<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

Golpe al Eln prueba la fragilidad en la frontera

El ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, anunció que se ordenó el traslado de 17.000 soldados al límite con Venezuela.

  • El Ministerio de Defensa ordenó anoche el traslado de varias unidades militares a la zona con el fin de contrarrestar la presencia del Eln en la región del Catatumbo. FOTO julio cesar herrera
    El Ministerio de Defensa ordenó anoche el traslado de varias unidades militares a la zona con el fin de contrarrestar la presencia del Eln en la región del Catatumbo. FOTO julio cesar herrera
03 de abril de 2018
bookmark

Estaba claro que José Trinidad Chinchilla, conocido con el alias de Breimar, cabecilla del frente Luis Enrique León Guerra del Eln, se movía entre Colombia y Venezuela como si pasara de la sala de su casa al patio.

La facilidad de tránsito estaba entre los cálculos de la Fuerza Pública. Por eso, tras un largo trabajo de inteligencia, que incluyó cuatro operativos sin éxito, en la noche de este domingo lograron neutralizar al cabecilla justamente cuando entraba a Colombia por una trocha de esa región de Norte de Santander.

El golpe ocurrió sobre el río Catatumbo, en zona rural de Tibú, Norte de Santander, a solo 500 metros del paso fronterizo. Allí lo esperaba un grupo compuesto por Ejército, Policía y Fuerza Aérea.

Esto pone una nueva prueba de veracidad a las afirmaciones del ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, y el comandante de las Fuerzas Armadas, general Alberto José Mejía, quienes afirman que el Eln se mueve con libertad entre ambos países, usando a Venezuela como escondite.

“Nos preocupa que el Eln está planeando y ejecutando ataques en territorio colombiano desde Venezuela, tanto en la frontera de Norte de Santander, como la de Arauca”, había dicho el ministro en febrero, quien agregó que sospechan que sus principales cabecillas se encuentran allí.

En ese orden de ideas, ya ha sido enfático Villegas en que, salvo quienes están negociando con el Gobierno en Ecuador, se encuentran refugiados todos los altos mandos del Eln en Venezuela, incluyendo a Pablito, el jefe del Frente de Guerra Nororiental, una de las estructuras que ha golpeado con mayor fuerza en esta zona del país.

Se trata de un asunto espinoso, contando con los antecedentes de cabecillas escondidos en otros países. Justamente con Venezuela hubo una crisis diplomática por el arresto de Rodrigo Granda, de las Farc, en 2004. Este hecho fue calificado por el entonces presidente vecino Hugo Chávez como “secuestro”.

Se cree que el principal movimiento de fuerzas del Eln viene desde el estado de Apure en Venezuela, fronterizo con Arauca y el Catatumbo, en donde se observan movimientos desde 2013.

Así lo confirman investigaciones realizadas por la Fundación Ideas para la Paz, FIP, que indican que los últimos movimientos del Eln se motivan en una nueva guerra con el Epl, originada por la muerte de muchos cabecillas de esta última organización.

Como entre ambos grupos se ha roto el pacto de no agresión a causa de nuevos cabecillas, el Eln se ha visto obligado a mover hombres por la frontera para recrudecer su accionar bélico.

Esta zona de frontera también ha funcionado para “sacar los dientes” al Gobierno, una vez concluido el cese el fuego bilateral, aseguran desde la FIP, están moviendo gente de Venezuela para fortalecer su fuerza para combatir o sus bases sociales para la negociación. Vale anotar que en esta zona, no hay una frontera visible que diferencie entre uno u otro país, lo que hace que el tránsito migratorio no esté regulado ni controlado.

2.219

kilómetros comparten los

dos países.

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*