<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Pogacar no pudo con el duro y frío Vingegaard en Alpe d’Huez; Nairo sufrió

El esloveno buscó la remontada, pero el danés se lo impidió. Nairo es optimista de cara al final.

  • Vingegaard, quien aún no muestra debilidad en el Tour, corre de manera inteligente, siempre a rueda del batallador Pogacar. FOTO EFE
    Vingegaard, quien aún no muestra debilidad en el Tour, corre de manera inteligente, siempre a rueda del batallador Pogacar. FOTO EFE
Pogacar no pudo con el duro y frío Vingegaard en Alpe d’Huez; Nairo sufrió
Publicado el 15 de julio de 2022

Las 21 curvas más hermosas del ciclismo mundial, las del gigante Alpe d’Huez, no fueron el escenario de la resurrección de Tadej Pogacar, quien a pesar de atacar en tres ocasiones a Jonas Vingegaard, en los últimos 5 kilómetros, jamás pudo sacarlo de rueda y tuvo que resignarse a llegar con él a meta, sin rebanarle ni siquiera un segundo en la general individual.

La celebración de los 70 años del primer ascenso al monstruo nevado de la cordillera de las ‘Grandes rosas’ no tuvo la emoción esperada, pero sí fue una etapa contundente para muchos de los aspirantes al podio, o al top 10 de la Grande Bouclé.

Pagaron el esfuerzo

Tras la implacable fracción 11, entre Albertville y Col de Granon, Romain Bardet y Nairo Quintana pagaron el gasto energético y emocional que los catapultó a los primeros lugares de la clasificación y, aunque este jueves no sufrieron una catástrofe en el asfalto alpino, sí perdieron puestos.

Bardet, la esperanza francesa en el Día de la Bastilla, se cayó del segundo lugar del podio y ahora es cuarto, mientras que Nairo, exuberante en el Alto Saboya, bajó del quinto al sexto piso del escalafón de los mejores.

Nada para lamentar, ya quizás, en los Pirineos, ambos corredores vuelvan a brillar, ya sea en Peyragudes, o en Hutacam, la próxima semana.

Desde aquella exhibición inolvidable de Fausto Coppi en 1952, muchos grandiosos pedalistas han vencido en la “montaña de los holandeses”. También son muchos los que lo han perdido todo, como Cadel Evans en 2013, cuando ganó Christophe Riblon, o Alejandro Valverde en 2015, cuando Pinot reverenció la bandera de Francia y Nairo se lució ante el mundo.

Fue en Alpe d’Huez donde el español Óscar Pereiro perdió el Tour con Floyd Landis en 2006, y fue en esa misma montaña donde Greg Lemond afianzó su victoria sobre los italianos Gianni Bugno y Claudio Ciappucci, en 1990. En el 82, Joop Zoetemelk atacó innumerables veces a Bernard Hinault, pero no pudo rescatar ni un segundo en su favor, y ‘El Tejón’, al final, se llevó el trofeo de campeón.

Este jueves, Pogacar esperó y esperó para ver si el frío danés dejaba alguna rendija para clavarle el aguijón, pero Vingegaard parece hecho del mismo material que Laurent Fignon o Erik Breukink, quienes nunca expresaban sus emociones, aunque el clima o la carretera los sometieran a los más fuertes sacrificios.

Tendrá que seguir esperando, el esloveno, a que el silencioso Vingegaard deje ver alguna señal de vulnerabilidad, para atacarlo. Esa oportunidad podría llegar este mismo fin de semana, en la etapa 14, entre Saint Etienne y Mende, sobre 192 kilómetros y con un final en la Cruz Nevada de 2 kilómetros, a más de 1.500 metros sobre el nivel del mar, y con cotas peligrosas que superarán el 10 % de inclinación.

Froome, entre protagonistas

Thomas Pidcock, el joven británico del Ineos, que se hizo ciclista en la misma escuela que Van Aert y Van der Poel, el ciclocross, ganó la mítica etapa en Alpe d’Huez. Venció a los africanos blancos Louis Meintjes y Chris Froome, quienes completaron el podio en la cima. Los favoritos llegaron casi tres minutos y medio después, con Pogacar vestido de blanco, por delante, y Vingegaard de amarillo, respirándole en la nuca.

Geraint Thomas, el capitán helado del Ineos, pasó tras ellos, confiando siempre en el potenciómetro, al igual que Froome en sus mejores tiempos, o Bradley Wiggins por allá en 2012. El método Dave Brailsford sigue vigente.

Nairo sufrió como nunca, quizás por el intenso calor, pero se recuperó en los kilómetros finales. Rigo y Dani Martínez, con golpes y enfermos, pasaron el día y siguen en carrera, al menos por ahora.

El duelo de la nueva generación tendrá un nuevo escenario en la región de Occitania, el sábado, y serán los Pirineos los que definan la competencia la próxima semana.

Pareciera que, este año, el Tour no será definido por la larga y dura contrarreloj de Rocamadour, previa al “paseo de la victoria”.

No, podría ser que la montaña, la implacable montaña, decida quién se vestirá de amarillo en los Campos Elíseos.

Infográfico
22
años, la edad de Pidcock para ganar en Alpe d’Huez. Superó a Lucho Herrera como el más joven (23 años y 43 días).

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS