<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x

una de las primeras instituciones que adoptó el bilingüismo en la ciudad cumplió siete décadas de enseñanza, graduando más de 2.800 mujeres en el mismo lapso. el aniversario será celebrado en una serie de eventos, entre ellos un foro educativo.

con una eucaristía en la catedral metropolitana de la ciudad, comenzó la celebración de los 70 años de historia del colegio marymount, ubicado en la comuna de el poblado, en medellín.

el centro educativo fue fundado en 1954, cuando las religiosas del sagrado corazón de maría trajeron por primera vez una oferta educativa bilingüe femenina a la ciudad de medellín.

su historia como uno de los primeros colegios privados de la ciudad, relata también la transformación colombiana. “cuando comienza el colegio en los años 50, se buscaba educar a las mujeres con herramientas que les permitiera ser líderes en la sociedad y contar con el manejo de una segunda lengua que era el inglés. se funda el colegio, y a finales de los años 50 y 60 viene todo este auge de las mujeres, de la libertad, del liderazgo, del empoderamiento, es por esto que creemos que nuestras religiosas fueron muy vanguardistas”, comentó catalina guzmán urrea, rectora del marymount.

por sus aulas han pasado medallistas olímpicas, campeonas mundiales deportivas, importantes investigadoras científicas internacionales, médicas reconocidas a nivel mundial, directoras de fundaciones y ong, empresarias, directoras de teatro y líderes culturales, actrices, gerentes de empresas, periodistas destacadas y un incontable número de mujeres que se han dedicado a dejar huella, un legado en la sociedad.

“tenemos claro el contexto de estas estudiantes, que vienen de unas familias donde sus papás son líderes empresariales, en salud, financieros, en fin, dentro del sector productivo tienen un liderazgo, vienen con ese adn. entonces, como las estudiantes traen desde casa esas herramientas, buscamos formar buenos seres humanos que, con todo lo que tienen, puedan realmente impactar la sociedad; es esa ética de cómo me relaciono con el otro, qué hago por el otro, es mi bienestar, pero también es el bienestar del otro”, comentó guzmán.

según las directivas de la institución, esta fue pionera en adaptar los cambios tecnológicos que experimentaba el mundo perder su filosofía. de las máquinas de escribir pasaron rápidamente a los computadores y al uso de internet y la adopción de nuevas metodologías. en pandemia tuvieron un modelo exitoso de educación virtual y luego fue uno de los primeros colegios privados en abrir sus puertas tras la cuarentena.

“siempre ha dado respuesta a lo que ha pasado en lo social en ese momento, entonces ahora la pregunta es ¿qué vamos a hacer con todo este tema de inteligencia artificial, con la tecnología, las redes sociales? ¿cómo formamos estudiantes para que tengan esas herramientas, pero también pensando en cómo van a impactar en lo social? esto nos hace unos abanderados en esa educación pertinente, pero que también es de vanguardia”, explicó la directiva.

uno de los giros trascendentales que ha tomado la institución recientemente es la inclusión en sus aulas de niños, convirtiendo al marymount en una institución de educación de calidad ahora mixta. hasta la fecha se han matriculado 21 niños para la vigencia 2024.

además, su énfasis actual es la inteligencia emocional. “a la par del currículo académico tenemos el currículo socio emocional, es la posibilidad de que los niños y los padres de familia vean ese seguimiento de ese ser humano, que no solamente da cuenta del rendimiento académico, sino de cómo vas como persona, qué hábitos has desarrollado, desde tu proceso evolutivo, cómo va esa relación con el otro y contigo mismo”, relató la rectora.

el marymount medellín tiene doble acreditación internacional proporcionada por las agencias cis y neasc, proceso que se realiza cada cinco años. este año se acreditará bajo una nueva ruta que les permitirá documentar sus cuatro nuevos proyectos: espacios de aprendizaje siglo xxi, educación mixta

un cambio de mentalidad, sistema institucional de evaluación y el currículo internacional en preescolar, basado en el juego.

según indicaron desde el marymount, este es el segundo mejor colegio de la ciudad y ocupa el lugar 15 en el país, según el ranking col sapiens 2023

2024.

la celebración por los 70 años también acogerá el foro “educación pertinente para un mundo cambiante” que se llevará a cabo en el auditorio del colegio el próximo 6 de marzo, desde las 8:00 a.m. y contará con 300 invitados presenciales en el auditorio y transmisión en streaming por el canal de youtube del colegio para toda la comunidad que quiera conectarse.

language COL arrow_drop_down

“Yo no soy el dueño de Dignidad”: Jorge Robledo

Tras formalizar su salida del Polo, y en diálogo con EL COLOMBIANO, el senador se refirió a lo que sigue con el partido que lanzó el miércoles.

