<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Una batalla entre Circulart y Altavoz
Crítico

Diego Londoño

Publicado el 11 de noviembre de 2019

Una batalla entre Circulart y Altavoz

Medellín en noviembre se convierte en un destino ideal para vivir la música de Iberoamérica, este es un mes que muchos esperamos durante todo el año. Altavoz y Circulart se convierten en los eventos privilegiados, unos que han construido su proceso, su público y reciben a propios y extraños para vivir la música en este Valle de Aburrá.

Músicos, productores, compradores, público y expertos del sector de la música visitan la ciudad en una semana del año para sentir la efervescencia de la industria en el mundo, para reflexionar sobre ella y percibir de primera mano cómo Colombia, de un lado o de otro, se va convirtiendo en protagonista, líder y participante del negocio mundial de la música.

Por un lado está Altavoz, una plataforma con un circuito alternativo y con la experiencia interesante de haberse convertido en el segundo festival público de mayor importancia en el país. Cuenta con una asistencia masiva y el uso de los recursos públicos en música, entretenimiento y formación de periodistas, sonidistas, gestores culturales, escritores y músicos. Con un camino hecho a punta de aprendizajes y un futuro con un reto continental.

También está Circulart, como una ventana de cara al mundo, como una posibilidad para la profesionalización, la formación, visibilización y creación de redes colaborativas en la música. En Circulart, encontramos el universo de la música internacional en nuestra ciudad.

Estos dos espacios construyen gran parte del imaginario colectivo internacional que se tiene actualmente de Medellín. Hasta ahí, todo muy bien, solo algunas consideraciones sobre ambos eventos.

Existe una lucha

Sí, hay una batalla año a año entre estos dos procesos musicales de relevancia en la ciudad y el país. Su realización es en la misma semana, siempre chocan sus fechas y eso implica tener que escoger, Altavoz o Circulart. ¿Debería ser así?

Es una semana entera de música, de movimiento, de conciertos y ruedas de negocio, pero, ¿qué tal si entre organizaciones conversan y ajustan sus agendas en diferentes momentos del mes y así logran que todos, el público, los músicos, los programadores y compradores disfruten de los dos espacios de inicio a fin?

Ideal que no rivalicen, ni en fechas, ni en lugares, ni en artistas. Vital que abran su espacio no solo a los que son conocedores de la música en el ámbito académico o de experiencia, sino que puedan ser espacios para la familia, para los niños, para compartir esta ciudad con banda sonora. Que sea un acto tan natural como ir al cine, a comer, al estadio o al teatro.

¿Se podrá lograr una sincronía entre estos dos procesos que nos llenan de orgullo?

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Críticos
Diego Agudelo Gómez

Aplausos y pitos

$titulo

COLEGIO COLOMBO BRITÁNICO

El centro educativo de Envigado quedó campeón de balonmano en los Intercolegiados Nacionales.

$titulo

BANDA DE ROBO DE CELULARES

La Policía logró detener a tres extranjeras que se dedicaban al robo de celulares en el Metro de Medellín.