<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x

una de las primeras instituciones que adoptó el bilingüismo en la ciudad cumplió siete décadas de enseñanza, graduando más de 2.800 mujeres en el mismo lapso. el aniversario será celebrado en una serie de eventos, entre ellos un foro educativo.

con una eucaristía en la catedral metropolitana de la ciudad, comenzó la celebración de los 70 años de historia del colegio marymount, ubicado en la comuna de el poblado, en medellín.

el centro educativo fue fundado en 1954, cuando las religiosas del sagrado corazón de maría trajeron por primera vez una oferta educativa bilingüe femenina a la ciudad de medellín.

su historia como uno de los primeros colegios privados de la ciudad, relata también la transformación colombiana. “cuando comienza el colegio en los años 50, se buscaba educar a las mujeres con herramientas que les permitiera ser líderes en la sociedad y contar con el manejo de una segunda lengua que era el inglés. se funda el colegio, y a finales de los años 50 y 60 viene todo este auge de las mujeres, de la libertad, del liderazgo, del empoderamiento, es por esto que creemos que nuestras religiosas fueron muy vanguardistas”, comentó catalina guzmán urrea, rectora del marymount.

por sus aulas han pasado medallistas olímpicas, campeonas mundiales deportivas, importantes investigadoras científicas internacionales, médicas reconocidas a nivel mundial, directoras de fundaciones y ong, empresarias, directoras de teatro y líderes culturales, actrices, gerentes de empresas, periodistas destacadas y un incontable número de mujeres que se han dedicado a dejar huella, un legado en la sociedad.

“tenemos claro el contexto de estas estudiantes, que vienen de unas familias donde sus papás son líderes empresariales, en salud, financieros, en fin, dentro del sector productivo tienen un liderazgo, vienen con ese adn. entonces, como las estudiantes traen desde casa esas herramientas, buscamos formar buenos seres humanos que, con todo lo que tienen, puedan realmente impactar la sociedad; es esa ética de cómo me relaciono con el otro, qué hago por el otro, es mi bienestar, pero también es el bienestar del otro”, comentó guzmán.

según las directivas de la institución, esta fue pionera en adaptar los cambios tecnológicos que experimentaba el mundo perder su filosofía. de las máquinas de escribir pasaron rápidamente a los computadores y al uso de internet y la adopción de nuevas metodologías. en pandemia tuvieron un modelo exitoso de educación virtual y luego fue uno de los primeros colegios privados en abrir sus puertas tras la cuarentena.

“siempre ha dado respuesta a lo que ha pasado en lo social en ese momento, entonces ahora la pregunta es ¿qué vamos a hacer con todo este tema de inteligencia artificial, con la tecnología, las redes sociales? ¿cómo formamos estudiantes para que tengan esas herramientas, pero también pensando en cómo van a impactar en lo social? esto nos hace unos abanderados en esa educación pertinente, pero que también es de vanguardia”, explicó la directiva.

uno de los giros trascendentales que ha tomado la institución recientemente es la inclusión en sus aulas de niños, convirtiendo al marymount en una institución de educación de calidad ahora mixta. hasta la fecha se han matriculado 21 niños para la vigencia 2024.

además, su énfasis actual es la inteligencia emocional. “a la par del currículo académico tenemos el currículo socio emocional, es la posibilidad de que los niños y los padres de familia vean ese seguimiento de ese ser humano, que no solamente da cuenta del rendimiento académico, sino de cómo vas como persona, qué hábitos has desarrollado, desde tu proceso evolutivo, cómo va esa relación con el otro y contigo mismo”, relató la rectora.

el marymount medellín tiene doble acreditación internacional proporcionada por las agencias cis y neasc, proceso que se realiza cada cinco años. este año se acreditará bajo una nueva ruta que les permitirá documentar sus cuatro nuevos proyectos: espacios de aprendizaje siglo xxi, educación mixta

un cambio de mentalidad, sistema institucional de evaluación y el currículo internacional en preescolar, basado en el juego.

según indicaron desde el marymount, este es el segundo mejor colegio de la ciudad y ocupa el lugar 15 en el país, según el ranking col sapiens 2023

2024.

la celebración por los 70 años también acogerá el foro “educación pertinente para un mundo cambiante” que se llevará a cabo en el auditorio del colegio el próximo 6 de marzo, desde las 8:00 a.m. y contará con 300 invitados presenciales en el auditorio y transmisión en streaming por el canal de youtube del colegio para toda la comunidad que quiera conectarse.

language COL arrow_drop_down

Un siglo de Álvaro Mutis, el poeta que escribió novelas

Narrador, poeta y viajero, esas palabras dan una idea de la vida de Álvaro Mutis, el escritor bogotano que construyó una obra centrada en la figura de un personaje solitario y lúcido, Maqroll el gaviero.

