<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

Piedad Bonnett orgullosa de tener su obra de teatro en Nueva York

  • La escritora de Amalfi, Antioquia, ha escrito varias obras de teatro. FOTO Robinson Sáenz
    La escritora de Amalfi, Antioquia, ha escrito varias obras de teatro. FOTO Robinson Sáenz
  • Victor Hugo Grajales, César Morales, Wilmar Saldarriaga y Leonardo González protagonizan la obra Máxima Seguridad. FOTO Cortesía
    Victor Hugo Grajales, César Morales, Wilmar Saldarriaga y Leonardo González protagonizan la obra Máxima Seguridad. FOTO Cortesía
29 de mayo de 2015
bookmark

El Theater for the New City de Nueva York vivió una noche en donde el drama y la lucha de poderes dentro de una cárcel colombiana fueron plasmados en una obra de teatro escrita por la antioqueña Piedad Bonnett, la obra se llama Máxima seguridad y fue estrenada este jueves.

“A mí me ha interesado mucho el tema de la cárcel, entonces un actor, Nelson Celis me dijo que tenía tres actores con los que quería hacer una obra sobre ese tema. Me pareció tan chévere ese tema y me fui y hablé con los actores, los conocí y detallé: uno gordo, otro jovencito y el otro que siempre hacía los papeles cómicos en el teatro. Los tres excelentes actores”, cuenta Bonnett, quien añadió que con solo verlos comenzó a pensar en la obra, “Ahí mientras los miraba, me inspiré (risas). Pensé. El gordo va a ser el paramilitar, en la misma primera entrevista; el jovencito que sea como el frágil de la cárcel y el otro que es el que siempre tiene tanta gracia, que sea un pillo de esos colombianos, cómico, recursivo, imaginativo, gracioso, manipulador. Ya con ese pensamiento, me sentí más segura de decir, listo, hago la obra”.

La obra es la séptima que para teatro ha escrito la amalfitana y fue estrenada en Colombia hace 2 años en el Teatro Libre de Bogotá.

El director del ID Studio de NY, Germán Jaramillo, asistió a una de las funciones de la temporada y es cautivado por este conmovedor texto dramático. Es así como surge la idea de hacer una coproducción entre el ID Studio de NY y la CNA-Compañía Nacional de las Artes de Colombia, para realizar el montaje, esta vez en inglés y ponerlo en los escenario de New York.

Luego del éxito en Bogotá ahora el reto era traducir la obra al inglés, Piedad Bonnett, Germán Jaramillo y su equipo en Nueva York emprendieron esta tarea que culminó este año con la consolidación del equipo, dirigido por Nelson Celis, la obra: Maximum Security.

La acción dramática recae en cuatro personajes: tres presos y un guarda y desarrolla las tensiones y fricciones que son naturales entre personas que pasan juntas y por obligación, muchas horas, a medida que el drama del presente se desarrolla se asoman, como cuentagotas, aspectos de su pasado que terminan por iluminar sus vidas y los conflictos que los han acompañado.

Yo nunca he entrado a una cárcel, ni iba a entrar, es complicadísimo por el tema de los permisos. Pero ya había mirado las cárceles que retrató Abad Colorado y todo lo que era cárcel lo leía y lo leo, me suscita dudas la idea de la cárcel como castigo. Como un tema que me obsesiona. Qué pasa en una cárcel, la gente delinque desde allá, se reproduce allá todo lo que ocurre en la sociedad: el que manda, el que chantajea, el frágil, el inocente. Pero tenía la carencia tremenda del lenguaje carcelario”.

Para suplir esa carencia Bonnet se entrevistó, con ayuda de Nelson Celis, con un exconvicto. De esa conversación salió una libreta de apuntes con términos que se entienden dentro de las cárceles, no fuera de ellas pero que la escritora utilizó en la obra, que ella define como un juego de poder, “el problema es que son dos tipos que no tendrían que estar juntos, un paramilitar que debía estar en otro patio, y el ladronzuelo, que es el pícaro. Los junté y la obra empieza cuando llega un tercero que es el muchachito frágil, que es un homosexual. Ahí me metí en el problema de la homofobia, porque claro que al paramilitar le repugna un homosexual. O sea, me metí con problemas ideológicos. Y empieza un juego de dominio, en que hay una alianza entre el pícaro y el joven versus el paramilitar, pero eso por momentos cambia”.

Máxima seguridad es entonces un juego de alianzas, de sometimiento, de rebeldía, “es una obra que gira en torno a esa violencia como agazapada que hay en las cárceles, que no siempre es una violencia frontal, sino como el miedo”, concluye la autora quien se siente muy orgullosa de que la obra se presente en Nueva York, agradece el trabajo colectivo que se hizo para llegar hasta allí.

La obra estará en temporada de jueves a domingo hasta el próximo 14 de junio en Theater for the New City en Nueva York y es protagonizada por Victor Hugo Grajales, César Morales, Wilmar Saldarriaga y Leonardo González.

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*