<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x

una de las primeras instituciones que adoptó el bilingüismo en la ciudad cumplió siete décadas de enseñanza, graduando más de 2.800 mujeres en el mismo lapso. el aniversario será celebrado en una serie de eventos, entre ellos un foro educativo.

con una eucaristía en la catedral metropolitana de la ciudad, comenzó la celebración de los 70 años de historia del colegio marymount, ubicado en la comuna de el poblado, en medellín.

el centro educativo fue fundado en 1954, cuando las religiosas del sagrado corazón de maría trajeron por primera vez una oferta educativa bilingüe femenina a la ciudad de medellín.

su historia como uno de los primeros colegios privados de la ciudad, relata también la transformación colombiana. “cuando comienza el colegio en los años 50, se buscaba educar a las mujeres con herramientas que les permitiera ser líderes en la sociedad y contar con el manejo de una segunda lengua que era el inglés. se funda el colegio, y a finales de los años 50 y 60 viene todo este auge de las mujeres, de la libertad, del liderazgo, del empoderamiento, es por esto que creemos que nuestras religiosas fueron muy vanguardistas”, comentó catalina guzmán urrea, rectora del marymount.

por sus aulas han pasado medallistas olímpicas, campeonas mundiales deportivas, importantes investigadoras científicas internacionales, médicas reconocidas a nivel mundial, directoras de fundaciones y ong, empresarias, directoras de teatro y líderes culturales, actrices, gerentes de empresas, periodistas destacadas y un incontable número de mujeres que se han dedicado a dejar huella, un legado en la sociedad.

“tenemos claro el contexto de estas estudiantes, que vienen de unas familias donde sus papás son líderes empresariales, en salud, financieros, en fin, dentro del sector productivo tienen un liderazgo, vienen con ese adn. entonces, como las estudiantes traen desde casa esas herramientas, buscamos formar buenos seres humanos que, con todo lo que tienen, puedan realmente impactar la sociedad; es esa ética de cómo me relaciono con el otro, qué hago por el otro, es mi bienestar, pero también es el bienestar del otro”, comentó guzmán.

según las directivas de la institución, esta fue pionera en adaptar los cambios tecnológicos que experimentaba el mundo perder su filosofía. de las máquinas de escribir pasaron rápidamente a los computadores y al uso de internet y la adopción de nuevas metodologías. en pandemia tuvieron un modelo exitoso de educación virtual y luego fue uno de los primeros colegios privados en abrir sus puertas tras la cuarentena.

“siempre ha dado respuesta a lo que ha pasado en lo social en ese momento, entonces ahora la pregunta es ¿qué vamos a hacer con todo este tema de inteligencia artificial, con la tecnología, las redes sociales? ¿cómo formamos estudiantes para que tengan esas herramientas, pero también pensando en cómo van a impactar en lo social? esto nos hace unos abanderados en esa educación pertinente, pero que también es de vanguardia”, explicó la directiva.

uno de los giros trascendentales que ha tomado la institución recientemente es la inclusión en sus aulas de niños, convirtiendo al marymount en una institución de educación de calidad ahora mixta. hasta la fecha se han matriculado 21 niños para la vigencia 2024.

además, su énfasis actual es la inteligencia emocional. “a la par del currículo académico tenemos el currículo socio emocional, es la posibilidad de que los niños y los padres de familia vean ese seguimiento de ese ser humano, que no solamente da cuenta del rendimiento académico, sino de cómo vas como persona, qué hábitos has desarrollado, desde tu proceso evolutivo, cómo va esa relación con el otro y contigo mismo”, relató la rectora.

el marymount medellín tiene doble acreditación internacional proporcionada por las agencias cis y neasc, proceso que se realiza cada cinco años. este año se acreditará bajo una nueva ruta que les permitirá documentar sus cuatro nuevos proyectos: espacios de aprendizaje siglo xxi, educación mixta

un cambio de mentalidad, sistema institucional de evaluación y el currículo internacional en preescolar, basado en el juego.

según indicaron desde el marymount, este es el segundo mejor colegio de la ciudad y ocupa el lugar 15 en el país, según el ranking col sapiens 2023

2024.

la celebración por los 70 años también acogerá el foro “educación pertinente para un mundo cambiante” que se llevará a cabo en el auditorio del colegio el próximo 6 de marzo, desde las 8:00 a.m. y contará con 300 invitados presenciales en el auditorio y transmisión en streaming por el canal de youtube del colegio para toda la comunidad que quiera conectarse.

language COL arrow_drop_down

https://www.elcolombiano.com/colombia/corte-protegio-polemico-mural-sobre-ejecuciones-extrajudiciales-NH16000915

Las declaraciones hacen parte de tres testimonios revelados ante la Comisión de la Verdad. La Fiscalía aún no le permite a la JEP acceder al expediente del general (r).

