<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

¿Por qué una estatua de Cristo causa furia en India?

  • Manifestaciones contra la ley de ciudadanía aprobada por el partido del primer ministro, Narendra Modi, y que excluye a los musulmanes de la concesión de la ciudadanía. FOTO EFE
    Manifestaciones contra la ley de ciudadanía aprobada por el partido del primer ministro, Narendra Modi, y que excluye a los musulmanes de la concesión de la ciudadanía. FOTO EFE
Juan Manuel Flórez Arias | Publicado el 15 de enero de 2020
2,3 %

de los habitantes de India son cristianos, según el último censo, realizado en 2011.

India es la tierra de Krishna, no de Cristo. Con esa sentencia, registrada por la prensa india, el vocero nacionalista hindú Prabhakar Bhat, rechazó esta semana la construcción de un cristo en el estado sureño de Karnataka que, según los planes, tendrá 34,7 metros de altura –más una base de un tamaño por definir–; unas dimensiones similares a los 38 metros que mide en total el Redentor de Río de Janeiro.

La obra, cuya ejecución inició el 25 de diciembre y tuvo que ser suspendida solo una semana después por el rechazo que generó en los tradicionalistas religiosos, fue objeto de una marcha de cientos de personas que concluyó en Kapalabetta, la montaña en la que sería construido el monumento.

Durante el trayecto, contó el diario Times of India, los manifestantes gritaban: “Daremos nuestra sangre, pero no Kapalabetta”.

La disputa va más allá de un malentendido local. Las marchas prohindúes del lunes estuvieron integradas, sobre todo, por miembros del Partido Popular Indio, al que pertenece el primer ministro Narendra Modi, en el poder desde 2014 con un proyecto liberal en lo económico y conservador y nacionalista en lo cultural.

Justo un día antes, el domingo, Modi tuvo que ser rescatado de otro grupo de manifestantes, esta vez musulmanes, quienes bloquearon su vehículo durante una visita oficial a Calcuta, y que protestaban contra una ley de ciudadanía que excluye a los musulmanes de la condición de refugiados (ver recuadro).

La religión, y las tensiones entre la mayoría hindú y las minorías musulmanes y cristianas, está en el centro de la actualidad del país considerado, por su población de 1.300 millones de habitantes según la ONU, como la democracia más grande del mundo.

Odios heredados

El combustible de los discursos nacionalistas y antiminorías que mantienen a Modi en el poder está muy lejos en el tiempo: cerca de 800 años, para ser precisos.

Como explica Roberto Restrepo, exconsejero de la embajada de Colombia en India, muchos extremistas religiosos justifican la discriminación de minorías como la musulmana argumentando que son descendientes “los invasores que llegaron junto a las primeras incursiones del imperio Mongol en la India”, en el siglo XIII.

Esa herencia musulmana creció a tal punto que, el propio origen de la India en 1947 se dio con una ruptura religiosa: la mayoría musulmana que ubicaba regiones del oeste del país se separó y formó Pakistán.

Desde entonces, explica Restrepo, India es un país secular en la teoría –según promulgan los discursos del artífice de la independencia, Mahatma Gandhi–, pero en el que la abrumadora mayoría hindú de 960 millones de personas, el 80 % de la población según el último censo, de 2011, mantiene a los cristianos y a los musulmanes en riesgo de exclusión.

La política reciente de Modi, ha vuelto real ese miedo. En agosto del año pasado, un censo impulsado por su gobierno dejó fuera a cerca de 2 millones de personas que, según la Acnur, están en riesgo de convertirse en apátridas.

La tensión, de fondo, es por la pertenencia, y se libra tanto en los censos que ponen a las minorías a rebuscar entre sus ancestros una prueba de que son indios, como en los monumentos que atraen extremistas, ansiosos por declarar la tierra de todos en nombre de una deidad.

Contexto de la Noticia

Informe La nueva ley de ciudadanía

El pasado fin de semana entró en vigor una ley de ciudadanía que, entre otros cambios, plantea otorgar la condición de ciudadano a los migrantes de Pakistán, Bangladés y Afganistán que hayan llegado a la India antes del 31 de diciembre de 2014. Sin embargo, la medida, impulsada por el partido de Gobierno, excluye específicamente a los profesantes de la religión musulmana. La medida generó una serie de protestas que, según cifras oficiales, han dejado 25 muertos.

Juan Manuel Flórez Arias

Periodista de la Universidad de Antioquia. Creo que es bello dedicarse a leer el mundo, a buscar los trazos que dan forma a esa figura punteada. Creo en los párrafos borrados, en las conversaciones obsesivas, en las palabras que buscamos y, a veces, encontramos.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Notas de la sección