<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Exclusivo | Viaje a los dominios de alias “Guacho”

En exclusiva, EL COLOMBIANO recorrió la zona donde se mueve ese jefe de las disidencias de las Farc.

  • Cultivos de coca en frontera con Ecuador. Fotos: Manuel Saldarriaga
    Cultivos de coca en frontera con Ecuador. Fotos: Manuel Saldarriaga
  • Alto Mira y Frontera. Foto: Manuel Saldarriaga
    Alto Mira y Frontera. Foto: Manuel Saldarriaga
  • Sector La Playa, Nariño, donde se pagan los negocios relacionados con la hoja de coca. Foto: Manuel Saldarriaga
    Sector La Playa, Nariño, donde se pagan los negocios relacionados con la hoja de coca. Foto: Manuel Saldarriaga
  • En el Alto Mira y Frontera se ven las lanchas transportar galones de gasolina, motos y personas sin control de las autoridades. FOTO: Manuel Saldarriaga
    En el Alto Mira y Frontera se ven las lanchas transportar galones de gasolina, motos y personas sin control de las autoridades. FOTO: Manuel Saldarriaga
  • Vereda Vallenato, al lado del río Mira. FOTO: Manuel Saldarriaga.
    Vereda Vallenato, al lado del río Mira. FOTO: Manuel Saldarriaga.
  • A los campesinos los carteles mexicanos y los grupos ilegales les pagan 30 mil pesos por una arroba de hoja de coca. FOTO: Manuel Saldarriaga.
    A los campesinos los carteles mexicanos y los grupos ilegales les pagan 30 mil pesos por una arroba de hoja de coca. FOTO: Manuel Saldarriaga.
  • En la frontera con Ecuador, la resiembra de la coca ha aumentado. FOTO: Manuel Saldarriaga
    En la frontera con Ecuador, la resiembra de la coca ha aumentado. FOTO: Manuel Saldarriaga
  • Zona de mataje, frontera colombo-ecuatoriana, donde alias “Guacho” se mueve con facilidad. FOTO: Manuel Saldarriaga
    Zona de mataje, frontera colombo-ecuatoriana, donde alias “Guacho” se mueve con facilidad. FOTO: Manuel Saldarriaga
JAVIER ALEXANDER MACÍAS | Publicado el 21 de noviembre de 2018

La embarcación “La Polvorosa” atracó en La Playa, un improvisado puerto al que se llega desde Tumaco después de una hora por un camino de polvo y piedras. En este pequeño inframundo al lado del río Mira, la vida se cuece en el sopor de la tarde con estruendosos corridos mexicanos salidos de un equipo de sonido que llega a la cintura, mientras que hombres negros, blancos y chilapos beben cerveza bajo casetas de techos de plástico y ríen estrepitosamente.

Es sábado, parece un día normal. El vaho caliente se mezcla con el aire festivo mientras las tiendas interinas ofrecen arroz, sal, camisas y hasta cangrejos de agua dulce que los indígenas venden en jaulas hechas con hojas de palma; pero el negocio próspero se cierra a unos cuantos pasos del bullicio:...


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección