<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Los rostros de los desaparecidos del Cementerio Universal

  • Estas 125 personas hacen parte de un grupo de 130 desaparecidos que según la Alcaldía de Medellín podrían estar enterradas en el cementerio Universal. La exhumación de los cuerpos iniciaría a finales de este mes. FOTO Cortesía
    Estas 125 personas hacen parte de un grupo de 130 desaparecidos que según la Alcaldía de Medellín podrían estar enterradas en el cementerio Universal. La exhumación de los cuerpos iniciaría a finales de este mes. FOTO Cortesía
  • Los rostros de los desaparecidos del Cementerio Universal
Por ricardo monsalve gaviria | Publicado el 19 de febrero de 2017
441

restos que se encuentran en Medicina Legal aún no han sido reclamados.

47.474

víctimas de desaparición entre los años 1977 y 2015 es el registro que lleva la Unidad para las Víctimas.

La guerra en Medellín dejó unas cicatrices que aún no se cierran. Hoy docenas de familias lloran porque no saben dónde están sus seres queridos, víctimas del conflicto armado que enfrentó a combos, milicias de las guerrillas, bandas y sicarios.

Y aunque la ciudad sigue amenazada por la violencia, el panorama es diferente. Gracias a una labor que cumple siete meses en el Cementerio Universal, que busca dar identidad y descanso a cientos de cuerpos sin vida que llegaron a ese camposanto desde varias regiones de Antioquia sin identificación, y sin doliente, ese dolor empezará a sanar.

De todos esos restos, que desde el Ministerio del Interior llegó a pensarse eran hasta tres mil, pero según las autoridades locales no son tantos, hay víctimas del conflicto armado y habitantes de calle de la capital antioqueña.

Pero muchas de ellas son víctimas de desaparición forzada y el CTI de la Fiscalía y la subsecretaría de Derechos Humanos de la Alcaldía de Medellín, tienen un registro de 130 personas, todas denunciadas como desaparecidas en esta ciudad y otras regiones de Antioquia, quienes según investigaciones preliminares, podrían estar enterradas como N.N. en ese camposanto.

EL COLOMBIANO obtuvo en exclusiva las fotografías e identidades de 125 de las 130 personas. Al parecer fueron denunciadas ante las autoridades como desaparecidas y sus restos terminaron en el Cementerio Universal, donde habrían llegado en calidad de no identificados.

“Estas personas son víctimas del conflicto armado, no solamente de Medellín, sino de varias subregiones de Antioquia. Están enterradas como personas no identificadas y hacen parte de procesos judiciales adelantados por la Fiscalía sobre gente desaparecida. Creemos que la cifra puede aumentar, pero estas 130 de las que se tiene información son una base importante”, dice Carlos Arcila, subsecretario de Derechos Humanos de la ciudad.

La información sobre estas personas está soportada en un documento de la Alcaldía denominado “Proyecto Jardín Cementerio Universal, Proceso de Prospección Arqueológica, Sicosocial, Memoria e Inhumación de Víctimas del Delito de Desaparición Forzada”, en el que se contrasta lo obtenido hasta el momento en la búsqueda de desaparecidos.

En uno de los apartes del texto, se expresa que “la labor preliminar del CTI de la Fiscalía en el marco del plan metodológico de la investigación, arroja la cifra de 130 víctimas del delito de desaparición forzada que tras labores de campo, cruce de información con el Instituto Nacional de Medicina Legal, y despachos de Fiscalía, arroja (sic) que ingresaron en calidad de cuerpos no identificados en el Jardín Cementerio Universal. Esto es resultado del trabajo del grupo de N.N., lofoscopia de rastreo y documentación a través de las necrodactilias de los cuerpos sin identificar que pasaron del Instituto Nacional de Medicina Legal, sede Noroccidental, al Jardín Cementerio Universal”.

Agrega también que “es necesario avanzar en la intervención del Jardín Cementerio Universal a efectos de la ubicación de los 130 cuerpos que se tiene certeza se encuentran en dicho camposanto”.

A propósito de lo que sigue para recuperar esos 130 restos óseos, Arcila confirmó que la idea es iniciar “las labores de exhumación a finales de este mes, luego se debe reconfirmar la identidad con los exámenes correspondientes para hacer la entrega a los familiares para que puedan realizar su duelo como es debido”.

No crear falsas expectativas

Desde la Alcaldía aseveran que solo la Fiscalía tiene detalles de los 130 desaparecidos que estarían en el Universal. EL COLOMBIANO indagó con el ente investigador sobre datos como lugares o fecha de desaparición, pero no fue posible obtener esa información.

Desde la dirección de Justicia y Paz, en Bogotá, confirman los avances en investigaciones y labores de campo adelantadas en el cementerio, no obstante, y a pesar del documento y las fotografías obtenidos por este diario, no se atreven a revelar detalles de lo obtenido hasta ahora.

“La Fiscalía aún no se atreve a dar cifras exactas de lo que podría existir en el Cementerio Universal, todo hace parte de una investigación y no se quiere caer en imprecisiones”, explican.

Teresita Gaviria, de las Madres de la Candelaria, afirma que en la organización que lidera hay mucha esperanza puesta en las labores de búsqueda en ese cementerio, pero también pide a las autoridades socializar mejor los trabajos allí adelantados, “pues hay muchas madres que no se pueden dar el lujo de falsas expectativas”.

Dice Gaviria: “Conocimos muchos casos en los que a los muchachos los encontraban en fosas comunes acá en Medellín y otras partes del departamento, y por no tener identificación, o los botaban o los llevaban al Universal; por eso necesitamos que aceleren estas labores para poder cerrar el capítulo con muchas madres que esperan noticias sobre sus seres queridos hace muchos años, algunas hace dos o tres, otras hace 25”.

