<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

¿El castigo a Platini será de por vida?

  • Michel Platini, actual presidente de la Uefa. FOTO AP
    Michel Platini, actual presidente de la Uefa. FOTO AP
25 de noviembre de 2015
bookmark

La cámara de instrucción del Comité de Ética de la Fifa pedirá la expulsión de por vida del presidente de la Uefa, Michel Platini, por corrupción, indicaron a Efe los abogados del exfutbolista francés.

La decisión de este órgano del Comité de Ética, presidido por el juez alemán Hans-Joachim Eckert, será oficialmente anunciada en diciembre próximo. El dictamen de la cámara de instructores, presidida por Vanessa Allard, de Trinidad y Tobago, es “absurdo y delirante” y “desacredita definitivamente a la Fifa”, según indicó el experto en derecho Thomas Clay, miembro del equipo jurídico de Platini.

La expulsión de por vida solo ha sido dictada en dos ocasiones por las instancias de la Fifa contra el estadounidense Chuck Blazer y contra Jack Warner, de Trinidad y Tobago.

El asesor jurídico del exinternacional francés indicó que la instructora “no se ha basado en pruebas” y, en particular, señala que su dictamen “está sustentado en la hipótesis de que no existía contrato entre Platini y la Fifa, lo cual es totalmente falso”.

Clay recordó que en el derecho suizo el contrato verbal “es perfectamente legal” y que en el caso actual tanto el contr atado como el contratante reconocen su existencia, lo que hace inservible la necesidad de un contrato escrito.

“Hay mucha gente que quiere que Platini dirija la Fifa y no será la señora Allard quien lo impida. Platini puede ser un formidable dirigente, tiene el carisma para hacerlo. Por eso hay esta cacería contra él”, indicó .

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*