<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Vigilancia especial para Guayabal por aumento de los homicidios

Ajustes de cuentas entre ilegales y líos de intolerancia incrementaron en 180% asesinatos.

  • El 21 de enero en el barrio La Colina (Guayabal) mataron al patrullero Mario Vallejo, cuando iba a impedir un robo. El hecho produjo aumento de vigilancia temporal en el área. FOTO julio c. herrera.
    El 21 de enero en el barrio La Colina (Guayabal) mataron al patrullero Mario Vallejo, cuando iba a impedir un robo. El hecho produjo aumento de vigilancia temporal en el área. FOTO julio c. herrera.
Por: Nelson Matta Colorado | Publicado el 20 de noviembre de 2021

Una amenaza, una deuda y una cuchillada mortal. No es mucho más de lo que se sabe sobre un asesinato perpetrado en plena vía pública de Guayabal, una comuna del suroccidente de Medellín que registra un incremento del 180% en su indicador de homicidios.

El crimen sucedió a las 9:00 p.m. del anterior sábado 13 de noviembre, en el barrio Santa Fe. Testigos le contaron a las autoridades que una mujer, al parecer dedicada a actividades sexuales, fue interceptada por un motociclista que discutió airadamente con ella.

Segundos después le propinó una puñalada en el pecho, para luego escapar a toda velocidad. Los curiosos que se acercaron no sabían el nombre de la víctima, solamente que le decían “Diana”.

En medio de gritos detuvieron un taxi y la montaron. Uno de los auxiliadores se subió a la silla de atrás con ella, mientras llegaban a urgencias de la clínica Medellín de Occidente, donde los médicos confirmaron su muerte.

La difunta no tenía documentos de identidad y fue registrada como NN de 35 a 40 años. Algunos habitantes de calle del vecindario la conocían, y aseguraron a los investigadores que estaba amenazada por un cliente de sus servicios sexuales, quien la acusaba de haberle robado dinero.

“Ella temía por su vida”, dijeron los mendigos.

“Diana” fue la víctima número 14 de la violencia homicida en la comuna de Guayabal, en lo corrido de 2021 (con corte a noviembre 18).

Según datos del Sistema de Información para la Seguridad y Convivencia (Sisc), el año pasado a esta misma fecha iban cinco asesinatos, lo que implica un aumento del 180%.

Radiografía del delito

La comuna 15 es una de las más pequeñas de la ciudad y apenas tiene nueve barrios. Los asesinatos de este año se concentran en tres de ellos, vecinos entre sí: Trinidad (5), Campoamor (3) y Santa Fe (2).

La estadística del Sisc arrojó que 12 de los 14 homicidios ocurrieron en vía pública, como el de “Diana”, y que ella ha sido la única mujer de esta mala racha, los demás occisos fueron hombres. La mayoría de ellos (6) estaban en el rango de edad de los 29 a los 45 años.

En cuanto al método de homicidio, en siete casos se emplearon armas de fuego y en otros siete armas blancas.

EL COLOMBIANO consultó analistas de la Fuerza Pública, buscando saber a qué se debe el aumento en las muertes violentas en esta zona. Algunos indicaron que el incremento era previsible, pues el año pasado las cuarentenas redujeron los casos a niveles históricos, y al regresar a la normalidad social era lógico que se retomaran los indicadores frecuentes; sin embargo, nadie esperaba que el crecimiento fuera del 180%.

“En Guayabal no tenemos una causa predominante, como en años anteriores, cuando casi todos los muertos eran por disputas de combos”, dijo una de las fuentes, añadiendo: “Este año vemos casos asociados a robos, intolerancia y ajustes de cuentas por negocios de narcotráfico”.

En cuanto a los homicidios ligados a hurtos, las autoridades han identificados dos hechos. El 27 de abril, en Campoamor, dos hombres asaltaron el local de un comerciante y lo hirieron con una pistola traumática; al intentar escapar, una turba de vecinos iracundos detuvo a uno de los sospechosos y lo mató a punta de golpes y puñaladas.

El 14 de octubre sucedió un evento similar en el mismo barrio, aunque la víctima fue el ciudadano atracado. Dos jóvenes asaltaron a Luis Carlos Fonnegra Londoño, de 72 años, y después le quitaron la vida con arma blanca. La comunidad apresó a los sospechosos y les dio una paliza, hasta que la Policía intervino y los llevó al calabozo.

Respecto a los ajustes de cuentas, a los que se atribuyen seis de las muertes, en Guayabal no hay actualmente conflictos activos entre bandas, pero la presencia de estos actores genera una tensa calma. La mayoría de grupos se dedican principalmente al tráfico local de estupefacientes, como “la 24”, “Alexpin”, “Cristo Rey”, “el Bolo”, “la Raya”, “la Cueva” y “el Coco”, entre otros.

Entre Trinidad y Santa Fe está Barrio Antioquia, un sector que hace décadas funciona como la mayor plaza de vicio y centro de acopio de drogas de Medellín, por lo que bandas de otras comunas y municipios extienden sus redes hasta Guayabal, para participar en ese mercado ilícito.

Este fenómeno, que no ha disminuido en el tiempo, provoca rencillas que se saldan con homicidios selectivos, y también es un riesgo de corrupción de los servidores públicos. De hecho, el peor caso de corrupción detectado en los últimos años en la Policía está relacionado con los nexos de 23 uniformados con las bandas de Barrio Antioquia; de ellos, 16 fueron enviados a prisión el año pasado.

Proyectos de seguridad

¿Qué se requiere para mermar la violencia en Guayabal? El secretario de Seguridad, José Acevedo, precisó que si bien hay un aumento de homicidios con relación a 2020, si se compara con 2019 hay una reducción de 10 casos.

Afirmó que la Mesa de Homicidios, en la que participan la Alcaldía y las agencias de seguridad, ya tiene presente la situación de esta comuna, para intervenir “con investigación especializada, que incluye a la Policía del Cuadrante, la Policía Judicial y la tecnología que tenemos. Hay una vigilancia especial en los barrios Trinidad y Campoamor, donde hay que tomar acciones institucionales por parte de la Fuerza Pública y la Secretaría”.

Acevedo recordó que está en marcha la construcción de la estación policial de Guayabal (hoy la vigilancia la hace la estación de Belén), la adecuación de la sede de la Seccional de Inteligencia (Sipol) y de un laboratorio de automotores de la Sijín, “esta presencia institucional le ayudará mucho al sector”, dijo. Las obras están proyectadas para empezar a funcionar en marzo de 2022.

5
de las 14 muertes ocurrieron en la tarde, las horas con
más casos en Guayabal.

Egresado de la U.P.B. Periodista del Área de Investigaciones, especializado en temas de seguridad, crimen organizado y delincuencia local y transnacional.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección