<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Bajar la tasa de deserción, la clave para que en Medellín mermen los homicidios

  • El secretario de Educación, Luis Guillermo Patiño, está desde el inicio de la gestión del alcalde Federico Gutiérrez. FOTO jaime pérez
    El secretario de Educación, Luis Guillermo Patiño, está desde el inicio de la gestión del alcalde Federico Gutiérrez. FOTO jaime pérez
Por gustavo ospina zapata | Publicado el 10 de enero de 2019
Infografía
Menos deserción debería aportar a reducir homicidios
$1,2

billones invierte anualmente la Alcaldía en sus distintos programas educativos.

34.259

estudiantes participan hoy en la jornada única. En 2015 eran 2.890.

19.091

estudiantes están en la media técnica, contra 14.606 que había en 2015.

Con la tasa de deserción escolar más baja de la historia (2,9), el rescate para las aulas de más de 5.000 niños que estaban en las calles, desescolarizados por diversos motivos, y un reconocimiento nacional con el máximo puntaje al Programa de Alimentación Escolar PAE, terminó 2018 para la Secretaría de Educación de Medellín.

Aún así el titular de esa dependencia, Luis Guillermo Patiño, siente que sus retos no acaban ahí, que en 2019 deberá ponerle broche a una gestión que hace parte de los objetivos estratégicos de este gobierno que ha visto en la educación la mejor manera de arrebatarle los niños y jóvenes a la delincuencia, tal como lo ha sostenido el alcalde Federico Gutiérrez desde el inicio de su mandato.

La juventud, liderazgo y cercanía con la comunidad educativa -maestros, estudiantes y padres de familia- son las claves para que Patiño permanezca en el cargo desde el primero de enero de 2016 y hoy presente los resultados de una ciudad con avances educativos en calidad y cobertura.

Medellín terminó el año con 44 homicidios más que en 2017 y enero no empezó de la mejor manera. ¿No es la educación la llamada a quebrar esa curva, a tener menos jóvenes en la violencia y más en las aulas de clase, tejiendo nuevos proyectos de vida?

“Ese es el reto más importante de la ciudad. Con todo nuestro proyecto educativo estamos disminuyendo muchas acciones de violencia y conflicto. Con una formación integral que pretende que los estudiantes sean agentes de cambio, no solo los mejores en lo académico sino excelentes ciudadanos, dotados para resolver problemas no solo en las aulas sino en las calles, en sus entornos familiares y sociales”.

¿Qué programas concretos apuntan a este enfoque?

“Trabajamos la mediación escolar a través del programa el Líder sos vos, en el cual hemos formado a 3.700 personeros, representantes estudiantiles y mediadores que han creado planes de transformación para sus colegios y sus barrios. Hemos desarrollado las Escuelas familiares, logramos hacer más de 500, con lo cual hemos empoderado a las familias sobre prácticas de crianza, resolución de conflictos y acompañamiento a los estudiantes, con educación no solo en el colegio sino en sus casas y en las comunidades. Se trabajan temas como el consumo de drogas, el embarazo adolescente o la violencia, según la problemática de cada barrio”.

¿Cómo aporta a este proceso el programa entornos protectores, que busca blindar los alumnos de las amenazas de la drogadicción o de ser reclutados por los grupos armados en sus barrios?

“Este es un proyecto que llega a las 229 sedes (instituciones educativas) de la ciudad con un sicólogo por institución; antes había uno por cada tres. El sicólogo trabaja con pedagogos, maestros y artistas para generar proyectos de vida con estudiantes. Aborda temas como el matoneo, el embarazo adolescente, farmacodependencia, y esto nos ha permitido mejorar el ambiente escolar. En los lugares de mucha conflictividad trabajamos con comunidades protectoras, con las secretarías de Salud, Seguridad, Inclusión Social y el Inder, y activamos rutas seguras, porque esto no es un tema solo de policías sino también de actividades como deporte, música, comparsas y acciones que promuevan la vida”.

El 2018 la ciudad vivió graves problemas de desplazamiento. ¿Cómo afectó este fenómeno la educación?

“Cuando las familias se cambian de barrio porque tienen que irse, en la Secretaría tenemos el reporte para qué lugar se van, y dentro del sistema de matrículas ubicamos a los estudiantes con el jefe de núcleo respectivo y buscamos en la zona los colegios dónde ubicarlos”.

¿Esto es complementario del programa En el colegio contamos con vos?

“Esta es de las estrategias más importantes de la alcaldía, que busca rescatar a los niños que no están estudiando y regresarlos al sistema escolar. Con un equipo vamos de cuadra en cuadra, de calle en calle, y puerta a puerta preguntamos por los niños desescolarizados, los georreferenciamos y con los rectores de la zona les buscamos cupo. Una vez allí, les hacemos seguimiento y acompañamiento sicosocial. En dos años hemos rescatado más de 5.165 niños, y esto nos ha permitido tener la tasa deserción más baja en la historia, de 2.9, cuando la recibimos en 3,4. Creo que es la estrategia más poderosa de seguridad integral de la alcaldía, y lo ha dicho el mismo alcalde, este logro es más importante que los 130 cabecillas capturados. Para este año tenemos diseñadas 24 rutas, vamos a subirnos a los buses, a tomarnos plazas y parques, para no tener más niños expuestos a los conflictos ni trabajando, sino en las aulas tejiendo sus proyectos de vida”.

¿Ese mapa de deserción coincide con las zonas donde hay más conflictividad en temas de seguridad?

“Hay diversas características y fenómenos por los que los niños se salen de estudiar: unas propias de la familia, padres que no valoran la educación de los hijos, no los matriculan ni los acompañan; hay niños con problemas académicos y de convivencia que desertan; niños que vienen de otras ciudades, barrios o municipios y sus padres no les buscan colegio; y en zonas como Altavista, Robledo y la comuna 13, donde hay conflictividad y los muchachos abandonan los colegios, dejan de ir por semanas o se desescolarizan”.

¿Los niños y jóvenes venezolanos, todos tienen puesto en los colegios?

“En Medellín terminamos 2018 con 2.700 niños venezolanos matriculados, con cubrimiento desde Buen Comienzo hasta el grado 11. Medellín ha sido de las ciudades más responsables con esta población y les ha brindado todas las garantías y derechos para que no estén en la mendicidad, la prostitución o en las calles. Tenemos una política para acogerlos, y los que no pudieron traer calificaciones o certificados les hacemos nivelación y los ubicamos en los grados acorde con sus competencias académicas”.

¿Cómo va la evolución del programa Buen Comienzo?

“En Medellín tenemos el programa de madres gestantes y lactantes y de niños de cero a 5 años más importante de Colombia, reconocido como el de mayor cobertura, con 82.000 niños y 12.000 madres, a partir del cual el Ministerio de Educación desarrolló toda la política de la primera infancia en el país. Cubrimos el 81 % de la población del Sisbén. Es una atención integral que incluye alimentación, seguimiento nutricional, control de crecimiento, desarrollo, vacunación y acompañamiento riguroso. Sabemos que en la primera infancia está el futuro”.

¿Cuántos jardines Buen Comienzo tiene la ciudad y si se tiene proyectado construir nuevos?

“Son 220 sedes, 22 de ellas gigantes, unos operados por el Municipio y el resto a través de aliados, pero con toda la vigilancia y operatividad para que se apliquen las políticas del programa. Este año empieza la construcción de otros cinco, uno de ellos en el Museo de Antioquia, para las madres de calle, en prostitución o venteras, para que sus hijos tengan las mismas garantías que los demás niños que habitan la ciudad”.

Hay deterioro en muchas sedes educativas. ¿Qué inversiones se hicieron para recuperar la infraestructura en los colegios?

“En año y medio hemos intervenido 158 instituciones, con reformas y obras prioritarias como baños, cafeterías, cubiertas, pisos y adecuaciones especiales. Abrimos más de 30 restaurantes nuevos que estaban en malas condiciones. La infraestructura de Medellín es de 30 o 40 años sin mantenimiento, es un tema complejo. En 2019 llegaremos a 160 sedes intervenidas, inauguraremos el Colegio Tricentenario, donde se hizo una inversión de $7.000 millones; y con $35.000 millones se van a intervenir 6 instituciones con aporte del Ministerio de Educación por la Ley 21; además, se va a iniciar la construcción de 13 colegios con alianzas público privadas”.

¿Cómo evalúa los resultados de las Pruebas Saber?

“Todos los procesos de calidad deben mirarse de manera integral. En un proceso de estos son importantes las pruebas estandarizadas, pero es importante que existan valores, que salgan los mejores ciudadanos de las instituciones educativas. En las pruebas Saber 11 hemos tenido resultados positivos. Cuando llegamos (2015) solo el 49 % de los colegios oficiales estaba en las categorías más altas del Icfes (B, A y A+) y hoy en esas categorías está el 70 % de las instituciones oficiales”.

¿Qué viene este año en educación superior?

“Yo destacaría que se entregan 10 mil becas en tecnologías pertinentes dirigidas a estudiantes de los barrios que históricamente han tenido mayor deserción escolar y menos posibilidad de acceder a educación superior y se vienen otras 5.000 becas para formación en técnicas y talento humano, para que jóvenes que no han trabajado ni estudiado tengan una oportunidad”.

Por último, ¿cómo se ha blindado el PAE de la corrupción que lo ha caracterizado a nivel nacional?

“Hace dos meses el Ministerio de Educación nos dio un premio como uno de los mejores proyectos de alimentación escolar en el país, se nos calificó con 100 puntos; y las contralorías departamental y municipal nos calificaron con 98, se benefician más de 234.000 niños de la ciudad. Lo cuidamos a través de veedurías al interior de los colegios, con padres de familia y personeros, y si hay algún problema, nos lo reportan y acudimos a atenderlo” .

Contexto de la Noticia

INFORME en el centro mova se capacitan y modernizan los maestros

· Para los docentes de Medellín existe el centro Mova, donde se forman los 10.800 maestros de la ciudad adquiriendo más competencias para adaptarlos a las necesidades modernas de la enseñanza.

· También, 300 educadores se benefician con becas de maestría con trabajos de investigación orientados a resolver temas académicos y de convivencia.

· En este programa la alcaldía y la secretaría de Educación invierten $7.000 millones.

· El secretario Patiño confirmó que en 2018 no hubo agresiones ni atentados contra maestros, aunque algunos manifestaron sentirse amenazados y en unos pocos casos se hicieron traslados de sector.

Gustavo Ospina Zapata

Periodista egresado de UPB con especialización en literatura Universidad de Medellín. El paisaje alucinante, poesía. Premios de Periodismo Siemens y Colprensa, y Rey de España colectivos. Especialidad, crónicas.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección