En Medellín tenemos la palabra

Verónica Restrepo Gutiérrez
Aprendiz de Comunicaciones
Prensa Escuela El Colombiano

A principios de este año se realizó la primera reunión del comité asesor para la puesta en marcha del Plan Ciudadano de Lectura, Escritura y Oralidad (PCLEO), en el Auditorio de El Colombiano, con el fin presentar la programación de trabajo para el 2017.

El PCLEO 2016-2020 lleva por nombre “En Medellín tenemos la palabra” y tiene como objetivo darle un status a la palabra en la formación de los seres humanos, así como volverlo un proyecto de toda la ciudadana, al encontrar en esta una manera de vivir mejor.

Las palabras viajan de diversas formas, a través de muchos medios y formatos, y la reconstrucción del espíritu de lectura del Plan indica que la única forma de leer no es solo con los libros, por lo que la reformulación del mismo debía ser coherente con las necesidades y los deseos de la ciudadanía, y el trabajo interinstitucional era fundamental para trazar esta hoja de ruta desde un aporte consensuado.

Herman Montoya, coordinador del Plan y líder del programa de Biblioteca, Lectura y Patrimonio, resalta que la importancia del mismo es que la gente pueda conectarse realmente con el mundo a través de las  habilidades básicas de leer, escribir y conversar, lo que debe promoverse y moldearse con una serie de estrategias que empezarán a ponerse en marcha durante este año.

Ahora, el reto de las instituciones, es integrar adecuadamente dentro de sus acciones el Plan Ciudadano y hacerle seguimiento constante con las respuestas por parte de las personas. La primera reunión del comité dejó sobre la mesa una agenda de trabajo , el siguiente paso es hacerlo público y que la ciudadanía lo tome como suyo.

Cartilla Plan Ciudadano de Lectura, Escritura y Oralidad by Prensa Escuela EL COLOMBIANO on Scribd

“Apégate a la lectura en voz alta”

Lectura-DenisMazo-JoshuaBedoya-13072014-640x280

Andrés Mauricio García Patiño
Aprendiz de Comunicaciones
Prensa Escuela El COLOMBIANO

 

 El Renacuajo paseador, La pobre viejecita o Blancanieves están esperando  que alguien diga  “erase una vez en un pueblo muy muy lejano…” y “colorín colorado este cuento se ha acabado”. Por otro lado hay niños que piden a sus padres que les lean en las noches para poder dormir, como también existen padres que leen a sus hijos cuando están en el vientre.

La lectura en voz alta no solo es una actividad de primaria o una estrategia pedagógica para que los niños aprendan a leer, a su vez, es una herramienta que permite desarrollar la expresión verbal, fortalecer la estructura  cognitiva o el pensamiento complejo y la escucha activa de las personas que la practican.

El aula y la familia son espacios ideales para que los adultos fomenten en los menores la costumbre de leer en voz alta, y cada vez más hay que incentivarlos para que tomen un libro, se vuelvan amigos y descubran el mundo que presentan las letras de cada escritor.

Según El DANE, los colombianos mayores de 12 años leen al año un promedio de 2 libros, para los Ministerios de Educación y de Cultura esta cifra es preocupante y debe incrementar a 3,2 a finales de este año. Para que esto suceda los órganos gubernamentales deben seguir impulsando planes para el fomento de la lectura como el programa “Apégate a la lectura en voz alta” que consiste  en leerles a los niños, desde cuentos, poemas o novelas al menos 15 minutos por día.

La tarea también es de los promotores de lectura, de los padres y los docentes,  porque deben promover y acompañar a los menores que están aprendiendo a leer y seguir fomentando el amor por la lectura en quienes ya tienen este habito.

Según los expertos en el tema, la lectura en voz alta permite que las personas que la practican mejoren la comprensión lectora, agudicen la imaginación y se preparen mejor para el aprendizaje.

Prensa Escuela EL COLOMBIANO desde sus inicios en 1994 ha considerado de suma importancia la lectura en voz alta, especialmente  en la formación académica de cualquier persona,  y por esta razón los invita para que lean el artículo Apégate a la lectura en voz alta”, publicado el 13 de julio de 2014 y, luego realicen la siguiente guía didáctica con cualquier público para que promuevan el amor por esta competencia esencial de la formación intelectual.

