<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

Dibujos, esculturas y más obras colombianas llegan a EE.UU. para reflexionar sobre el país

“Colombia: el maíz, el río y la tumba” estará hasta el 19 de agosto en el Museo de Las Américas en Denver. Varios artistas antioqueños hacen parte de la muestra.

  • Museo de Las Américas en Denver, Estados Unidos, donde artistas colombianos exponen sus obras. FOTO: Cortesía.
    Museo de Las Américas en Denver, Estados Unidos, donde artistas colombianos exponen sus obras. FOTO: Cortesía.
  • Obra “Maíz” de Antonio Caro. FOTO Cortesía
    Obra “Maíz” de Antonio Caro. FOTO Cortesía
  • Muestra “Río abajo” de Erika Diettes. FOTO Cortesía
    Muestra “Río abajo” de Erika Diettes. FOTO Cortesía
08 de abril de 2023
bookmark

Son 15 artistas colombianos los que hacen parte de la exposición “Colombia: el maíz, el río y la tumba”, que por estos días está en el Museo de Las Américas en Denver, Colorado, el único museo de la zona central de Estados Unidos que desde hace más de 30 años se dedica exclusivamente al arte y la cultura de los países de América Latina.

El proceso de curaduría estuvo a cargo del cucuteño Alex Brahim. Hay figuras muy consagradas como el fallecido Antonio Caro, hasta un grupo notable de artistas emergentes y personas de trayectoria intermedia. Los antioqueños Carlos Uribe, Santiago Vélez, Víctor Muñoz y el colectivo Antónima hacen parte de esta muestra.

Los visitantes al Museo de Las Américas se encuentran con diferentes enfoques temáticos y conceptuales. También hay variedad de técnicas: dibujo, escultura, pintura, instalación, fotografías, obra gráfica y videoarte. Una fusión de miradas y soportes.

El punto de partida de todo, dice Brahim, fue poner de relieve la complejidad de las aristas que intervienen en los procesos de violencia en Colombia, lo muy de cerca que esto está a la vulneración territorial y la profanación de culturas, tierras, legados y recursos que han sido considerados sagrados en algún momento.

Es un relato sobre los recursos y sus gentes que se mueve por tres ejes: el maíz, el río y la tumba. El maíz como icono, comienzo de un hito y planta que unió a varias culturas prehispánicas. Y ahí entra la obra de Antonio Caro, un acrílico sobre papel.

Obra “Maíz” de Antonio Caro. FOTO Cortesía
Obra “Maíz” de Antonio Caro. FOTO Cortesía

El río como depositario de la vida. El río visto como cartografía en los dibujos y pinturas de Wilmer Useche. El río también está plasmado en la propuesta “Ley de Páramos” de Santiago Vélez, una serie de videos grabados en el páramo de Belmira en Antioquia, imágenes en las se observa el recorrido del agua, esa agua que se aglomera en pequeños lagos, se mete en los conductos, se inserta en la mina y sale como lodo.

“He logrado una proximidad con el territorio, me adentro en estas realidades, las conozco de cerca para entender estas lógicas. Me interesa mucho investigar la incidencia de las minas en la contaminación de las aguas, ya se comprobó que Colombia tiene todos los ríos contaminados por mercurio y esto tal vez un minero artesanal no logra dimensionarlo”, dijo Vélez.

Le puede interesar: Girasoles de Botero y otras joyas del arte colombiano en rompecabezas

El río como espacio simbólico a partir de la relación con los objetos de las personas desaparecidas en los ríos. Así lo muestra la artista visual caleña Erika Diettes en “Río abajo”: fotográfica impresas sobre cristal de prendas de vestir que las víctimas conservaban de sus familiares asesinados o desaparecidos, que luego fueron llevadas a estudio para lograr en un ambiente casi aséptico un diálogo íntimo, sereno, delicado. Por eso también el río como tumba.

“‘Río abajo’ habla sobre el duelo, el duelo en este caso suspendido que es la forma como se denomina el duelo por desaparición forzada. Estas obras son prendas de ropa que me prestaron los familiares y dolientes que siguen buscando entre los vivos y entre los muertos a sus seres queridos”, contó Erika.

Muestra “Río abajo” de Erika Diettes. FOTO Cortesía
Muestra “Río abajo” de Erika Diettes. FOTO Cortesía

“Colombia: el maíz, el río y la tumba” es en definitiva un cruce de miradas constante, porque a medida que se avanza por los diferentes recintos que componen el espacio, se establecen paisajes de contacto entre varias de las obras, y emergen relaciones y contrastes. “esto permite entretejer un recorrido muy claro, pero a la vez muy abierto a las interpretaciones subjetivas que tenga el visitante”, dijo el curador.

Brahim además resaltó varios aspectos que hacen relevante la muestra: es la primera vez que los residentes de Denver tienen la oportunidad de abrir una ventana para saber lo que ocurre en Colombia y ver más allá de lo que salen en los medios de comunicación; también es importante porque el momento actual en el que se propone la llamada “Paz Total” teniendo en cuenta esa naturalidad que todavía se tiene con los actos violentos.

Al final de la muestra hay un elemento adicional. Es un frailejón que aparece a partir del discurso sobre los riesgos de la explotación minera en los páramos. El frailejón como fábrica de agua, como garante de la vida y muchas veces tan olvidado.

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

PROCESANDO TU SOLICITUD