  • El poeta Álvaro Mutis. Foto: Colprensa
    El poeta Álvaro Mutis. Foto: Colprensa
24 de agosto de 2023
bookmark

En las novelas de Alvaro Mutis se enlazan la sed de aventuras y paisajes y la conciencia de que toda empresa humana está condenada al fracaso. Conocido en Latinoamérica por sus poemarios, Mutis escribió sus novelas en la edad madura y logró con ellas reconocimiento mediático. Quizá la más celebrada por la crítica sea La nieve del almirante. Y, sin duda, la más recordada por el público es Ilona llega con la lluvia, que fue protagonizada en la gran pantalla por Margarita Rosa de Francisco. EL COLOMBIANO conversó con Juan Esteban Constaín, prologuista de la edición recopilatoria de las novelas de Mutis, sobre la faceta de prosista del autor colombiano.

¿Qué tipo de escritor fue Álvaro Mutis?

“Creo que Mutis logró un prodigio que es muy escaso en la literatura y es el de concebir un arquetipo, concebir un personaje que cobra vida y que tiene una fuerza arrolladora. Ese es el caso de Maqroll el gaviero, que aparece desde sus primeros poemas. Uno lo que intuye en la poesía sobre Maqroll es que este es una refutación permanente en el mundo moderno, que es la razón por la cual Octavio Paz lo clasificó muy certeramente como un héroe romántico.

Son estas empresas y tribulaciones, que se insinuaban en los poemas, las que dieron el salto a la narrativa. Mutis logra con mucho éxito ese tránsito entre la poesía y la ficción, manteniendo siempre la intensidad de sus reflexiones, la cadencia y la belleza del lenguaje. Y ese Maqroll que aparece en las novelas es el mismo que se ha ido revelando en la poesía de Mutis. Ese universo épico y narrativo se complementa con personajes que terminan siendo tan encantadores como Maqroll. En mi caso tengo una devoción especialísima por Abdul Bashur. Entre otras, porque en la tipificación de Abdul Bashur, Mutis le hizo un homenaje a su mentor y a su amigo Ernesto Volkening”.

Existe un prejuicio sobre el poeta que se vuelve novelista... ¿cómo le fue a Mutis en ese tránsito?

“Mutis era un grandísimo lector. Tenía una formación literaria muy superior quizás a la de la mayoría de los novelistas de su generación. Era un gran lector de historia y era un gran lector de novelas y de ficciones. Leyó todo Balzac. Él tuvo las tablas y el adiestramiento para oficiar ese tránsito sin mayor problema. A mí, sin embargo, lo que me maravilla de ese salto entre la poesía y la ficción es que el personaje sigue siendo el mismo y el lenguaje también, de alguna manera, lo es.

La épica y la ética de Maqroll son siempre las mismas, ya sea en los poemarios o en las novelas. Y creo que sus novelas tienen unas audacias estilísticas y literarias que irán cobrando más valor con el tiempo. Por ejemplo, en La nieve del almirante, el recurso del diario está muy bien concebido. Esta fue una novela que le encantó a Javier Marías. Marías fue un crítico y un juez implacable, y creyó que Mutis era de los más grandes novelistas de nuestra lengua. Entonces yo creo que ese salto de la poesía a la ficción es muy exitoso y supongo que eso tiene que ver con la cultura literaria que tenía Mutis”.

¿Qué significado tiene Maqroll en el tiempo actual?