Para Adriana Arboleda, de la Corporación Jurídica Libertad, quien por muchos años ha llevado cientos de casos de desapariciones en la Comuna 13 de Medellín, específicamente del sector La Escombrera, “es poco probable que en esta lista de las 130 personas se encuentren víctimas de esa zona de la ciudad”, y advierte que aunque a los afectados por el conflicto se les ha informado periódicamente de los avances en la búsqueda de desaparecidos, “creemos que hace falta más labor de verificación y contraste para no generar falsas expectativas entre las familias que siguen buscando a sus seres queridos”.

No muere la esperanza

María Dolores Londoño es una de las tantas madres a las que el conflicto colombiano le ha quitado a casi todos sus hijos. De los siete que tuvo, solo quedan con vida cuatro. “En 1990 me mataron a uno, ese mismo año desaparecieron a otro y en el 2000 me asesinaron al tercero. En la casa solo quedamos mujeres”, agrega.

Sobre Rodrigo Montoya Londoño, el hijo que cumplirá en junio 27 años desaparecido, María no guarda muchas esperanzas de encontrarlo con vida. En cada uno de esos años ha hecho lo que ha estado a su alcance para obtener razón sobre su paradero. “15 días después de que mataron a mi otro hijo, ese mismo año Rodrigo dijo que se iba para Bogotá, creo que ni siquiera pudo salir de esta ciudad. Nunca volví a saber de él, ha sido una búsqueda llena de impotencia porque no tengo información, absolutamente nada”.

Sobre las labores de búsqueda de personas desaparecidas adelantadas por las autoridades, sobre todo de quienes se perdió el rastro a causa del conflicto armado, María espera que el dolor de no saber de su hijo pueda terminar. “Me encantaría poder saber que estoy en la recta final de este sufrimiento que lleva 27 años. Sé que mi hijo no está en esa lista de los 130 desaparecidos, pero espero que ese número crezca y que ahí salga el nombre de Rodrigo”.

La ruta para la información

La Subsecretaría de Derechos Humanos y la Fiscalía cuentan con una ruta de atención para aquellas personas con familiares desaparecidos y que podrían tener información que ayude a la búsqueda y ubicación de sus allegados, bien sea en el Cementerio Universal o en otro camposanto donde se adelantan labores similares, pero ya en el marco del denominado Plan Cementerio.

Las autoridades tienen disponible la línea 4446677 Extensiones 1327 o 1325, como también la sede del grupo de lofoscopia del CTI en el Búnker de la Fiscalía, donde las personas accederán a información, actualizarán datos, ampliarán la denuncia, recibirán asesoría y tomarán muestras de ADN.

La subsecretaría de Derechos Humanos de Medellín hizo un llamado a las víctimas para informar a la Fiscalía si el familiar denunciado como desaparecido fue encontrado, con el fin de que el Estado “no siga buscando a estas personas para que toda la eficacia institucional sea direccionada a quienes aún permanecen desaparecidos”.

Este trabajo articulado de las autoridades busca establecer “un universo de víctimas de desaparición forzada”, y también darle una completa asesoría en sus derechos, acceso a oferta de atención sicosocial y gestión de restablecimiento de derecho a todas estas víctimas que alguna vez padecieron el dolor causado por los grupos armados.

Contexto de la Noticia

ORIGEN Articulado con el proceso de paz

La actividad que se desarrolla en el Cementerio Universal hace parte del Plan Integral de Búsqueda de Desaparecidos promovido desde la mesa de negociaciones entre el Gobierno y las Farc. Para dar efecto a este proyecto, se dio inicio al denominado “Plan Cementerio”, con el que sebusca intervenir los camposantos en los que se conservan los restos de miles de personas desaparecidas a causa del conflicto armado colombiano. La idea es ubicar cerca de 70 mil desaparecidos en todo el territorio nacional. Las actividades de este plan, que reportó antes de terminar el 2016, 311 restos exhumados, iniciaron en cementerios de Nariño y Santander, Huila, Chocó y Antioquia. Otros lugares que podrían ser intervenidos están ubicados en el corregimiento de Santa Ana, municipio de Granada, Oriente de Antioquia, y en la población de Marsella, Risaralda.

el proceso más de 400 restos que aún no han sido reclamados

El proceso que se quiere cumplir para ubicar, identificar y entregar los restos de las personas desaparecidas, cuenta con una iniciativa que busca también orientar la identidad de 441 cadáveres sin identificar que reposan en los laboratorios del CTI Seccional Medellín, mediante la reconstrucción morfológica de cráneos y su divulgación en medios masivos para que la comunidad colabore con su reconocimiento. También pretende lograr la ubicación de los familiares de varias víctimas de desaparición que fueron identificadas de manera documental por el grupo Lofoscopia y N.N. del CTI de las Seccionales Medellín y Antioquia, para notificarles su muerte.

Consecuencias Actividades contempladas por la fiscalía

1
Censo de las víctimas desaparecidas en el área metropolitana y resto del departamento.
2
Labores primarias de ubicación de las víctimas reportadas como desaparecidas.
3
Búsqueda de los procesos judiciales o compulsa en caso de estar judicializados.
4
Diligencia de prospección arqueológica con fines judiciales realizada en la zona de interés.
5
Necropsia e identificación de los restos óseos para su entrega digna a los familiares.
Ricardo Monsalve Gaviria

Periodista. Magíster en Comunicación de la Defensa y los Conflictos Armados de la Universidad Complutense de Madrid

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección