<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Abstencionismo, el fantasma de las consultas de los partidos

  • Abstencionismo, el fantasma de las consultas de los partidos
Por Juan Camilo montoya E. | Publicado el 12 de marzo de 2019
Infografía
Abstencionismo, el fantasma de las consultas de los partidos
242

consultas fueron solicitadas por los partidos en las elecciones locales de 2015.

27

partidos y movimientos le manifestaron al CNE interés de participar en consultas.

26

de mayo será el día para la realización de las consultas en todo el territorio nacional.

en definitiva

Las consultas de los partidos hacen parte de las normas de juego de la democracia colombiana. Este sistema, aunque favorece a las colectividades, no despierta el interés de los votantes.

Los resultados y las tendencias de las últimas consultas para elecciones locales en Colombia desde 2007, auguran que este año la abstención será nuevamente la gran ganadora de la jornada.

Si bien este mecanismo promueve el fortalecimiento democrático de los partidos y las coaliciones, su costo (20 mil millones de pesos en 2015), sumado a la irrisoria participación ciudadana, abren el debate sobre su practicidad y efectividad.

Las consultas son la herramienta de democracia interna en los partidos y, según el calendario electoral, están programadas para el domingo 26 de mayo. Pueden ser: internas (para militantes registrados), populares (para todos los ciudadanos) e interpartidistas (entre precandidatos de varios partidos o movimientos). El resultado de este sistema debe ser acatado por los involucrados en la misma.

No son atractivas

Aunque analistas coinciden en que este mecanismo favorece la democracia interna de los partidos, un informe de la Misión de Observación Electoral (MOE) evidencia los bajos índices de participación cuando se trata de elecciones regionales. (Ver infografía).

En los últimos tres comicios (2007, 2011 y 2015), la abstención ha estado en aumento. En 2007 se realizaron 428 consultas, con una participación del 9,1 %; en 2011 fueron 235 con votaciones del 4,2 % personas del censo electoral; y en 2015 de 136 consultas solo acudieron a las urnas 467.860 personas, correspondientes al 1,4 % del total habilitados para votar en el país.

Para Patricia Muñoz, directora de posgrados de Ciencia Política de la Universidad Javeriana, “los niveles de abstención son altos y los ciudadanos no muestran mayor interés en este proceso. A esto se suma que los partidos no se encuentran suficientemente organizados en términos de identificación y carnetización de los militantes, también les falta hacer pedagogía para generar movilización”.

Así piensa también Santiago Leyva, profesor del departamento de Gobierno y Ciencias Políticas de la Universidad Eafit, quien considera que “lo usan para medirse. Eso quedó en evidencia en las Presidenciales cuando uno de los candidatos tomó ventaja. Estas consultas se comportan en la práctica como una primera vuelta, pero si se quiere mayor representatividad este mecanismo es necesario porque Colombia es un sistema de partidos políticos”.

La apatía en el país por la política es una generalidad. La indiferencia es un factor que los partidos buscan revertir para una democracia más fortalecida y participativa.

Pero la realidad muestra partidos políticos divididos, con baja credibilidad, lo cual oscurece el panorama a la hora de pedirle al ciudadano que salga a votar por asuntos internos de las colectividades o para elegir entre precandidatos que, en muchos de los casos, son desconocidos.

Para Leyva, “el reto que queda es explorar otras formas, porque las personas que mueven estas consultas previas son las más informadas o las que son cercanas a cada campaña. Por eso es normal la abstención en estos casos”.

Las cifras del estudio de la MOE son concluyentes: Las consultas no son atractivas para el ciudadano y sí para los partidos. ¿Por qué las siguen usando a pesar del costo y de las pocas votaciones?

Este método es un modelo establecido en la Constitución de 1991, que buscó acabar con el bipartidismo que venía de años atrás. Para Pedro Pemberty, politólogo y docente de la Universidad Nacional, “ahora con el multipartidismo se pretende que las opciones de acceso al poder se diversifiquen, es decir, se incrementan las posibilidades para todos, en el sentido que ya no hay partidos hegemónicos. Ahora, tienen que ir en alianzas, porque nunca va a haber una colectividad con la posibilidad real de ganar por sí sola”.

Muñoz por su parte, dice que “podría considerarse un ejercicio que no aporta mucho. Sin embargo, permite los procesos de democratización interna en los partidos, y es bueno someterlo al escrutinio y a la consideración pública. Definir candidatos y hacer coaliciones en torno a propuestas es provechoso para la democracia”.

La norma indica que en cualquier municipio del país se pueden adelantar estos comicios, lo cual pone en entredicho la pertinencia y si es necesario el gasto logístico y económico en las localidades más pequeñas de Colombia.

“Ya que es un procedimiento extendido a todos los municipios, uno se pregunta si el costo y beneficio resulta útil y necesario en todas partes. Es muy común en la legislación colombiana que estas medidas sean homogéneas, sin importar el tamaño, y en municipios pequeños puede ser algo cuestionable”, aseguró Santiago Leyva.

Estrategia política

Aunque es un hecho que las consultas para las elecciones regionales han sido, hasta el momento, un fracaso en términos de asistencia de votantes, hay un factor que es transversal a estas jornadas, que va más allá de la democracia interna en los partidos, y es la estrategia de campaña.

El mejor ejemplo se dio en las pasadas elecciones a la Presidencia, en las que el mecanismo fue utilizado por tres sectores: la centro derecha, entre el Centro Democrático y el Partido Conservador; el Partido Liberal y la de izquierda, que tuvo como candidatos al senador Gustavo Petro y al exalcalde de Santa Marta Carlos Caicedo.

El liberalismo optó por citar al electorado en una fecha atípica, sin coincidir con otra elección y eligió al exnegociador Humberto de la Calle como su candidato, pero ante la pobre votación obtenida, su aspiración nació sin aire.

