<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
HISTÓRICO
"Soy una negra rara": Zulia Mena
  • "Soy una negra rara": Zulia Mena | FOTO JUAN ANTONIO SANCHÉZ
    "Soy una negra rara": Zulia Mena | FOTO JUAN ANTONIO SANCHÉZ
Por MARÍA VICTORIA CORREA | Publicado el 13 de marzo de 2012

A Zulia Mena todavía la ven transportarse en moto por las calles de Quibdó, a pesar de que hace dos meses es la alcaldesa de la capital chocoana. Asegura que le encanta que la llamen "negra", que es el momento de que el Gobierno Nacional le dé un empujoncito a su tierra y que cuando le prometen algo, se transforma en un cirirí. Es una mujer de carácter fuerte que se doblega ante el hambre de los niños y llora fácil con los asuntos del corazón.

¿Quiere ser gobernadora?
"Vivo el día a día, la cultura de nosotros los negros es el aquí. No me preocupa lo que sigue. Siempre he hecho lo que me gusta hacer, con lo que vibro. Lo demás, que llegue por añadidura".

¿Le molesta que le digan "negra"?
"¡Me encanta! No me gustan los puntos medios. Ser negro es una cultura, es sentir que uno tiene vida".¿Qué no le gusta de vivir en Quibdó?
"Vibro por esta tierra. Me encanta su lluvia, nuestra gente, los niños. Me siento muy mal hablando de los problemas nuestros".

Usted tiene una imagen de mujer fuerte, ¿qué la doblega?
"El dolor de nuestra gente. Me parte el alma ver a nuestros niños con hambre, sin zapatos para ir a la escuela".

¿Hace cuánto no rumbea?
"No rumbeo. Desde pequeña, mientras mis hermanas estaban de rumba, yo estaba con la comunidad y no aprendí a rumbear. Soy una negra rara".

¿Qué música le gusta?
"La de Mercedes Sosa. Toda la música protesta. Aunque también me gustan la chirimía y la salsa. Aunque hay que decir que los negros llevamos la música en la sangre, es nuestra".

Una ciudad para vivir distinta a Quibdó...
"No cambio el Chocó por nada. Pero siempre he dicho que me gustan Medellín y Cali, por el clima y por la energía de la gente".

¿Qué ha sido lo más difícil de estos dos meses?
"Tengo una lista grandísima de gente que necesita empleo. Ese es mi mayor desafío porque no tengo cómo ayudarlos".

¿Cuánta plata mantiene en el bolsillo?
"A veces no mantengo nada, me toca estar prestando. Mi sueldo se acaba antes de llegar. De mi sueldo pago algunas cosas de apoyo a la comunidad, ya que en la Alcaldía la situación económica es muy difícil y se va a poner más difícil porque los ingresos del municipio son 8.000 millones de pesos al año y de esos hay 3.000 que ya le debemos al Ministerio de Educación. Además, la deuda es incalculable. No nos podemos quedar quietos".

¿Qué es eso de que usted se convierte en cirirí?
"(Risas). Soy como los niños, no me pueden prometer nada, porque me vuelvo un cirirí. Soy muy cansona hasta que logro lo que busco".