<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

Susana y Helena, joyas que se pulen en ultimate

Estas dos niñas encontraron en el club Revolution un sitio para crecer en valores y como deportistas. Una tendencia que se expande en Medellín.

  • Susana (blanco) y Helena son dos hermanas que disfrutan y comparten la pasión por el ultimate, el deporte que ambas practican de una manera destacada. FOTOs Esneyder Gutiérrez
    Susana (blanco) y Helena son dos hermanas que disfrutan y comparten la pasión por el ultimate, el deporte que ambas practican de una manera destacada. FOTOs Esneyder Gutiérrez
  • Susana (blanco) y Helena son dos hermanas que disfrutan y comparten la pasión por el ultimate. FOTO Esneyder Gutierrez
    Susana (blanco) y Helena son dos hermanas que disfrutan y comparten la pasión por el ultimate. FOTO Esneyder Gutierrez
16 de abril de 2023
bookmark

El 23 de mayo es para la familia Londoño Sarmiento un día especial, en el que todo gira en torno a las hermanas Helena y Susana, quienes celebran su cumpleaños. Isabel Cristina, madre de estas dos deportistas, tiene claro que Susana, de 7 años, es el regalo de cumple de Helena (10 años) y de todos en la casa. Ambas son dos joyas que pulen en el club Revolution de ultimate de Medellín.

La mamá cuenta que inicialmente Helena se inclinó por una de las tradiciones de la familia, el fútbol, pues gracias a su tío Pedro Sarmiento, exjugador y actual técnico de Once Caldas, aprendieron a amar ese deporte, pero todo se truncó porque no encontró clubes con niñas de su edad.

Pero la vena deportiva seguía intacta y cuando Helena, quien estudia en el Instituto Musical Diego Echavarría, vio a los niños de su colegio jugando ultimate le llamó la atención. Fue así como día tras día, “sin exagerar”, dice Isabel Cristina, Helena los “secó” hasta que ella y su esposo Juan David Londoño descubrieron a Revolution, el club donde la pequeña fue a una clase de exhibición y se quedó.

Helena demostró no solo gusto por este deporte sino condiciones innatas para su práctica y a los papás les gustó la filosofía, “sobre el trabajo en equipo y la honestidad que se maneja en cada juego porque no hay árbitros y son los mismos jugadores los que determinan si la acción merece una sanción”.

Adquieren valores

Desde que terminó la pandemia, Helena se involucró en el ultimate, deporte que viven en familia. A la menor, Susana, también le gustó y con tan solo siete años arrancó en él. “Siempre nos ha parecido que el trato que les han dado es maravilloso, nunca se han sentido menos que las otras que llevan tanto tiempo y aunque cada una ha sido la más pequeña en su momento en el club, siempre han sentido ese respaldo, cariño y comprensión, algo que las ha hecho enamorarse más del deporte”, sostiene Isabel.

La afición de estas niñas es tan grande que en las tardes, con los amigos del conjunto donde viven, promueven juegos. Es así como más de 15 se han vinculado al ultimate.

Claro que Helena y Susana no solo son talentosas para el ultimate. Estas dos pequeñas también han desarrollado una habilidad para tocar instrumentos musicales: la mayor tiene el dominio del piano y el violín, mientras que Susana está incursionando en el violín y por eso, sus semanas, estas divididas en tres tardes de música y dos para del deporte.

Susana (blanco) y Helena son dos hermanas que disfrutan y comparten la pasión por el ultimate. FOTO Esneyder Gutierrez
Susana (blanco) y Helena son dos hermanas que disfrutan y comparten la pasión por el ultimate. FOTO Esneyder Gutierrez

Su primera competencia

Durante la Semana Santa, Helena se enfermó y no pudo estar en el Internacional Eterna Primavera que contó con la participación de equipos y clubes de siete países.

Pero eso no fue impedimento para que estuviera en las graderías con la familia, apoyando a Susana, quien se convirtió en la revelación del evento, pues con solo siete años hizo parte del Team Sub-17 de Revolution y anotó tres goles para su equipo, algo que celebraron como un título.

El entrenador Simón Ramírez, responsable del equipo, resalta en las hermanas su compromiso, dedicación y condiciones innatas. Además, el acompañamiento de los padres en el proceso ha sido fundamental.

Por ahora las acompañan a que disfruten de sus festivales, torneos y entrenamientos, porque lo importante para ellos es que sean felices.

Isabel también resalta la labor social que en el club Revolution han hecho con jugadores que ahora también son entrenadores y han llevado hasta espacios, como la Comuna 13, un deporte que los ha ayudado para tener un rumbo que los lleve a ser profesionales y aportarle a su comunidad.

Ese es el caso del entrenador Julián Camilo Jaramillo Uribe, quien se acaba de graduar como ingeniero civil y se mantiene activo en el ultimate, disciplina que le ha permitido ayudar a otros chicos de la zona para tener un proyecto de vida.

Sitios para practicar ultimate
1. La deportista Valeria Cárdenas, del club Revolution, fue elegida como la jugadora del año en World Games.
2. Los amantes de este deporte practican el ultimate en las canchas Marte 1 y 2 y en la unidad deportiva de Belén.

3. El proceso de junior y semillero entrena todos los miércoles y viernes desde las 4:00 p.m. en la Marte 2.

4. Además de tener títulos internacionales, Revolution ha sido campeón nacional durante 13 ocasiones.

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*