<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Así será el nuevo porte de armas

  • Desde ayer, quienes cumplan con las condiciones de la nueva normatividad, podrán solicitar el permiso especial. FOTO Jaime Pérez
    Desde ayer, quienes cumplan con las condiciones de la nueva normatividad, podrán solicitar el permiso especial. FOTO Jaime Pérez
Por RICHARD AGUIRRE FERNÁNDEZ | Publicado el 21 de febrero de 2019
13

militares fallecidos reporta el Ministerio de Defensa en lo que va del año.

33

policías han sido asesinados este año, incluyendo los 22 cadetes del atentado del Eln.

en definitiva

La directiva que presentó el Ministerio de Defensa, aunque genera reacciones negativas, tiene como meta tener mayor control para que los colombianos puedan portar un arma.

Como estaba cantando, y después de dos semanas de expectativa, el Ministerio de Defensa presentó la nueva normativa para el porte de armas en Colombia.

Las novedades tienen que ver con la creación de comités que estudiarán las solicitudes, la implementación de excepciones, la demostración de riesgo o vulnerabilidad para portar un arma y una evaluación trimestral de cómo está funcionando la medida, aunque no se hará a quien se le entregue el permiso especial, sino al comité.

El ministro de Defensa, Guillermo Botero, explicó que habrá dos clases de permisos, uno de carácter regional y otro nacional, es decir, si lo solicita en Medellín, no podrá llevar al arma a Bogotá o, si se lo niegan en una ciudad, no podrá solicitarlo en otra.

Además, señaló que la autorización para portar un arma, que antes estaba en manos del jefe del Estado Mayor del Ejército, con la directiva, se concentrará en los comités, argumentando que “ahora no lo consideramos conveniente, porque se podía prestar para amiguismos”, dijo Botero.

Así funcionará

Asimismo, el ministro señaló que los comités, tanto regionales como nacionales, estarán integrados por el comandante de la brigada regional, el jefe de Estado Mayor o su equivalente, un oficial de inteligencia, el asesor jurídico de la unidad militar y el jefe de la sección de Control de Armas.

De igual manera, el ministro destacó que se otorgarán a quienes hayan tenido permiso para portar armas, a pesar de que estuviera suspendido por el decreto 2362 de 2018.

En el caso de que alguien desee solicitar un porte con la nueva reglamentación, pero que no hubiese tenido antes este permiso, el ministro Botero destacó que “deberá ir a comercio de armas (Indumil), comprarla y luego solicitar el permiso”. Y cumplir con todos los nuevos requisitos.

Botero indicó que quienes no podrán acceder son los que hayan incumplido el Artículo 27 del Código de Policía, que está relacionado con riñas o tenencia de armas cortopunzantes, o que aparezcan reportados en el Sistema de Contravenciones.

Sin embargo, el aspirante tampoco podrá tener antecedentes penales ni abiertas investigaciones en Fiscalía.

En ese sentido, y como dato adicional, el ministro sostuvo, desde que rige el Código de Policía (1 de octubre de 2017), hay 289.269 comparendos a ciudadanos. Es decir, si hubiera una coincidencia, esas personas no podrían acceder a portar un arma.

¿Servirá?

Carlos Builes, director de la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Pontificia Bolivariana e investigador en asuntos de seguridad y territorio, destacó que el porte de armas es una característica que tienen las sociedades; sin embargo, cuestionó que Colombia, al ser un país “leguleyo”, “es muy bueno escribiendo la reglamentación, pero no hay garantías para conocer qué institucionalidad garantizará que se cumpla en la práctica, cuando en nuestra sociedad tenemos el uso de armas como una cultura, aunque la norma sea clara”.

Por el contrario, Jorge Restrepo, director del Centro de Recursos para Análisis el Conflicto (Cerac), expresa estar satisfecho con la normativa, pues hace más difícil el acceso a los permisos especiales para portar un arma en el país.

“Reduce la discrecionalidad, establece nuevos controles y procedimientos que, en suma, hacen mucho más estrecho el control de armas en Colombia”, señala el analista.

De igual manera, destaca que al establecer las excepciones, que antes no existían y que son de automática aplicación, quedará incluido como restringido para acceder a este tipo de permisos especiales.

Contexto de la Noticia

¿qué sigue? controlar la tenencia

Aunque el Gobierno Nacional no ha planteado la necesidad de fortalecer los procesos para la tenencia de armas, que no está restringida en la actualidad, los analistas consultados señalan que es una tarea que se debe abordar. Por ejemplo, Carlos Builes, director de la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Pontificia Bolivariana, asegura que, por ejemplo, “si uno va por la calle, viendo la seguridad como aspecto sociológico, se puede encontrar, todos los días, con personas o vecinos que poseen un arma”. Al respecto, Jorge Restrepo, director del Cerac, sostiene que “se debería, a mi juicio, mejorar en muchas áreas, como la tenencia, el control de armas en el país”.

Richard Aguirre Fernández

Periodista de la Universidad del Quindío. De Calarcá.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección