<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Navidad en pandemia: no pierda la claridad financiera

  • Recuerde el consejo: mida sus gastos, no se exceda y ajústese a su presupuesto. Foto: Edwin Bustamante Restrepo
    Recuerde el consejo: mida sus gastos, no se exceda y ajústese a su presupuesto. Foto: Edwin Bustamante Restrepo
No pierda la claridad financiera
Por Ferney Arias Jiménez | Publicado el 16 de diciembre de 2020

Diciembre tiene múltiples ofertas y promociones. No caiga en la tentación y cuide sus finanzas.

Estudios de las consultoras Deloitte en España y de GFK (Growth From Knowledge) en China evidencian que, por la situación del coronavirus, un 40 % de las personas afirma estar siendo más cuidadosa con su presupuesto y ahorrando, pensando en los meses que vendrán.

En esta temporada en la que parte de los colombianos que trabajan formalmente reciben más ingresos, por concepto de primas legales o extralegales, bonificaciones o aguinaldos, resulta prudente observar algunos consejos y recomendaciones que les permitirá cerrar y empezar el año con una buena salud financiera, y no en cuidados intensivos por los excesos cometidos durante las celebraciones navideñas y de fin y comienzo de año (ver Dicen de...).

Y es que el cuidado de los recursos depende de la disciplina propia a la hora de consumir, y aunque la temporada trae ofertas para favorecer la compra de artículos o acceder a servicios a un menor precio, persiste el riesgo de endeudarse más de lo planeado.

En ese sentido, Natalia Gallego, experta Financiera del fondo de pensiones Protección, es tajante y enfática: “No gastar de lo que no se tiene. La invitación es para que las personas no se gasten la prima incluso antes de contar con ella, o para que aquellos que ya se la gastaron no acudan a préstamos o deudas para seguir realizando compras que probablemente podrían esperar. El mejor consejo en esta época es cuidar los gastos”.

Añade que de manera similar a las observaciones de Deloitte y GFK, en las conversaciones y asesorías que ha realizado Protección con sus clientes, se ha identificado que un alto porcentaje de ellos afirma que han reducido sus gastos y tienen mayor cuidado con la forma en la que están gastando su dinero, esto debido a la incertidumbre que ha traído el año con la pandemia.

Privilegiar el ahorro

Cristina Arrastía, vicepresidente de Negocios de Bancolombia, señala que la clave está en nunca endeudarse de más y para eso sería ideal intentar manejar un endeudamiento inferior al 30 % de los ingresos. “En cualquier caso, no descuide sus necesidades básicas, complementarias y de ahorro antes de endeudarse, pues si bien los créditos permiten cubrir emergencias o tener acceso a cosas que de otra forma tomaría más tiempo alcanzar, siempre será necesario tener un margen de endeudamiento disponible para poder hacerle frente a imprevistos”.

También resulta esencial, a la hora de ahorrar, poder reducir los gastos, consumir de forma más consciente y evitar compras emocionales que, por lo general, son innecesarias. “No trate los deseos como si fueran necesidades: La emoción juega un papel clave para confundirnos y hacernos creer que necesitamos aquello que solo es un capricho”.

Otra sugerencia que ofrece Arrastía tiene que ver con la organización de los gastos y anota: ”Construya un presupuesto para determinar, a la luz de sus ingresos y gastos, cuánta plata tiene disponible para hacer compras. No se exceda y mucho menos comprometa sus ingresos de varios meses solo por acceder a una promoción”.

Tiempo en casa

En un año que va quedando atrás y en el que las restricciones y el aislamiento afectaron la estabilidad financiera, de las personas y las empresas, es necesario trazar una hoja de ruta hacia adelante.

“Las crisis representan una oportunidad para aprender a organizar mejor las finanzas”, señala Claudia Vélez, líder de Talento y Experiencia de la compañía de financiamiento Tuya, quien aconseja organizar las finanzas personales.

El plan empieza por identificar los cambios particulares que le ocurrieron a sus ingresos, y a partir de esta información preparar un presupuesto definiendo prioridades económicas básicas como techo, alimentación, salud y servicios públicos.

Una vez tenga la cantidad de dinero definida para cubrir esos gastos básicos usted va a conocer el límite de dinero que debe cuidar y destinar la parte restante a las deudas, a los planes de ahorro y al resto de actividades que contribuyen a su calidad de vida.

Vélez recuerda que la economía ha cambiado y que hay ciertos gastos que hoy deben revaluarse y reducirse, como aquellos relacionados con fines recreativos, entre los que se encuentran paseos y salidas a comer.

Otra característica de la época de la covid es trabajar, estudiar y realizar gran parte de las actividades desde el hogar, por lo que resulta aconsejable manejar moderadamente los servicios públicos.

Estar en casa implica un aumento en el consumo de energía y agua, así que son pertinentes ejecutar acciones que ayuden a disminuir el consumo, como desconectar los electrodomésticos y cerrar las llaves de los grifos que no estén en uso. No olvide esto si de todas maneras tiene previsto viajar y va a dejar su vivienda sola.

Emprender e invertir

Con el desempleo generado por la crisis (14,7 % en octubre según cifras del Dane), muchas personas han aprovechado sus talentos para identificar oportunidades y desarrollar nuevas iniciativas desde su campo de experticia.

En este punto, toma relevancia aprovechar la tecnología como un aliado para continuar aprendiendo, compartir sus conocimientos y generar algunos ingresos extra.

De otro lado, Vélez sugiere no tenerle miedo a la inversión. “Durante estos tiempos de incertidumbre las personas tienden a cuidar sus movimientos financieros, sin embargo, si su economía ha logrado sobrevivir sin que sus ahorros se hayan visto afectados a gran escala, debería mantener los planes de inversión. Es momento de aprovechar que algunos bienes en el mercado se están ofertando a menor valor, además, con ello genera flujo monetario y dinámica empresarial para varios sectores”, precisa.

Tanto en el remate de 2020 como en el inicio de 2021 el manejo controlado de las finanzas debe prevalecer, pues los efectos económicos de la pandemia son significativos y se irán ajustando con el pasar de los meses, y no será algo que se pueda modificar de un día para otro. “En el caso de que haya decidido emprender, recuerde que todos los negocios requieren de tiempo y compromiso para convertirse en exitosas empresas”, advierte la experta de Tuya.

¿Tomará deuda?

Sergio Olarte, economista de Scotiabank Colpatria, comenta que manejar el dinero durante estas festividades siempre es un gran reto porque, normalmente, queremos celebrar y darle regalos a los familiares y los amigos.

“Este año es todavía más retador en términos de que, la crisis derivada de la pandemia, pudo haber afectado los ingresos de largo plazo (salario o rentas) que tienen las familias, entonces hoy más que nunca es necesario mirar cuáles son los ingresos de largo plazo, no los temporales, y sobre esa base estar pensando en algo de ahorro para posibles eventualidades o futuras compras de bienes durables”, menciona Olarte.

En otras palabras, esto quiere decir que entre el 20 % y 25 % de los ingresos de largo plazo deberían destinarse para el ahorro. Otro consejo es no ser demasiado ambiciosos con los obsequios, pues el presupuesto puede ser finito y restringido, lo conveniente es analizar bien ese tipo de compras.

Y si va a tomar deudas para comprar regalos esté atento si en el futuro cercano tendrá con qué cancelar esas obligaciones. Endeudarse por fuera del sistema financiero, cuyas tasas hoy son favorables, es muy costoso y puede comprometer la tranquilidad de la familia, alerta Olarte.

Las cuentas

En el reporte de Actualidad del Sistema Financiero, a septiembre, la Superintendencia Financiera señala que el saldo total de la cartera, o sea las deudas de los colombianos, sumó 524,3 billones de pesos, mayor a los 493,5 billones reportados en septiembre de 2019.

Para la superintendencia, aun cuando el buen hábito de pago sigue siendo el comportamiento predominante, existen deudores que no han logrado normalizar sus pagos y se observan presiones al alza de la cartera vencida.

De un lado, la cartera al día (aquella que registra mora menor o igual a 30 días) totalizó 499,6 billones de pesos, mientras que la cartera vencida, es decir aquella con mora superior a 30 días alcanzó los 24,6 billones.

No obstante, se destaca que la dinámica del recaudo se ha venido afianzando de manera positiva y evidencia que gran parte de la cartera que se acogió a periodos de gracia o redefiniciones, ofrecidas por la pandemia, ha retomado sus hábitos de pago.

La calidad por mora fue de 4,7 % para el total del portafolio (ver gráfico). Con la finalización de la primera fase de medidas de alivio, a finales de julio, este indicador retornó a niveles precovid (4,7 % promedio en 2019). “Resulta natural que la finalización de los periodos de gracia se refleje en un al alza del indicador ante la dificultad de algunos deudores de seguir atendiendo sus obligaciones, no obstante, conforme lo sugieren las cifras de recaudo, a septiembre, hasta el momento esto no es un comportamiento generalizado.

Pero, ¿qué tan favorables o no son esos indicadores? El docente de Economía de la Universidad de Antioquia, Ramón Javier Mesa, menciona que en tiempos de recesión como los que vive la economía colombiana es complejo establecer un nivel adecuado de calidad de cartera, y lo cierto es que en la medida que se mantenga la alta incertidumbre y se profundice la recesión, el deterioro de la calidad de la cartera es muy probable, especialmente, la cartera vencida, tal como lo demuestra la experiencia internacional.

“En el caso colombiano, pese a la crisis actual, las respuestas de política impulsadas por el Banco de la República han sido oportunas para garantizar la solvencia del sistema financiero y con ello, amortiguar los efectos negativos sobre los indicadores de calidad de la cartera”, explica.

Segunda oportunidad

Al parecer muchos colombianos logran salir de deudas con más deuda. Así lo revela un sondeo realizado por la ExcelCredit, una firma especializada en financiar a personas reportadas negativamente en las centrales de riesgo.

Según los resultados de enero a octubre de 2020, los colombianos que han solicitado compra de cartera en la entidad son 80 % pensionados, 13 % empleados gubernamentales, 5 % docentes y 2 % policías.

“Hoy sabemos que ocho de cada diez colombianos han visto afectados los ingresos de sus hogares, por eso, más que nunca es vital cumplir nuestra promesa de dar segundas oportunidades de crédito a quienes por diversas razones tienen dificultades para cumplir con sus obligaciones económicas. Hemos logrado financiar a más de 50.000 colombianos en 23 departamentos con un monto que asciende a más de 760.000 millones de pesos”, sostiene Jonathan Mishaan, director de ExcelCredit.

Según esta empresa las ciudades donde más colombianos les solicitan crédito para sanear deudas en la entidad, son Bogotá con 19 %, Barranquilla 7 %, Cali 7 %, Ibagué 5 % y Cartagena 5 %.

En cuanto al monto, el crédito promedio solicitado es de 22 millones de pesos y el valor máximo 80 millones de pesos. Lo anterior, teniendo en cuenta que el ingreso de los solicitantes comienza en el salario mínimo, llega a once millones de pesos como máximo y el promedio es dos millones.

Con todo este panorama, es claro que la educación financiera debería tener un gran peso en los hogares colombianos. La coyuntura sanitaria cambió la escala de necesidades haciendo latente la urgencia de aprender a ahorrar, de elegir bien y de optimizar los ingresos.

$524,3
billones es la cartera de los colombianos con el sistema financiero: Superfinanciera.
8
de cada 10 colombianos han visto afectados los ingresos, según ExcelCredit.
Infográfico
en definitiva

Que la alegría y entusiasmo decembrino no le haga perder las cuentas ni llevar al traste las finanzas familiares. Tras un año complejo es necesario no descuidar la salud financiera.

Contexto de la Noticia

DICEN DE... Prudencia con las finanzas personales

Una encuesta de Mastercard y Americas Market Intelligence (AMI) en 13 países de América Latina y el Caribe mostró que la pandemia forzó a los latinoamericanos, incluidos los colombianos, a reconsiderar su relación con los bancos y la tecnología. El 46 % de los encuestados en la región considera ahorrar dinero y otro 46 % ya realiza el pago de las cuentas en línea, mostrando así su interés por tener una mentalidad de ahorro a largo plazo. Además, los consumidores mostraron un fuerte deseo de reducir gastos, evitar endeudarse, administrar sus finanzas de manera conservadora y desarrollar una mentalidad a largo plazo con respecto a sus finanzas. Un 44 % de los consultados valora sus planes futuros más que antes de la pandemia.

Ferney Arias Jiménez

Periodista de economía de El Colombiano. Oidor de tangos. Sueño con una Hermosa sonrisa de luna.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS