HISTÓRICO
Ejercicios preventivos para cuidar la vista
POR NATALIA OSPINA VÉLEZ | Publicado el 26 de enero de 2014
En la era digital pasar la mayor parte del tiempo sentados frente a un computador, no resulta extraño. Mucho menos estar pegados de esas pantallas táctiles que poco nos exigen ver a lo lejos.

Hoy todo es fácil, hay poco esfuerzo incluso, para la visión. Y esas facilidades que hoy brinda la tecnología hacen que cada vez con más frecuencia y desde edades muy tempranas, el uso de lentes sea necesario para tener buena visión.

En ese camino de cuidar la vista se desconoce la importancia de la gimnasia ocular, una práctica sencilla que alivia la fatiga visual, previene disfunciones en los movimientos oculares y mejora el desempeño de la visión.

"La gimnasia ocular es una serie de ejercicios programados dirigidos a fortalecer la musculatura ocular. A través de movimientos laterales, verticales y demás, conjugados con otros, es posible corregir defectos en los ojos", explica Néstor Raúl Buitrago López, terapeuta ocupacional del Hospital Universitario San Vicente Fundación.

Hacer este tipo de ejercicios por lo menos, cada hora durante 30 segundos sería lo ideal sobre todo, cuando se está por largo tiempo frente al computador o durante una larga lectura.

Cuidado con los niños
Acudir a la gimnasia ocular no es asunto exclusivo de quienes se someten a largas jornadas de trabajo.

Los padres deben estar atentos a la fijación y ubicación central de la mirada de sus hijos. Después de los tres o cuatro años existen ejercicios visuales para evaluar la cantidad visual de cada ojo y hacer un seguimiento para identificar un posible ojo perezoso o cualquier defecto refractivo: miopía, astigmatismo, hipermetropía o ambliopía, los más comunes de la edad escolar.

Formar desde pequeños esos hábitos y enseñarles los ejercicios puede evitar a muy temprana edad complicaciones visuales.

Los ejercicios
Cuando no sea posible o simplemente, no se quiera hacer la rutina, la recomendación de los expertos es pararse frente a una ventana y comenzar a mirar desde lo más lejano hasta lo más cercano.

Algunos de estos ejercicios son recomendados para descansar y estimular los músculos de los ojos sin embargo, es recomendable consultar al oftalmólogo previamente y recibir su orientación, para descartar cualquier tipo de trastorno ocular.