<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

El drama tras la explosión de la casa del barrio Kennedy

La incertidumbre se apoderó de la familia propietaria de la casa que explotó el jueves 4 de marzo en el barrio Kennedy, pues aún no hay un dictamen de lo que pasó

  • María Cleofe Morales, que habitó toda su vida en la vivienda, ahora paga arriendo en una casa vecina. La nostalgia y las dudas sobre el futuro la invaden. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero.
    María Cleofe Morales, que habitó toda su vida en la vivienda, ahora paga arriendo en una casa vecina. La nostalgia y las dudas sobre el futuro la invaden. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero.
  • El primer y segundo pisos de la edificación sufrieron graves afectaciones que implicarán, posiblemente, que tenga que ser demolida. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero.
    El primer y segundo pisos de la edificación sufrieron graves afectaciones que implicarán, posiblemente, que tenga que ser demolida. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero.
  • En el primer piso funcionaba un negocio de comidas propiedad de una familia venezolana, que ahora busca alternativas para seguir con su proyecto de vida. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero.
    En el primer piso funcionaba un negocio de comidas propiedad de una familia venezolana, que ahora busca alternativas para seguir con su proyecto de vida. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero.
  • Las huellas de la destrucción permanecen al interior de la vivienda, pues aún no han sido retiradas a la espera de las conclusiones de la Policía. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero.
    Las huellas de la destrucción permanecen al interior de la vivienda, pues aún no han sido retiradas a la espera de las conclusiones de la Policía. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero.
  • Los plásticos negros y las cortinas oscuras son la imagen más común en la cuadra y las casas vecinas. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero.
    Los plásticos negros y las cortinas oscuras son la imagen más común en la cuadra y las casas vecinas. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero.
  • La vivienda de la señora Mariela Muñoz Grajales perdió los vidrios de todas las ventanas y dice carecer de recursos para comprarlos por su cuenta. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero.
    La vivienda de la señora Mariela Muñoz Grajales perdió los vidrios de todas las ventanas y dice carecer de recursos para comprarlos por su cuenta. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero.
  • Los vecinos del desastre esperan ayudas concretas para reparar las ventanas y puertas de sus casas afectadas por la explosión. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero.
    Los vecinos del desastre esperan ayudas concretas para reparar las ventanas y puertas de sus casas afectadas por la explosión. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero.
  • El impacto de la onda explosiva afectó los inmuebles en sus primeros, segundos y terceros pisos. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero.
    El impacto de la onda explosiva afectó los inmuebles en sus primeros, segundos y terceros pisos. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero.
  • La casa de Jesús Antonio García, ubicada al frente de la vivienda de la tragedia, sufrió los impactos de la explosión. Por unos minutos, él quedó atrapado. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero.
    La casa de Jesús Antonio García, ubicada al frente de la vivienda de la tragedia, sufrió los impactos de la explosión. Por unos minutos, él quedó atrapado. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero.
  • Al inicio se habló de 30 viviendas afectadas. En el entorno más cercano observamos por lo menos diez con los ventanales sin vidrios. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero.
    Al inicio se habló de 30 viviendas afectadas. En el entorno más cercano observamos por lo menos diez con los ventanales sin vidrios. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero.
  • Esta es la triste imagen de una casa construida hace más de cuarenta años con los esfuerzos de los padres de María Morales y sus siete hermanos. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero.
    Esta es la triste imagen de una casa construida hace más de cuarenta años con los esfuerzos de los padres de María Morales y sus siete hermanos. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero.
  • María Cleofe Morales, que habitó toda su vida en la vivienda, ahora paga arriendo en una casa vecina. La nostalgia y las dudas sobre el futuro la invaden. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero.
    El primer y segundo pisos de la edificación sufrieron graves afectaciones que implicarán, posiblemente, que tenga que ser demolida. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero.
    En el primer piso funcionaba un negocio de comidas propiedad de una familia venezolana, que ahora busca alternativas para seguir con su proyecto de vida. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero.
    Las huellas de la destrucción permanecen al interior de la vivienda, pues aún no han sido retiradas a la espera de las conclusiones de la Policía. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero.
    Los plásticos negros y las cortinas oscuras son la imagen más común en la cuadra y las casas vecinas. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero.
  • La vivienda de la señora Mariela Muñoz Grajales perdió los vidrios de todas las ventanas y dice carecer de recursos para comprarlos por su cuenta. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero.
    Los vecinos del desastre esperan ayudas concretas para reparar las ventanas y puertas de sus casas afectadas por la explosión. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero.
    El impacto de la onda explosiva afectó los inmuebles en sus primeros, segundos y terceros pisos. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero.
    La casa de Jesús Antonio García, ubicada al frente de la vivienda de la tragedia, sufrió los impactos de la explosión. Por unos minutos, él quedó atrapado. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero.
    Al inicio se habló de 30 viviendas afectadas. En el entorno más cercano observamos por lo menos diez con los ventanales sin vidrios. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero.
  • Esta es la triste imagen de una casa construida hace más de cuarenta años con los esfuerzos de los padres de María Morales y sus siete hermanos. Foto: Manuel Saldarriaga Quintero.
# #
Galería de Imágenes
§SSI_72af2ffad13547e08e316b397e36b056_SSI§