<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

Los desafíos del nuevo Presidente de la Dimayor

Tras ser elegido ayer, Jorge Enrique Vélez deberá trabajar para reformar estatutos y poner en marcha el canal Premium, entre otros.

  • Tras ser elegido ayer, Jorge Enrique Vélez deberá trabajar para reformar estatutos y poner en marcha el canal Premium, entre otros. FOTO CORTESÍA DIMAYOR
    Tras ser elegido ayer, Jorge Enrique Vélez deberá trabajar para reformar estatutos y poner en marcha el canal Premium, entre otros. FOTO CORTESÍA DIMAYOR

La División Mayor del Fútbol Colombiano (Dimayor) vive un cambio estructural. 55 días después de la destitución de Jorge Perdomo como presidente de la entidad (8 de junio), los presidentes de los 36 clubes afiliados (20 de la división A y 16 de la B) eligieron a Jorge Enrique Vélez como el nuevo jerarca del fútbol profesional colombiano.

El político antioqueño fue escogido ayer tras recibir 24 votos, 10 más que Carlos Mario Zuluaga, que obtuvo 12. El otro candidato, Iván Novella, declinó su aspiración.

Posterior a su elección, el nuevo presidente (ver nombramiento) habló con EL COLOMBIANO, se refirió a su nombramiento y los proyectos que liderará en la Dimayor.

Lo primero que aseguró es que tras los rumores de división que se presentaron recientemente en la entidad, los 36 presidentes de los equipos muestran señales de unidad, como quedó consignado en el acta de la Asamblea, que su elección se dio por unanimidad, gesto que señala primordial para el inicio de su nueva administración en el organismo rector.

Aunque comentó que, por ahora, seguirá trabajando en los proyectos que ya estaba adelantando la dirigencia anterior, tiene cuatro propuestas que serán el eje inicial de su administración.

“Una es la del fan ID que funcionó en Rusia. Vamos a tratar de implantarlo para los 7 u 8 millones de colombianos que van al fútbol. Que se identifiquen. Seguramente vamos a tener aliados, algo así como con las millas, que si usted entra sume un millaje, y cada que vaya a los estadios este aumente”, contó el dignatario.

Otra de las ideas es regular el tema de las apuestas, pues el “fútbol debe sacarle rédito a un negocio que se mueve por el deporte”, indicó.

También reveló que hablará con el Congreso de la República para que el fútbol colombiano sea tenido en cuenta en la próxima reforma tributaria planteada por el presidente electo Iván Duque.

La tarea más importante es la de los derechos de televisión; sin embargo, no ahondó en el tema pues aún no lo conoce en profundidad. “Decir algo sería irresponsable. Necesito tiempo para conocer las cosas como se debe y ahí sí poder hablar con propiedad. Solo sé que es un proyecto interesante”.

Entre sus planes está retomar algunas propuestas hechas por los otros dos aspirantes al cargo.

“La promesa es reunirme con Carlos Mario e Iván para conocer las ideas que traían. De antemano puedo afirmar que su aporte será muy valioso para este proceso, porque ambos conocen de primera mano el mundo del fútbol”.

Cuando se posesione visitará cada una de las sedes de los equipos para conocer sus necesidades y lo que esperan de su mandato. “Quiero tener un diálogo abierto con las juntas directivas, ser muy cercano a los 36 clubes para hacer las cosas de la mejor manera y tratar de cumplirles”.

Sobre su relación con Ramón Jesurún (Federación Colombiana de Fútbol) y Álvaro González (Difútbol), afirma es muy buena tras su paso por la dirección de la Comisión Arbitral. Ahora en la Dimayor, buscará trabajar mancomunadamente con los dirigentes en beneficio del rentado local.

Aunque con la llegada de un dirigente se busca un cambio en el funcionamiento y las directrices, hay otros puntos que quedaron pendientes y deben ser retomados por la nueva dirigencia del antioqueño. Aquí 6 retos.

1. Unir a los clubes y formar un bloque conjunto es prioridad

La presidencia de Jorge Perdomo dividió a la dirigencia, que venía unida durante la gestión de Ramón Jesurún. En 2016 se dio a conocer la existencia del “G8”, grupo que crearon los equipos más tradicionales del fútbol profesional (Cali, América, Nacional, Medellín, Millonarios, Junior, Once Caldas y Tolima), el cual le reclamaba a la Dimayor un cambio en la distribución de los dineros por derechos de tv (US$33 millones al año). El inconveniente fue resuelto gracias a las promesas de mayores ingresos para todos, pero la división continuó. “Ya no hay unidad. Se resquebrajó por culpa de una sola persona”, comentó Eduardo Pimentel, presidente del Chicó a Colprensa, en mayo pasado.