“Es una especie de reproche y también una impugnación a las miserias y a las trampas del mundo moderno. Maqroll fue un héroe romántico, que además tiene como una faceta conradiana muy bella, que no es la de la navegación y la del mar, como se cree siempre con tanta facilidad, sino la de la manera en que la vida se honra con ciertos rituales, con ciertas ceremonias y que no tienen nada que ver con el éxito, ni con la ambición, ni con el resultado”.

“Una obra no puede surgir solamente en fechas especiales”: Santiago Mutis Durán

Álvaro Mutis recibió los premios literarios más importantes de la lengua castellana: el Príncipe de Asturias, el Reina Sofía de Poesía y el Cervantes. Su enorme prestigio en América Latina se basó principalmente en sus poemas, todos ellos marcados por una visión fatalista y por un lenguaje exuberante. Su hijo Santiago Mutis ha sido uno de los más entusiastas difusores de su obra. Y también uno de los estudiosos más consagrados a los versos y a los renglones del autor nacido en Bogotá el 25 de agosto de 1923 y muerto en Ciudad de México el 22 de septiembre de 2013. EL COLOMBIANO conversó con Santiago sobre el legado de su padre.

¿Qué significado tiene este centenario para la obra de Álvaro Mutis?

“Los centenarios y los homenajes pueden ser buenos o bulliciosos. Un autor tiene que estar en verdad presente siempre y tiene que ser capaz de responder con su obra a todas las preguntas que las personas tienen. Una obra no puede surgir solamente en fechas especiales. Espero que de todos modos con tanta gente que ha escrito sobre él podamos abrir el baúl y hacer una lectura fecunda de sus libros”.

¿Cuáles fueron las preguntas principales en la obra de Mutis?

“Es difícil resumir tanto en un autor con catorce libros. Creo que las preguntas que tiene un autor, si es importante, son las preguntas que todos en el fondo tenemos. También en sus libros hay una pregunta recurrente por la soledad, esa soledad causada por una sociedad que no cuida mucho del ser humano, que lo arrincona y lo golpea. Hay una pregunta ahí por el dolor acumulado por una vida desatenta”.

¿Usted encuentra en Maqroll rasgos de Álvaro Mutis?

“Un personaje de una obra literaria, de cualquier obra literaria, no pertenece en exclusiva a la ficción. Este personaje contiene demasiados elementos de la interioridad y de las preocupaciones de mi padre. Maqroll es especial porque es un personaje que está presente en muchos años de escritura y, entonces, todo lo que le pasó a mi padre lo puso en él. Maqroll es el resultado de un diálogo íntimo que Mutis hizo consigo mismo. Y eso nos lleva a nosotros, los lectores, a enfrentarnos a la dura realidad egoísta que ha resuelto disolver a la persona humana”.

Hay otra particularidad en la obra de su padre y es que recibió aplausos por los poemas y las novelas, algo no muy recurrente...

“Si un libro es bueno los premios no le ponen nada ni le quitan nada. Los libros buenos de verdad son aquellos que siguen ofreciéndoles cosas a los lectores, así pasen las generaciones. En el caso de mi padre me parece importante es que han pasado varias generaciones que siguen pendientes de esa obra, que siguen preguntándole a esa obra, que sigue insistiendo en esa lectura. Hay una cosa que ha sobrepasado al tiempo”.

¿Prefiere al Mutis novelista o al Mutis poeta?

“Yo le quiero ir completo. No parto la obra ni en dos ni en tres, ni me privo de una parte por escoger otra parte. La quiero completa, quiero saber todo lo que dice, todo lo que piensa, todo lo que ha querido decirnos. Claro, la obra tiene cargas de profundidad distintas, pero yo las quiero todas.

Y en verdad en todos sus libros encuentro siempre cosas muy importantes, capaces de responder a cosas que a uno lo inquietan”.

¿Qué tipo de enseñanza puede recibir de la obra de Álvaro Mutis alguien que está iniciándose en el camino literario?

“Los escritores jóvenes son como los escritores viejos. Todos tienen que hacer lo mejor que puedan, y hacerlo lo más seriamente que puedan, lo más grave e íntegramente que puedan. Es decir, la lección que le deja Mutis a un escritor en ciernes o a un escritor ya hecho o a una persona cualquiera es que se debe tomar la vida en serio. Tenemos que ser responsables de la vida que tenemos”.

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*