Por el contrario, las consultas de izquierda y derecha tuvieron un éxito tal que los ganadores Gustavo Petro e Iván Duque fueron, finalmente, quienes pasaron a segunda vuelta y, el último, es hoy presidente de la República.

Las consultas en las elecciones regionales y las presidenciales son ejercicios democráticos que no se pueden homologar. De hecho, será difícil que un político con nombre y peso nacional se anime a participar de una consulta local con otros aspirantes que apenas se dan a conocer.

Sin embargo, queda sobre el tapete que de tener una estrategia clara que impacte y catapulte un candidato ante la opinión pública, se convierte en una buena cuota inicial de cara a la fecha definitiva de los comicios.

Los casos en Medellín

Por pedido de las colectividades, el Consejo Nacional Electoral (CNE) amplió el plazo hasta hoy para que los directorios de los partidos y los movimientos políticos, aún sin personería, indicaran si desean hacer algún tipo de consulta.

El 12 de abril (un mes), los partidos deben definir los candidatos oficiales para usar este método electoral.

En el caso de Medellín, en el ambiente político se baraja la posibilidad de contar con dos consultas interpartidistas. Al cierre de esta edición, ninguna otra colectividad manifestó interés en realizarla.

De la que más se ha hablado es la promovida por el Partido Alianza Verde, los que primero invitaron a sumarse a su proceso a varios precandidatos independientes, y luego lo ampliaron al Polo Democrático Alternativo y al Movimiento Alternativo Indígena y Social (Mais).

Como lo ha publicado EL COLOMBIANO, esta solicitud de consulta para la Alcaldía de Medellín generó fricciones de los verdes. Aunque por votación interna ya fue aprobada, ni el senador Iván Marulanda ni la senadora Angélica Lozano estuvieron de acuerdo con la propuesta que los une con sectores de una izquierda que no goza de buena imagen en una ciudad con más tendencia política a de centro derecha.

Hoy, la consulta estaría entre los verdes: Jaime Cuartas, Beatriz Rave, Luis Miguel Úsuga y Luis Bernardo Vélez (en proceso de ingreso a la Alianza Verde), Víctor Correa por el Polo y Jesús Ramírez de Mais.

El otro caso se originó en el Concejo de Medellín, donde los corporados Aura Marleny Arcila y Fabio Humberto Rivera, por el Partido Liberal; y Jesús Aníbal Echeverri, del Partido de la U, planean este método para elegir a un candidato único para la Alcaldía.

Pero no están cerrados en que debe ser entre ellos, según conoció este diario, además de invitar al exsecretario de Gobierno, Santiago Gómez, también se reunieron con César Hernández, quien recoge firmas con el movimiento “Medellín Evoluciona”. También le ofrecerían al Centro Democrático participar de esta contienda electoral y al Partido Conservador si presenta a un candidato con su aval.

Con más de 20 precandidatos para dirigir a la capital antioqueña entre 2020 y 2023, las consultas pueden decantar y depurar las listas para mayor comprensión del electorado.

“En Medellín es difícil entender el panorama electoral por tanto precandidato que hay por firmas. Las consultas sirven para que hayan bloques más fuertes y un debate de más calidad. Tener tantos precandidatos es negativo para la ciudadanía, pues es imposible saber quién está diciendo qué. Ahí es muy útil la consulta, para definir los candidatos y luego votar por el de su preferencia”, indicó el docente Leyva.

Este método hace parte de la democracia colombiana y la tendencia no parece que vaya a cambiar: positivo para los partidos e irrelevante para el electorado.

Contexto de la Noticia

las consultas serían claves en bogotá

En la capital del país en un principio se especuló con una unión entre el uribismo y otros sectores de derecha, para “impedir que la izquierda retorne al poder”, había dicho el excongresista Samuel Hoyos. Tras la designación de la concejal Ángela Garzón como candidata del Centro Democrático, de la idea no se ha vuelto a hablar públicamente. En los sectores alternativos sí hay movimientos y ya le confirmaron al CNE el deseo de hacer una consulta interpartidista. Por ahora, los participantes serían: El exviceministro Luis Ernesto Gómez, del movimiento “Activista”, el candidato que salga de la Alianza Verde –entre Antonio Navarro y Claudia López–, otro del Polo Democrático y de la Unión Patriótica. Esto significa que dejaron por fuera al concejal Hollman Morris, precandidato del Movimiento Alternativo Indígena y Social, quien desde hace varias semanas enfrenta cuestionamientos por violencia intrafamiliar, denuncia de su esposa y acoso sexual, por parte de otras mujeres. Martha Peralta, presidenta del Mais, se refirió a la omisión de Morris de la consulta interpartidista para la Alcaldía de Bogotá. “Lo que hicieron no es la forma de actuar porque hay una percepción de exclusión y así no se construye democracia, independiente de los señalamientos que haya sobre nuestro candidato. Nada está demostrado, los partidos no podemos partir de la moral, ninguno es juez ni un estrado judicial para condenarlo. Están destruyendo a un movimiento político que ha dado la cara y que apoyó a Petro a la Presidencia. Es una mala decisión de los sectores alternativos sacar al Mais de esta contienda. Si los bogotanos consideran que Morris no es digno o moralmente capaz, que las urnas legitimen eso, pero esto no lo merece Bogotá y es una mala imagen para el país. Mantenemos nuestro aval y pensaremos estrategias a nivel nacional”.

Juan Camilo Montoya Echavarría

Me gusta escuchar a la gente y contar sus historias, así descubro el mundo. Amor infinito por el océano y, como vivo encerrado entre montañas, cada vez que puedo me voy a bucear. Especialista en Comunicación Política- EAFIT.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección