<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
HISTÓRICO
Valle le pone corazón al Clásico
  • FOTO JUAN ANTONIO SÁNCHEZ, Enviado especial.
    FOTO JUAN ANTONIO SÁNCHEZ, Enviado especial.
Por Jheyner A. Durango | Publicado el 02 de octubre de 2014

Pese a la adversidad por falta de apoyo económico, los corredores del Aguardiente Blanco del Valle son protagonistas en el Clásico RCN. Con buenos resultados le responden a sus principales patrocinadores.
 
Cada integrante del equipo Blanco del Valle-Supergiros trabajó para Christian Tamayo y este respondió.

Ni el viento ni la alta temperatura lo pudo frenar. Aquel fortachón pedalista ganó dos etapas y fue segundo en otra. De hecho lideró la carrera por un día en el Clásico RCN.

El objetivo que tienen ahora es trabajar para el antioqueño Danny Osorio en las etapas de montaña, pues a pesar de la adversidad tienen intactas las esperanzas de podio.

Pero hay algo que no deja dormir tranquilos a los pupilos del entrenador Luis Fernando Otálvaro, y no es el resto del pelotón que lucha por el título, sino su principal patrocinador que en la mañana del miércoles aún no les giraba el dinero prometido para correr sin más sufrimiento en la carrera, que si bien los desgastó en los primeros cinco días por el caribe colombiano, el paso por la zona andina les preocupa más.

“Es triste que suceda esto, ya que fuimos la revelación en la Vuelta a Colombia y en este Clásico hemos realizado una buena labor, además tenemos una gran oportunidad de ganar”, dijo el antioqueño Danny Osorio, sexto en el pasado giro nacional. “Somos profesionales, por eso seguimos en carrera”, agrega.

Uno de los más experimentados del equipo, Víctor Hugo Peña lamentó la situación. “Por mucho tiempo el Valle del Cauca estuvo esperando tener un equipo de categoría, y este es el comienzo de lo soñado gracias a Libardo y John Jairo Montoya, mánager y gerente, así como al profesor Otálvaro. Pero duele que esta gran familia se desintegre al depender de los entes políticos, que hoy cumplen pero al otro día no”.

Lo mismo opina Tamayo: “es triste que la gente que se comprometió no cumplió en el momento debido, ojalá esto se solucione rápido. Por el momento seguiremos luchando pese a todos estos inconvenientes”.

La permanencia de este escuadrón es incierta hasta el final de la carrera, pero de lo que sí están seguros es que sacrificio no quedará en vano, ya que indican que aquel esfuerzo será reconocido en su tierra o por lo menos por otros equipos de marca que valoren el talento que poseen.