento en la disposición de los residuos sólidos– las ratas se estaban alimentando de ellos y engrosando su número.

Con avisos sobre las lonas, la Alcaldía informa sobre el cierre. FOTO: Jaime Pérez
Con avisos sobre las lonas, la Alcaldía informa sobre el cierre. FOTO: Jaime Pérez

Por ello se decidió eliminar a las ratas a través de raticidas dispuestos en las noches entre el 19 de febrero y el 5 de marzo de este año. Además en la zona del parque se instalarán madrigueras artificiales a las que llegarán las ratas envenenadas para que así la empresa de aseo encargada pueda disponer de los restos de estos animales una vez fallezcan.

“Con esto en mente, se decidió cerrar el parque para evitar el ingreso de personas, mascotas o incluso animales callejeros que puedan verse afectados por el efecto de los raticidas. Aunque si esto llegase a pasar, tenemos listos antídotos par darle manejo a quien lo necesite. Entre todos se llegó a la conclusión de que la mejor forma de atajar el problema era así porque sí es muy maluco que uno esté comiendo y un animal de esos pasando cerca”, dijo la subsecretaria.

Aparte del control de los dañinos animales, la Alcaldía de Barbosa explicó que también se reubicarán los venteros ambulantes de comidas rápidas al costado occidental del parque y se les brindarán directrices para las buenas prácticas sanitarias y la óptima disposición de residuos sólidos como sobras de comidas. La idea de la administración local no es desincentivar la presencia de los vendedores en la zona –que en muchos casos es de décadas– sino impulsar el comercio del municipio pero bajo unas condiciones que eviten los problemas que hoy se viven.

Los barboseños aprovechan cualquier resquicio que haya quedado sin cubrir para poderse sentar en el Parque. FOTO: Jaime Pérez.
Los barboseños aprovechan cualquier resquicio que haya quedado sin cubrir para poderse sentar en el Parque. FOTO: Jaime Pérez.

Esta medida en el parque principal se replicará en otras zonas del municipio como el Hospital, el Hatillo, y el Segundo Parque. Incluso el control abarcaría las zonas rurales.

Mientras llega el 5 de marzo, los habitantes de Barbosa buscan cualquier espacio cerca del parque para continuar con sus tertulias bajo algún árbol que los cobije de estos calores infernales. Y aunque muchos están de acuerdo con la medida también coinciden en que los más perjudicados con el cierre son los “piperos” o borrachines que ahora tendrán que hacer sus reuniones en otra parte.

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

PROCESANDO TU SOLICITUD