<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
HISTÓRICO
Con ellas se conversa sin rubor y sin tapujos
Óscar Darío Montoya Gómez | Publicado el 14 de junio de 2008
Que las noches de Telemedellín se sientan más conversaditas, menos acartonadas y donde no haya pena de hablar sobre ciertos temas es el propósito que se han trazado dos programas nuevos desde hace algunas semanas.

Sin rubor y El diván rojo, el primero dedicado a las mujeres, y el segundo a la sexualidad, tienen mucho en común más allá de ser programas institucionales de las secretarías de la Mujer y de Salud del Municipio, respectivamente.

Para empezar, no pretenden repetir el esquema rígido en el que una presentadora le pregunta a un grupo de expertos sobre un tema en particular.

"Queremos que sea un programa ameno, nada académico, que le interese a todo Medellín y no solo a las mujeres", comentó Juliana Restrepo, la presentadora de Sin rubor, que se transmite todos los martes a las 10:00 p.m.

Su formato es una conversación informal entre mujeres de edades, profesiones y puntos de vista diferentes. Reunidas en el restaurante In Situ del Jardín Botánico, ellas dialogan sobre temas como los juegos de rol, la vida en pareja, la participación social y política, la maternidad, las cirugías plásticas...

"Hacemos lo que normalmente hace uno con las amigas: se toma un café y empieza a hablar de todo. Lo importante es que las invitadas del programa sean mujeres con argumentos", anota Juliana.

Al pan pan...
En el mismo formato de franqueza y espontaneidad se desarrolla El diván rojo, el espacio sobre sexualidad que se transmite los miércoles a las 10:30 p.m.

"Queremos que el lenguaje sea claro y sencillo y que sea un programa para la gente, no para los especialistas. Queremos hacer algo súper sollado, coloquial, cero ñoño", dice su presentadora, la psicóloga Alejandra Quintero.

Algunas críticas no han faltado por abordar de esa manera temas como la masturbación, los métodos de planificación familiar o la homosexualidad, pero considera que se hace de manera profesional y con el apoyo y supervisión de la Secretaría de Salud.

"Como ejes transversales del programa siempre están la equidad de género, el respeto a la diversidad sexual y las relaciones sexuales seguras", aseguró Alejandra.