<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

El renacer de Urabá

  • El renacer de Urabá
Publicado el 08 de febrero de 2016

En los últimos 10 años la región comenzó a despertar, los mandatarios y empresarios volvieron a poner sus ojos en Urabá, la intensidad de los enfrentamientos bajaron y, aunque todavía no ha desaparecido, la gente vuelve a creer, a tener esperanzas.

Antes, el conflicto armado, el narcotráfico y la ausencia del Estado le restaron posibilidades a Urabá. Ubicado a tan solo unos 250 kilómetros de Medellín, su potencial no se ha evidenciado por décadas. Su nivel de desarrollo no es coherente con sus riquezas y ventajas geográficas. Su atraso en infraestructura, servicios públicos, educación y su vulnerabilidad institucional, dejó rezagada a la región en comparación con otras de Antioquia. Así mismo la violencia permeó sus 11 municipios y su tasa de homicidios fue, incluso, superior a la nacional y departamental. Ese era el panorama: abandono, informalidad, ilegalidad y violencia.

Hoy ya no es solo una zona de producción bananera, es una región que evolucionó a la vocación comercial, que intercambia billones de pesos anuales con el país y se prepara para hacer negocios con el resto de ciudades del mundo. Hoy Urabá, desarrolla una infraestructura vial, que reducirá los tiempos de desplazamiento en toda Colombia; los antioqueños y los paisas del Eje Cafetero, los vallunos, los capitalinos y cualquiera persona de la Región Andina, estarán más cerca del Caribe, ya sea del golfo de Urabá o de Córdoba, Sucre, Bolívar, Atlántico, Magdalena y La Guajira; departamentos que quedarán conectados con esta región. Hoy en Urabá no se muere la gente por falta de centros de salud especializados. Hoy Urabá inicia la construcción de un puerto que llevará los productos del país a cualquier rincón del mundo, o a que la mercancía global tenga otra opción para entrar a Colombia, Suramérica, o a pasar del Atlántico al Pacífico. Hoy Urabá exporta talento deportivo y sus habitantes reciben formación profesional.

¡Es el momento de recuperar el tiempo perdido y ser centro de oportunidades! .

Contexto de la Noticia

Grandes proyectos La región busca superar su pasado de abandono y violencia.

Image
EDUCACIÓN
Urabá
“Cuando la universidad llegó a la región Urabá era un estigma para el país en relación con los hechos de violencia y las condiciones precarias de las familias que aquí vivían, la mayoría, desplazadas por el conflicto armado”. Con estas palabras, Cenaida Rúa Galindo, coordinadora Académica de la Universidad de Antioquia, seccional Urabá, argumenta cómo la Alma Máter fue una las primeras en apostarle al desarrollo de esta región, sin importar la grave coyuntura. En Urabá la U. de A. abrió sus primeros programas en el municipio de Turbo, hace 20 años, en una sede prestada; hubo cierta timidez, en cuanto al acercamiento de la comunidad; desconocimiento frente a los procesos administrativos para acceder a la misma, no había credibilidad en la facilidad de acceso porque creían que costaba mucha plata. Al inicio hubo cierta timidez en cuanto al acercamiento de la comunidad, desconocimiento frente a los procesos administrativos para acceder a la misma, y poca credibilidad en la facilidad de acceso por el imaginario y los rumores de creer que a la universidad solo podían entrar los hijos de los ricos. Hoy, con el paso del tiempo y los cambios en la dinámica de la zona, la institución se ha convertido en un referente para los urabaenses. Cuatro sedes, unos 1.400 estudiantes y más de 22 programas de pregrado y posgrado, consolidan a la U. de A. en Urabá. “Guardando las proporciones, la Universidad de Antioquia es para Turbo lo que el Metro es para Medellín”, dice Cenaida, quien agrega que en unos 10 años, la institución será para la región el eje promotor del desarrollo. Desde todos los ámbitos (educativo, social, cultural, político) se convertirá en la principal cantera de profesionales para las empresas de Urabá y las entidades públicas.
Image
INFRAESTRUCTURA
Urabá
“Nuestras esperanzas y anhelos es que tengamos una oportunidad laboral en el puerto que van a construir”, afirma con ilusión Iván Darío Borja Espinoza, técnico electricista y habitante de la vereda El Canal, del corregimiento Nueva Colonia de Turbo. Otro paisano, Fredy Manuel Torregloza Hernández, pescador, comparte su emoción: “Nos han dicho muchas cosas del nuevo proyecto, que habrá mucho trabajo; eso nos tiene muy contentos”. En Nueva Colonia, un corregimiento al que le hace falta de todo: agua potable, alcantarillado, calles pavimentadas y empleo, se construirá Puerto Antioquia, el nuevo sistema portuario del Urabá antioqueño que apunta a convertir la región en una de las más competitivas del país. De acuerdo con el cronograma, el próximo mes inician las obras de esta megaestructura. Según el gerente del proyecto, Andrés Felipe Bustos Isaza, en 2018 entrará en operación una primera etapa del puerto, que en su totalidad, costará US$400 millones. Además de barcos y buques gigantescos, atracarán en el puerto el progreso y la esperanza de una región que ha buscado un cambio desde hace décadas. El desarrollo no para ahí, el puerto está acompañado de una gran infraestructura vial. Hoy, el recorrido entre Medellín y Urabá demora seis horas, con la construcción del túnel del Toyo, entre Giraldo y Cañasgordas, que será el más largo de Colombia y las obras Mar 1 y Mar 2, de Autopistas de la Prosperidad, más la doble calzada al túnel Fernando Gómez Martínez, el tramo se hará en 3,5 horas en carro particular.
Image
DEPORTE
Urabá

“El deporte es uno de los principales vehículos con los que se puede sacar adelante la región y para lograr una paz definitiva en Colombia”, manifiesta, sin titubeos, Abelardo Parra, entrenador de la Selección Antioquia de Boxeo, asesor de la Selección Colombia en la misma disciplina y un apartadocense que vivió en carne propia los flagelos de la violencia: perdió a su padre y a un hermano por la guerra entre guerrilleros y paramilitares. El ‘Profe’, que actualmente entrena a tres jóvenes de Urabá que están buscando su cupo para los Juegos Olímpicos de 2016, sostiene que la región tiene un gran potencial deportivo, en especial para disciplinas como el fútbol, boxeo, atletismo y pesas.

“En cualquiera de los once municipios, el biotipo de los jóvenes es positivo; esto es un fortín de talento”, enfatiza Abelardo con orgullo. En cuanto a la infraestructura deportiva, las instalaciones han mejorado mucho; sin embargo, todavía falta más inversión para construir nuevos escenarios, para el mantenimiento a los existentes y para contratar más entrenadores.

En Urabá no quieren pañitos de agua tibia, por el contrario, buscan que la dirigencia política regional y departamental amplíe el presupuesto para el deporte, que tantas glorias y alegrías les ha dado.

Image
SALUD
URABÁ
“Los últimos 50 años Urabá ha padecido por la baja atención en salud de alta complejidad, con algunos intentos quijotescos para resolver el problema; no somos ajenos a la crisis de la Salud por la que atraviesa el país, pero sí hemos logrado un gran avance en los últimos años”, explica Nicolás Suárez Arboleda, director general de la Clínica Panamericana, una institución que desde hace más de dos años tiene el deber de salvaguardar la vida de más de 700.00 personas en Urabá. Antes, todas las consultas que salieran del segundo nivel de complejidad debían ser atendidas en Montería y Medellín; debido a que no se contaba con especialistas o la red estaba saturada. La región solo estaba en la capacidad de atender casos de cirugía general, obstetricia, pediatría y medicina interna. Por esto, murió mucha gente por falta de acceso a un sistema de urgencias de tercer nivel. Aunque todavía no tienen todas las especialidades y reconocen que tampoco se debe concentrar en un solo punto toda la atención, hoy Urabá cuenta con todas las especialidades básicas para tercer nivel: anestesia, cirugía general, neurocirugía, ortopedia y traumatología, pediatría, neonatología, intensivista, entre otros. Pronto inician con oncología. “Le aseguro que pocas clínicas del país tienen las mismas instalaciones y equipos con los que hoy cuenta la Clínica Panamericana. Estamos atendiendo a la gente de Urabá con unos estándares tan altos, como se atiende al estrato seis de Medellín”, afirma Suárez.
Juan Luis Mejía Arango

Este artículo se publicó en el aniversario 104 de EL COLOMBIANO, con Juan Luis Mejía como director invitado.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Notas de la sección