<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Redes de confesiones anónimas

  • Secret es la aplicación para publicar de manera anónima con más descargas: hasta ahora más de cinco millones en Google Play.

    Secret es la aplicación para publicar de manera anónima con más descargas: hasta ahora más de cinco millones en Google Play.

Publicado el 21 de abril de 2015

En estas aplicaciones sociales puede escribir todo lo que no le gustaría publicar, por pena o recato, en Facebook o Twitter.

A veces siento que me espían por la cámara del celular, por eso siempre la tapo con la camisa mientras me baño”, este es un mensaje anónimo que se puede leer en aplicaciones sociales, de miles de usuarios, como Whisper, Secret o Yik Yak, en las que cualquier persona puede acceder gratis y publicar opiniones, chismes, quejas y desahogos sin tener que revelar la identidad.

Estas comunidades dejan que los usuarios compartan información que los avergonzaría en cualquier otra red social como Facebook, Twitter o Instagram. Ese anonimato incentiva confesiones relacionadas con abuso de drogas, relaciones sexuales prohibidas o fetiches.

Algunas permiten conocer la ubicación de los miembros de la comunidad y otras asignan apodos de manera aleatoria. De todas maneras, ninguna revela la identidad de los implicados.

¿Y qué hay de atractivo en contar secretos a desconocidos sin que se conozcan los protagonistas? Para Juan Esteban García, especialista en psicología del consumidor, este comportamiento es natural en los seres humanos y obedece al deseo de desahogo frente a ciertas situaciones emocionales.

“Uno de los principios de la psicología explica que contar lo que nos sucede, sea importante o no, genera efectos terapéuticos. Este comportamiento no ha sido suscitado por las redes sociales. Todos, en algún momento, le hemos contado cosas íntimas a un taxista o un ‘barman’ solo para desahogarnos”, explica el psicólogo.

El fenómeno es similar al que generó el exitoso portal colombiano denunciando.tk, antes de la creación de las redes sociales. Allí, las personas podían escribir sus intimidades y denuncias con un seudónimo.

En 2012, con el crecimiento de Whisper (hasta ahora una de las aplicaciones de este tipo con más descargas pues sobrepasa el millón), este tipo de redes se ha popularizado.

“Yo uso Whisper hace dos años y me gusta porque es más sincera que otras redes. Las personas publican cosas totalmente distintas a las de Instagram, en la que la gente alardea con los lugares que visita o las cosas que tiene... siento que acá es más fácil identificarse con otros”, expresó Catalina Pérez, estudiante universitaria.

Pero el exceso de honestidad de los usuarios en estas aplicaciones puede ser un arma de doble filo: Whisper ya ha sido catalogada por medios como Buzzfeed como “confesionario sexual”, dada la abundancia de mensajes sobre fetiches, preferencias en la cama e incluso búsqueda de pareja.

Las redes estadounidenses Secret y Yik Yak, al igual que la española Secretos, no escapan de esta realidad: “Me besé con mi profesor de física y creo que me estoy enamorando” dice uno de los mensajes menos explícitos que se encuentra en una de estas redes.

Las personas que usan estas aplicaciones pueden leer los comentarios de otros, seleccionarlos como favoritos y compartirlos en las redes más convencionales. “Al leer las publicaciones y contestarlas, o al escribirlas, hay cierta libertad emocional; lo mismo sucede cuando se habla con un psicólogo o con un amigo”, agrega García.

Aunque existen comentarios subidos de tono y fácilmente se podría hacer bullying - ya que es permitido mencionar nombres propios en los comentarios-, en estas redes existen herramientas para que los mismos usuarios denuncien contenido inapropiado.

Whisper, además, cuenta con un grupo de empleados que constantemente revisa las publicaciones para eliminar las que puedan ser ofensivas o causar daño a otras personas.

La recomendación del psicólogo García es que el uso de estas plataformas sea moderado y con la conciencia de que quizá mucho de lo que se publica allí no es confiable y no se puede comprobar. “Como estas aplicaciones ofrecen ‘todo lo que necesitas’, a pesar de la privacidad, como gente que te lee, te entiende y te apoya en tus problemas, a manera de grupo de apoyo virtual, suelen ser muy adictivas”, agrega.

Eso sí, al estar conformadas por usuarios anónimos es imposible saber cuántas personas han visto el secreto que se revela. Y, desde luego, es difícil identificar cuántos usuarios utilizan actualmente estas aplicaciones. Sin embargo, según las estadísticas de Google Play, Whisper no es la más descargada, Secret se lleva el primer puesto con más de cinco millones de descargas. Siguiendo la misma línea temática, más reciente y en español, está Secretos, que ha sido descargada más de mil veces.

Marggie Riaza

Lectora sin remedio y contadora de historias. En general, diletante. Periodista de El Colombiano.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS