<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
HISTÓRICO
Giovanni hizo magia
Jaime Herrera Correa | Publicado
El público hizo las veces de Aladino al "frotar" la lámpara con frases como maestro y fenómeno. Y, de inmediato, salió un "genio" de nombre Giovanni Moreno.

Fue ese personaje el que le arregló la tarde a Nacional haciendo realidad el principal deseo de los 23.286 aficionados que acudieron al estadio Atanasio Girardot: ganarle al Cúcuta.

Con algo de exquisitez en los momentos cruciales, como el de la fábula, derroche de magia con el balón pegado a sus pies, la acción del dudoso penalti y el gol para el triunfo 1-0, Moreno fue, lejos, la figura del onceno verde en el apretado triunfo por la séptima fecha de la Copa Mustang II.

Si bien en el primer tiempo Giovanni lució dormido, como si estuviera, con sus compañeros, en el fondo de la lámpara, en el período final despertó y eso sirvió para que el conjunto antioqueño se volviera protagonista frente a un onceno motilón rico defensivamente y paupérrimo en la zona delantera porque en 93 minutos solo tuvo una opción de gol.

Reacción para ganar
Pese a la marca pegajosa, Pepe Portocarrero y Luis Cardoza, Moreno se las ingenió para "navegar" en el ataque verde, que no funcionó en el primer tiempo porque jugó muy enredado, pero que reaccionó en la complementaria para exigir al joven portero Leandro Castellanos.

Gracias a ese repunte fue que aparecieron las oportunidades claras desde los 16 segundos del tiempo final con el remate en el palo de Giovanni. Ese postazo fue el aviso de las intenciones del conjunto verde, que no ganaba de local desde el 26 de julio.

Sorteando los obstáculos, apoyado en la seguridad atrás de la dupla Andrés Orozco-Humberto Mendoza y con Baiano y Sergio Galván como socios, Moreno recibió un premio a su esfuerzo, sacrificio y diferencia en la cancha.

Para compensar la pena máxima clara que no le pitó al cierre del primer tiempo, el juez Luis Sánchez hizo la más fácil en una jugada complicada (choque con Elvis González) a los 74 minutos y premió al protagonista de la cancha con un lanzamiento desde los doce pasos.

Sin desentonar, Giovanni se paró al frente del balón y con un remate claro logró el gol para hacer realidad tres deseos en Nacional: ganar el partido, mantener el invicto y continuar en los primeros lugares del torneo.

"Estos goles son los que se cantan más porque son los que definen partidos, hay que seguir jugando bien; el partido fue cerrado y tuvimos pocas oportunidades, pero ganar así 1-0 también sirve porque se suman tres puntos y se le aporta al equipo", apuntó Moreno.

Así fue la historia de ayer protagonizada por ese "genio" que nació en Segovia hace 23 años y que pide a gritos mayor acompañamiento en el conjunto antioqueño para continuar haciendo magia con su fútbol vestido de verde en Colombia.
x