<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Cómo llegó Cuba a obtener la primera vacuna contra el cáncer

  • ilustración Esteban parís
    ilustración Esteban parís
Por Helena Cortés Gómez | Publicado el 27 de diciembre de 2018
14

tratamientos son probados en Cuba para combatir el cáncer sin dañar el cuerpo humano.

en definitiva

El recién estrenado Centro Oncológico de Antioquia hizo una alianza con uno cubano y otro estadounidense para avanzar en investigaciones que combatan varios tipos de cáncer.

La vacuna contra el cáncer existe y no es la clásica. La que seguro usted reconoce se pone una vez en la vida para que no le dé sarampión, paperas o rubéola.

Esta, en cambio, es una terapéutica que lo que hace es “castrar un factor de crecimiento del tumor”, dijo a EL COLOMBIANO Kalet León, director del Centro de Inmunología Molecular de La Habana (CIM). Significa que deja morir de hambre a las células cancerosas.

Más que de una vacuna, el investigador del CIM, Orestes Santos, le dijo a la AFP que prefería llamarle “inmunoterapia activa”, que actúa sobre la proteína EGF (factor de crecimiento epidérmico).

“El tumor del cáncer de pulmón necesita el EGF para su crecimiento y proliferación, y lo que hicimos en nuestro centro fue desarrollar un producto que genera anticuerpos contra esa proteína”, explicó Santos.

La CIMAvax-EGF, creada por Cuba en 2011 luego de 15 años de investigación, con derecho de patente en todo el mundo, funciona específicamente para el cáncer de pulmón no microcítico (CPNM) avanzado. Esta no previene este tipo de cáncer ni lo cura, sino que lo controla, pues lo que se busca es convertir esta enfermedad en crónica, como la hipertensión o la diabetes, de modo que se pueda prolongar más una vida de calidad en los pacientes a los que ya no les funcionó la quimioterapia ni la radioterapia.

El Cimavax-EGF es una de las pocas opciones disponibles en el mundo para controlar la mortífera enfermedad. En los pacientes tratados en Cuba, la prolongación de la vida fue de hasta cinco años, algo casi impensable para quienes sufren la afección en su estado más avanzado, pues el índice de sobrevivencia no supera el año, y máximo los 18 meses.

Esta debe ser aplicada en el momento en que el paciente concluye su tratamiento de radioterapia o quimioterapia y es considerado terminal o sin alternativa terapéutica. Esto se debe a que el tratamiento ayuda a controlar el crecimiento del tumor sin toxicidad asociada.

Limitaciones por el bloqueo

El avance biotecnológico cubano, que empezó a desarrollarse en la década de los 80 del siglo pasado, sorteó las múltiples limitaciones que impuso Washington para que Cuba accediera a tecnología de punta, de acuerdo con Mary E. Reid, directora de detección de cáncer y supervivencia del Roswell Park Comprehensive Cancer Center.

Ella aseguró a este periódico que esto fue lo que impulsó a Cuba a buscar sus soluciones. Y esto ha dado buenos frutos, incluso para los Estados Unidos. Desde septiembre de 2018, decenas de miles de norteamericanos están saliendo potencialmente beneficiados por el avance isleño.

Interesado en este tratamiento, el Roswell Park Cancer Center, con sede en Búfalo (Nueva York), contactó con el centro cubano en 2015, durante una misión comercial de Estados Unidos a la isla en medio del histórico deshielo de las relaciones.

Y aunque luego volvieron a enfriarse, finalmente fue esta institución del sector la primera en recibir un permiso de la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés) para patrocinar las pruebas de una terapia médica cubana en la nación del norte.

La vacuna fue diseñada para combatir una proteína presente en los seres humanos: el factor de crecimiento epidérmico.

Kalet León continúa contando que fue el CIM el que logró “una composición tal que generara anticuerpos contra esta proteína”. Cuando una persona tiene cáncer, esta proteína, que controla los procesos de multiplicación de células, se descontrola haciendo que estas se reproduzcan de forma imparable. Ya que hace parte del cuerpo, este no produce anticuerpos contra ella.

Así que es una vacuna porque moviliza a los receptores de la respuesta inmune y los activa. Lo mismo sucede con las otras: “Cuando se vacuna y luego se infecta después, esta activación del sistema inmune lo protege. No es que usted no se infecte”, aclara León.

Se unen con Colombia

A principios de diciembre, el Centro Oncológico de Antioquia (COA) firmó una alianza con los centros cubano y estadounidense.

Una buena noticia para el país y la región. El COA, que recientemente estrenó sede en Envigado, es el lugar que atiende más usuarios del régimen subsidiado, de acuerdo con Vadin Ángel Ramírez, su director. El cáncer de mama es el que tratan con más frecuencia.

En ciencia y medicina son las alianzas las que están logrando romper barreras. Hoy más de 5.000 pacientes en el mundo ya están usando la inmunoterapia activa con CIMAVa.x-EGGF, incluidos colombianos

Contexto de la Noticia

escena Cuba y Estados unidos, alianza con Colombia

En diciembre de 2018 se firmó entre el Centro de Inmunología Molecular de Cuba, pionero en investigación anticancerígena, el Roswell Park Cancer Center y el Centro de Cancerología de Antioquia. Luego de una sesión de intercambio de saberes se acordaron acuerdos de cooperación mutua que beneficiarán a pacientes con cáncer tanto de Colombia como de otros países. Además se abrirá la posibilidad de hacer tratamientos de pacientes extranjeros en el Centro Oncológico de Antioquia (COA). Este abrió sus puertas en 2008 en el barrio El Poblado. En 2010 se mudó a la Clínica Medellín, donde funcionó hasta mediados de 2018. Ya están en Envigado.

Paréntesis La vacuna para un tipo de cáncer

El carcinoma microcítico o de células pequeñas en granos de avena es el más agresivo de todos por su rápido crecimiento y su tendencia a producir metástasis. Representa el 20 % de todos los cánceres de pulmón.

El carcinoma escamoso o epidermoide es el más relacionado con el tabaco y el más frecuente en los hombres fumadores crónicos. Representa el 30% de los cánceres de pulmón y su crecimiento es relativamente lento.

El adenocarcinoma de pulmón es más frecuente en mujeres. No tiene una relación tan estrecha con el tabaco aunque también aparece más entre personas fumadoras que en las no fumadoras. Como su diseminación a distancia es habitual, sus primeros síntomas muchas veces no son los típicos pulmonares. Representa el 25% del total de cánceres pulmonares.

Helena Cortés Gómez

Periodista, científica frustrada, errante y enamorada de los perros. Eterna aprendiz.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección