<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

Alerta en Perú: la “toma de Lima” cercó al Gobierno en su epicentro de poder

Boluarte denunció que se quieren tomar la Presidencia a la fuerza. Manifestaciones ya dejan 45 muertos.

  • La “toma de Lima”, perpetrada el jueves en la capital peruana para pedir la renuncia de Dina Boluarte, dejó 38 heridos. Las manifestaciones también derivaron en un incendio en pleno centro histórico. FOTO EFE
    La “toma de Lima”, perpetrada el jueves en la capital peruana para pedir la renuncia de Dina Boluarte, dejó 38 heridos. Las manifestaciones también derivaron en un incendio en pleno centro histórico. FOTO EFE
  • Alerta en Perú: la “toma de Lima” cercó al Gobierno en su epicentro de poder
21 de enero de 2023
bookmark

La crisis que se desató en el Perú con la “toma de Lima”, que terminó cercando al propio gobierno en el epicentro del poder de este país suramericano, llevó a la presidenta Dina Boluarte a lanzar una dura crítica contra los líderes de unas manifestaciones que –en poco más de un mes– ya dejan 45 personas muertas.

Lo que dijo la mandataria, que asumió la Presidencia tras el fallido golpe de Estado que intentó perpetrar el ahora preso Pedro Castillo, es que en las manifestaciones contra su Gobierno “no hay ninguna agenda social”. Incluso, acusó a las personas que están en las calles de querer “quebrar el Estado de derecho” y generar “caos y desorden” para “tomar el poder de la nación”.

El punto más álgido de estas protestas se registró este jueves, cuando una caravana de miles de personas que arrancó en el sur del país llegó hasta Lima y, en medio de enfrentamientos con la Policía, se terminó incendiando una casona colonial. Las imágenes fueron impactantes.

“En sus protestas no hay ninguna agenda social que el país necesita. (...) Ustedes quieren quebrar el estado de derecho, ustedes quieren generar caos y desorden para, dentro de este caos y desorden, tomar el poder”, advirtió Boluarte en uno de sus pronunciamientos más duros desde que comenzaron las manifestaciones en su contra.

La Jefa de Estado agregó que los protestantes “están equivocados”, y aseguró que “la situación está controlada” y que su Gobierno actuará “con todo el peso de la ley” para sancionar a los “malos ciudadanos que están generando actos de violencia”.

En ese contexto de tensión política, brigadas de bomberos continuaban trabajando este viernes para apagar el incendio de un antiguo edificio semideshabitado cerca a la plaza San Martín, donde se agrupaban centenares de manifestantes.

Y es que las protestas del jueves –desatadas en el marco de “la tomad e Lima” por habitantes de zonas rurales de los Andes– dejaron 38 heridos entre policías y civiles, según informó el Ministerio de Interior.

“Este gobierno no nos representa, es ilegítimo para el pueblo aimara, por lo tanto hemos venido aquí para hacer sentir nuestra voz de protesta”, le dijo a la AFP Ricardo Mamani, de 47 años.

Este poblador aimara agregó que “hemos viajado por 42 horas desde la región de Puno, y estamos exigiendo de una buena vez que esta señora dé un paso al costado para que el pueblo esté en paz”.

Vestido negro, como simbolismo por el luto por las víctimas de la región Puno, este líder de los manifestantes ratificó que, entre otras cosas, quieren que se llame elecciones lo más pronto posible.

“Invitamos la intervención de los derechos humanos, no sentimos la presencia del derecho internacional. No hay nadie quien nos defienda”, manifestó indignado Mamaní.

En otras regiones distintas a Lime, pero también de importancia para Perú, la crisis tampoco se redujo este viernes y todo indicaba que se podría acrecentar.

En efecto, los aeropuertos de las regiones del Cusco y Arequipa se cerraron en la noche del jueves y –este viernes– se mantuvo suspendido el servicio de trenes a la ciudadela inca Machu Picchu por cuenta de las protestas.

En todo caso, según reportes de la prensa local, la terminal aérea de Cusco se reabrió cerrando la tarde de este viernes y se mantenía la expectativa por el aeropuerto de Arequipa.

“Es preciso mencionar que se ha coordinado con las fuerzas policiales y militares para salvaguardar la integridad de los pasajeros y miembros de la comunidad aeronáutica”, se confirmó en un comunicado del Ministerio de Transportes y Comunicaciones. La crisis en el país vecino no tiene aires de calma.

45
muertos dejan las protestas que comenzaron en diciembre pasado en Perú.

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

PROCESANDO TU SOLICITUD