  • Jorge Robledo llegó al Polo Democrático Alternativo en 2006 y fue, varias veces, su senador más votado. FOTO Juan Antonio sánchez
    Jorge Robledo llegó al Polo Democrático Alternativo en 2006 y fue, varias veces, su senador más votado. FOTO Juan Antonio sánchez
03 de noviembre de 2020
bookmark

Ad portas del inicio de la campaña electoral para los comicios de 2022, a mediados de la semana pasada surgió un nuevo jugador en el tablero: el Partido Dignidad, nacido después de la salida –esperada desde hacía varios meses– de varios sectores del Polo Democrático Alternativo, entre ellos, el dirigido por el senador Jorge Robledo.

Aunque se encuentra en proceso de formación, la nueva colectividad ya tiene definidas sus prioridades. La principal: conseguir que el Consejo Nacional Electoral (CNE) les dé la personería jurídica, cumpliendo con lo indicado en el estatuto de la oposición. También está la realización de un primer congreso –que aún no tiene fecha–, así como consolidar una agenda propia.

EL COLOMBIANO habló con el senador Robledo sobre estos temas y sus aspiraciones personales. Él dejó claro que aunque a principios de año anunció su decisión de aspirar a la Presidencia, aún no es oficial su candidatura.

Ha sido uno de los senadores más votados del Polo, ¿su salida afectará el futuro de este partido?

“Por supuesto que es una pérdida para ellos, pero están en capacidad de recuperarse. Yo no les deseo el mal”.

¿Cómo fue la discusión al interior del Polo para definir la salida?

“Se acumularon unos desacuerdos que nos llevaron a armar proyectos políticos distintos, porque todos concluimos, los que se quedaron y los que nos fuimos, que lo mejor era escindirnos pacíficamente, sin agravios ni ataques”.

¿Cómo será entonces la relación del Partido Dignidad con el Polo a partir de ahora?

“Nos salimos porque tenemos diferencias profundas, pero también mantenemos coincidencias. Vamos a seguir actuando juntos en la bancada de oposición a Iván Duque en el Congreso y en lo que tengamos desacuerdos tomaremos decisiones diferentes. Yo no entiendo la política como una pelea de perros y gatos, porque eso le hace mucho daño al país”.

Al igual que como se formó el Polo hace 15 años, a Dignidad llegan distintos movimientos políticos y sociales, ¿cómo conciliar estas posturas?

“Esa es la carpintería que hay que hacer, pero eso no es imposible, porque estamos unificados en unos criterios muy claros, como defender la producción y el trabajo nacional, yo insisto mucho en la frase de que el país necesita crear fuentes de empleo. También queremos desarrollar la educación y la capacidad científica en Colombia. Rechazamos la corrupción y la violencia. Y nos une la idea de que aquí caben todos los sectores, incluyendo a los empresarios. Entonces, a partir de eso tramitamos nuestras diferencias”.

En la presentación del partido, usted dijo que Dignidad “no está diseñado para 2022”, ¿pero qué estrategia tendrán para ese año?

“Yo no soy el dueño ni doy las órdenes. Hicimos una dirección colegiada y esa es la que tomará determinaciones. Inclusive esa dirección que nombramos es provisional, pues, lo más pronto que podamos, haremos un congreso de Dignidad y ahí veremos qué decisiones tomamos. En ese sentido, soy uno más. Es más, en este momento Dignidad no tiene candidato para la Presidencia”.

¿Entonces Dignidad cuándo dará nombres para las elecciones? ¿Apostarán por tener candidato propio?

“No sabemos. El partido tiene un organismo colegiado de 17 personas, incluyéndome, que es el que decidirá cómo tramitamos la candidatura. Estamos dedicados a que el CNE reconozca nuestra existencia y haremos un congreso constitutivo del partido, pero aún no tenemos un calendario”.

¿Y qué pasa si el CNE

les rechaza la personería jurídica?

“Nos crean un problema. Violarían nuestros derechos y eso podría llevar a que yo pierda la curul en el Senado. Yo espero que eso no suceda, porque nosotros cumplimos con las leyes para la escisión, pero esa es una decisión del CNE que espero que la tome con criterios democráticos. Esta decisión la tomamos a todo riesgo: si nos cuesta dolores, los pagaremos”.

¿Cómo ve la fragmentación que hay en estos momentos en los sectores alternativos y de izquierda en el país?

“La fragmentación es un símbolo de la crisis. No es solo de los que estamos en oposición, si mira el duquismo, en el Congreso tiene siete partidos distintos. Cuando las sociedades entran en crisis, unir no es fácil. En el caso de la oposición tenemos esa realidad y ya veremos cómo es posible, en el mediano plazo, unificar esfuerzos”.

¿Ven en el panorama una alianza con el candidato de la Alianza Verde, con Sergio Fajardo o, incluso, con Gustavo Petro?

“Eso tiene que resolverlo el comité ejecutivo nacional de Dignidad. Yo no soy dueño, ni caudillo ni un príncipe. Ahora, los acuerdos son algo natural. Pero también es muy temprano para tomar decisiones. De momento, estamos concentrados en fortalecernos como partido”.

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*