 

 

 

 Ideas para formar lectores

Logros

  • Promover la lectura en voz alta de libros, cuentos, poemas y  periódicos con el fin de fortalecer la buena comunicación entre los participantes.
  • Ejercitar la comprensión lectora, la imaginación y la atención de las personas cuando alguien está leyendo una obra literaria en voz alta.
  • Motivar a las personas para que se acerquen a la lectura y conozcan los autores, los géneros literarios y las obras cumbres de literatura universal.

 

Actividad 1: construyamos el final de un cuento

Tipo: niños de 7 a 14 años

Descripción: esta actividad es útil para desarrollar la escucha activa y la comprensión de los estudiantes. El docente debe comenzar leyendo un cuento y cuando note que los estudiantes están conectados con la historia, les debe proponer que organicen y relaten  finales alternativos usando la imaginación y los elementos que el texto aporta.

Duración: una hora

Pasos a seguir:

Antes

  • El docente debe seleccionar la historia que va a leer. Puede ser un cuento, un relato breve o un capítulo de una novela.
  • El docente puede optar por leer el cuento o seleccionar un audio libro.
  • Leerla antes para conocer la historia y hacer una planeación anticipada de la actividad.

 

Textos sugeridos:

http://cuentosparadormir.com/

http://www.guiainfantil.com/articulos/ocio/cuentos-infantiles/10-cuentos-cortos-para-leer-con-ninos/

http://albalearning.com/audiolibros/samaniego/

http://www.alegsa.com.ar/Literatura/index.php?id=cuentos

http://radialistas.net/category/mitos-y-leyendas/   (micro-ficción radial)

 

 Durante

  • Explicarle a los estudiantes qué historia van a leer, nombrar los personajes y contar la trama, esto con el fin de motivar a los estudiantes y presten atención.
  • Leer la historia, relato o cuento. Otra opción es presentar un audiolibro o una micro ficción radial
  • Antes de que el lector llegue al  desenlace de la historia, debe proponerle a los estudiantes que piensen  un final alternativo. Pueden tomarse 20 minutos.
  • Pasado este tiempo, el docente debe motivar a los estudiantes para que cuenten de una manera narrativa  el final que construyeron.
  • Cuando todos los estudiantes hayan narrado los finales que construyeron, el docente deberá leer el final de la historia. Pude compararla con los finales alternativos de sus estudiantes y generar un conversatorio sobre la experiencia de realizar este ejercicio.

 

Audio: los diez derechos del lector y la lectura. Cortesía  www.radialistas.net

Parte 1

Parte 2

 

Actividad 2: palabras desordenadas

Tipo: personas desde los 12 años en adelante.

Descripción: esta actividad es ideal para fortalecer la imaginación de las personas, además permite que haya un esfuerzo intelectual porque los participantes deben encontrar el orden lógico de una historia que está en desorden.

Duración: una hora y media

Pasos a seguir:

Antes

  • El docente debe seleccionar tres textos de la misma categoría, es decir, tres cuentos, relatos o capítulos cortos de algún libro. Estos deben cumplir con las siguientes condiciones: (deben tener personajes, lugar y tiempo. La historia debe tener un inicio, un nudo y desenlace.)
  • El docente debe separar las tres historias en 3 partes iguales, las debe imprimir, recortar y mezclarlas.
  • No debe perder u olvidar el orden lógico de las historias, esto con el fin de guiar a los estudiantes cuando estén buscando el orden de los fragmentos que están mezclados.

Durante

  • El docente debe explicar el objetivo de la actividad.
  • Posterior, debe formar tres grupos de igual cantidad de estudiantes. Y cuando estén conformados debe entregarle tres fragmentos de los tres cuentos que mezcló.
  • Los estudiantes deben leer los tres fragmentos y comenzar a darle orden lógico a la historia. Para esto es necesario que los tres grupos interactúen e intercambien los fragmentos, esto con el fin de hallar las tres partes que conforma una de las tres historias.
  • Los estudiantes deben buscar la forma de coordinar la búsqueda y la construcción de las historias. Lo que tienen que saber es que son tres historias que deben ordenar sin alterar los personajes, el lugar y el tiempo.
  • Cuando los grupos crean haber terminado, el docente debe pedir que un representante por cada grupo lea la historia que organizaron. Si algo no concuerda lógicamente, los tres grupos deben replantear el orden de las historias que les correspondió.

Referencias

http://www.bibliotecanacional.gov.co/content/ap%C3%A9gate-la-lectura-en-voz-alta

http://www.educ.ar/dinamico/UnidadHtml__get__8ca7bdd3-7a0b-11e1-82ec-ed15e3c494af/index.html