  • El general (r) Mario Montoya fue comandante del Ejército Nacional de Colombia hasta el 4 de noviembre de 2008. FOTO Colprensa
    El general (r) Mario Montoya fue comandante del Ejército Nacional de Colombia hasta el 4 de noviembre de 2008. FOTO Colprensa
12 de noviembre de 2021
bookmark

Dos asuntos judiciales relacionados con el conflicto armado colombiano pusieron al general (r) Mario Montoya a observar el retrovisor y mirar sobre su pasado.

Por un lado está la reciente petición de la Jurisdicción Especial para la Paz de conocer el expediente que por años ha tenido la Fiscalía, y por otro, están las declaraciones de tres militares de altos rangos que lo responsabilizan a él y a su comandancia de una buena parte de los 6.402 falsos positivos que documentó la JEP entre 2002 y 2008.

Al borde de las lágrimas, los tres exintegrantes del Ejército reconocieron la sistematicidad de esa práctica en Casanare y recordaron cómo surgieron las órdenes desde sus superiores: “miraban un tablero y decían que no había resultados, que necesitábamos litros de sangre”, recuerda el sargento segundo (r) Faiber Amaya. “Inmediatamente se prendía un bombillo de color rojo que indicaba que, si no había resultados, algo iba a pasar: iban a retirar a alguien de la institución o lo iban a trasladar”, reveló el sargento enfatizando en las reiteradas exigencias de resultados por parte de Montoya, que, al final, se traducían en presiones para multiplicar las muertes a como diera lugar.

Entre esos detalles, por ejemplo, el mayor (r) Gustavo Soto, comandante del Gaula de ese departamento, aseguró que firmó un acta en la que se comprometía a presentar 25 bajas y completar las 100 que, según él, le pedían a la Décimo Sexta Brigada. “Fueron muchísimas las personas asesinadas entre enero y mayo de ese año (2006). La orden venía de Montoya”, dijo.

Ante las víctimas y la Comisión de la Verdad, el capitán del Gaula Militar de Casanare también aseguró que él, sus superiores y sus subalternos sabían lo que hacían y eran conscientes de la “atrocidad de los hechos”, pero decidieron seguir adelante impulsados, como describió Amaya, por esa “exagerada subordinación” que les enseñaban en los entrenamientos militares.

Pese a ello, el general (r) Mario Montoya ha negado cualquier responsabilidad con ejecuciones extrajudiciales tanto en la justicia ordinaria como en la JEP. De hecho, su defensa ha asegurado que presentará las pruebas que sean necesarias para desligarlo de las múltiples acusaciones en su contra relacionadas con falsos positivos.

Pero esas declaraciones ante la Comisión no son las únicas que han puesto el nombre del general (r) Montoya, uno de los más altos rangos investigados por falsos positivos, en la mirada de la opinión pública.

El martes, la Jurisdicción Especial para la Paz fue clara en pedir una copia del expediente del general y en ordenarle a su Unidad de Investigación y Acusación una revisión detallada de lo que ha logrado establecer la Fiscalía en su caso, pese a que esta se ha negado a perder la competencia sobre el caso. Por ahora, la justicia ordinaria le acusa de ser el presunto responsable de 104 ejecuciones extrajudiciales cometidas en diferentes regiones del país entre 2007 y 2008.

Mientras que la JEP, por su parte, se ha acogido al llamado de las víctimas y lo ha amenazado con expulsarlo de la justicia especial si no cuenta la verdad y asume responsabilidades.

Bajo ese panorama, y precisamente relacionado con esos hechos, Montoya perdió una batalla jurídica por el polémico mural conocido como “¿Quién dio la orden?”. Pese a los argumentos de varios de los militares que aparecen ahí de que la información “no era verás”, la Corte Constitucional aseguró que la obra es una crítica válida al Estado y goza de protección al tratarse de un “ejercicio del derecho de participación en el control del poder político”.

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*