<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

La “dimayorada” que empaña la final entre Nacional y Tolima

La sanción que se le impuso al jugador desató un montón de interpretaciones para esta final.

  • Durante el encuentro de ida de esta final, Giovanni Moreno pudo haber jugado sus últimos minutos en el estadio Atanasio Girardot, porque tras la final podría retirarse. FOTO carlos Velásquez
    Durante el encuentro de ida de esta final, Giovanni Moreno pudo haber jugado sus últimos minutos en el estadio Atanasio Girardot, porque tras la final podría retirarse. FOTO carlos Velásquez
24 de junio de 2022
bookmark

El fútbol colombiano se acostumbró durante todo este torneo a sus famosas “dimayoradas” y la final de la Liga no podía ser la excepción.

Antes del encuentro de vuelta de la llave definitiva, Tolima anunció que jugaría bajo protesta y que iba a a pedir los puntos porque Gio Moreno estaría en la planilla ya que la Dimayor le levantó provisionalmente la sanción de dos fechas por los gestos que este le había hecho a los hinchas de Millonarios en El Campín.

El conjunto de Ibagué argumentó que presentó reposición a esa suspensión de la sanción, y que la Dimayor la ignoró y de esa manera Gio jugó. Para sustentar su decisión, la Dimayor indicó que la tribuna que provocó a Gio en Bogotá debía estar sancionada y por eso levantaban el castigo de manera temporal al futbolista verde.

Así que en primera instancia la sanción era improcedente. Sin embargo, los expertos indican que la misma Dimayor fue la que “enredó la pita”, como se dice popularmente.

Andrés Charria, abogado experto en derecho deportivo, manifestó lo siguiente: “Hay que decir que cuando se sancionó a Giovanni, así no estuviera inscrito, no era un hincha más”. Charria dice que la Dimayor se contradijo cuando esgrimió que la tribuna no estaba suspendida, pero después que sí y que por eso levantaba la sanción.

“Todo es una locura y por eso pasan estas cosas. Le dan vueltas tontamente a una situación que es sencilla y la vuelven complicadísima. Que es una persona que no está suspendida, pero sí”.

El abogado agrega que esa situación es la que le da pie al Tolima para que demande y reclame. “Como todo es una barbaridad y lo ajustan según los intereses, todo se vuelve un lío”.

Al respecto, también habló el presidente de Acolfutpro, Carlos González Puche.

“Lo que sucede con las comisiones disciplinarias no hace otra cosa si no darle la razón a lo que viene ocurriendo. Se requiere que haya un cambio y un establecimiento de unas reglas claras, porque tal y como se están tomando las determinaciones todos perdemos”.

Para Puche, es hora de que se acabe con la inseguridad jurídica. “Hoy el afectado es el Tolima, ayer lo fue Nacional, antier el Junior, la otra vez Medellín. En fin, se requiere de personas que se dediquen a tomar determinaciones de forma autónoma e independiente y no por intereses o necesidades coyunturales”.

El directivo se refirió a la reciente renuncia de los miembros de la Comisión Disciplinaria, quienes precisamente abandonaron su gestión porque sentían irrespetadas sus competencias. Ellos eran Jorge Armando Otálora, Daniel Perea, Jorge Iván Palacio, Guillermo Ferro, Gerardo Espinosa y José Alberto Gaitán. “Lo hicieron porque no tenían la independencia suficiente y se privilegian los intereses para tomar las decisiones, ese sesgo no le sirve al fútbol”.

Por su parte, el exárbitro, instructor y analista arbitral, Óscar Alexis Gutiérrez, manifestó que en el caso de Gio, el club verde actuó conforme a la norma. “A raíz de los argumentos que expuso Nacional fue aprobado por parte de esa Comisión suspender la decisión inicial y permitir que Gio jugara”.

Para Gutiérrez, Tolima está pescando en río revuelto, tratando de agitar el ambiente pero lo hecho por Nacional está ajustado a la norma.

“Ya los estatutos de la Dimayor tendrían que ser revisados, pero Nacional actuó conforme a la resolución”.

Dice que para él no tiene un soporte legal lo que plantea el Tolima, aunque es lógico que el proceder de la Dimayor genera incomodidad para la institución. “Por eso el Tolima busca los argumentos para que la entidad que regenta el fútbol profesional le aclare lo que tiene que ver con esas circunstancias”.

Lo claro es que la “dimayorada” ya está hecha y es un lunar en la actual final del fútbol colombiano.

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

PROCESANDO TU SOLICITUD