2. Saneamiento en el manejo del dinero y una gestión más efectiva

Según Juan David Pérez, presidente de Nacional, lo ideal es que, en la cabeza de la Dimayor, esté una persona con experiencia empresarial para que les pueda ayudar a los clubes, porque en este momento “la situación económica es apremiante”. A Perdomo se le criticó por el mal manejo de los recursos como, por ejemplo, usarlos para financiar sus frecuentes viajes al exterior (los principales fueron a China y Alemania), donde el directivo pretendía alianzas con otras ligas. Los resultados de sus viajes fueron un triangular con el Guangzhou Evergrande, una invitación del Bayern de Múnich a un equipo sub-15 y un amistoso entre el campeón del fútbol femenino y el Atlético de Madrid.

3. Aumentar lazos de cooperación entre la Federación y la Difútbol

Además de la división que existe entre los 36 clubes afiliados a la Dimayor, con Perdomo, señalan algunos directivos, la entidad se distanció de la Federación Colombiana de Fútbol (FCF) y la División Aficionada del Fútbol Colombiano (Difútbol), separación que, indica Juan Carlos de la Cuesta, expresidente de Atlético Nacional, afecta los procesos en el balompié. “Lo importante es delimitar muy bien cada una de las responsabilidades que tienen las entidades en la cadena de valor del fútbol colombiano, porque la Federación requiere de la Dimayor y esta, a su vez, de la Difútbol. Es un círculo virtuoso que no se puede romper para que continúe el crecimiento del nuestro balompié”, dijo.

4. Reformar los estatutos de la Dimayor e incluir puntos necesarios

Una propuesta que se estaba “cocinando”, antes de la salida de Perdomo, es la reforma a los estatutos de la entidad que tiene que ver con el sistema de comercialización de los derechos de televisión, se desea incluir un artículo para sancionar los vínculos de los clubes con las barras bravas, además del licenciamiento de los equipos, entre otros. Se planteó también la idea de pasar de un régimen presidencial a una junta directiva. “Si se ajustan para modernizar, bienvenidos sean los cambios. Me parece importante que haya una cabeza visible con la figura del Presidente, pero también se necesita un buen órgano colegiado de dirección, administración y control, para que este tenga con quienes justificar sus decisiones”, agregó De la Cuesta.

5. Un mayor respaldo e impulso para el fútbol femenino

Aunque ya se han realizado dos campeonatos de la Liga Femenina en Colombia, muchas son las deudas y desigualdades que existen en comparación al torneo masculino. Para Carlos “Puche” González, director ejecutivo de la Asociación Colombiana de Futbolistas Profesionales (Acolfutpro), es importante la necesidad de “profesionalizar” el fútbol femenino. Para eso recomienda que los 36 clubes (solo 23 tienen equipo de mujeres), con asesoría de la Dimayor, “asuman la responsabilidad en la formación y desarrollo de nuestras futbolistas, modificando el patrón según el cual el fútbol femenino no da plata y así garantizarles las mismas oportunidades que a los hombres”. Eso supone que cada uno de los equipos tenga un plantel femenino con garantías.

6. La consolidación del canal Premium es otro objetivo principal

Según informes de la Dimayor, los US$33 millones que la entidad recibe al año por derechos de televisión se reparten entre los 36 clubes. Las utilidades de la señal básica motivaron la idea de crear un nuevo canal, de carácter Premium, con la expectativa de sumar utilidades por US$70 millones por el pago de suscripción. Sin embargo, la posibilidad de que operadores distintos a Win -que posee los derechos del FPC hasta 2026- entren a competir, generó polémica. El reto para Jorge Enrique Vélez, según el exjugador y técnico Gabriel Jaime “Barrabás” Gómez, es consolidar esa propuesta con el oferente que le reporte más ganancias a los clubes, para que sus finanzas fluyan y exista mayor competencia. “No se pueden dejar llevar por los monopolios”.

Infográfico
Jessica Quintero Serna

Cuyabra. Comunicadora social-periodista de la Universidad del Quindío. Redactora del área de Contenidos Digitales.

Te puede interesar

Las más leídas

Regístrate al newsletter