<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Delincuencia de Bello está loteando el cerro Quitasol

Hasta edificaciones de cuatro pisos se ven en la invasión que se formó en una de las laderas del cerro, pese a que este espacio es un área protegida.

  • Delincuencia de Bello está loteando el cerro Quitasol
  • Los grupos ilegales venden los lotes hasta por más de $10 millones. Sus principales compradores son desplazados y población migrante. FOTO: Manuel Saldarriaga.
    Los grupos ilegales venden los lotes hasta por más de $10 millones. Sus principales compradores son desplazados y población migrante. FOTO: Manuel Saldarriaga.
  • Dos hombres que se hallaban en la zona adecuando un lote. Alegaron ser funcionarios de la “Gobernación de Medellín. FOTO: Manuel Saldarriaga.
    Dos hombres que se hallaban en la zona adecuando un lote. Alegaron ser funcionarios de la “Gobernación de Medellín. FOTO: Manuel Saldarriaga.
  • El Quitasol es patrullado por hombres del Batallón de Ingenieros Pedro Justo Berrío, y esto ha frenado en parte la expansión del loteo hacia el norte del cerro. FOTO: Manuel Saldarriaga.
    El Quitasol es patrullado por hombres del Batallón de Ingenieros Pedro Justo Berrío, y esto ha frenado en parte la expansión del loteo hacia el norte del cerro. FOTO: Manuel Saldarriaga.
  • Una red de varios kilómetros, que se alimenta de los nacimientos de agua del Quitasol, abastece a través de tubos al “barrio” Ciudad Perdida. FOTO: Cortesía.
    Una red de varios kilómetros, que se alimenta de los nacimientos de agua del Quitasol, abastece a través de tubos al “barrio” Ciudad Perdida. FOTO: Cortesía.
  • El asentamiento irregular se sigue expandiendo. Los dolientes del Quitasol esperan que se dé una pronta solución a la problemática. FOTO: Manuel Saldarriaga.
    El asentamiento irregular se sigue expandiendo. Los dolientes del Quitasol esperan que se dé una pronta solución a la problemática. FOTO: Manuel Saldarriaga.
Publicado el 16 de junio de 2022

“En esa montaña lo entierran a uno y lo dejan desaparecido si se pone a denunciar esos loteos”. Con tamaña advertencia, uno de los habitantes de Bello resume la situación que vive el cerro Quitasol por la codicia de las bandas delincuenciales que allí operan.

Y aunque hace 10 años se sabe que al cerro lo están invadiendo, hace unos días se denunció que las bandas se apoderaron de una parte del Quitasol –precisamente entre los barrios Altos de Niquía y El Mirador– para vender lotes por más de $10 millones para levantar construcciones ilegales. Esto le deja millonarias rentas a grupos delincuenciales como Niquía Camacol, sin importarles el grave daño ambiental que generan, alerta la Alcaldía.

Los grupos ilegales venden los lotes hasta por más de $10 millones. Sus principales compradores son desplazados y población migrante. FOTO: Manuel Saldarriaga.
Los grupos ilegales venden los lotes hasta por más de $10 millones. Sus principales compradores son desplazados y población migrante. FOTO: Manuel Saldarriaga.

Tan grande ha sido la expansión que se calcula que esta sobrepasa las 400 nuevas edificaciones, incluso, algunas tienen cuatro pisos. Es más, el “nuevo barrio” que se asoma entre los pinos ya tiene nombre: Ciudad Perdida.

Lo grave de la situación es que no hay quien ataje el problema social que se da en una parte de las 6.687 hectáreas que supuestamente gozan de protección ambiental desde 2020, pues en esta zona de Bello impera el miedo y los tres guardabosques de Corantioquia asignados a la inmensidad del cerro poco pueden hacer ante “la ley del monte” que imponen los ilegales.

Con acompañamiento del Ejército, este diario accedió a la zona e incluso encontró a cuatro ciudadanos, dos de ellos venezolanos, “adecuando” lotes para –al parecer– construir en ellos.

Al ser indagados por este diario, negaron estar “loteando” y argumentaron que eran funcionarios de la “Gobernación de Medellín” que estaban arreglando un sendero. Ante la evidente mentira les preguntamos por el documento que autorizaba el trabajo para el que los contrataron pero alegaron que “no lo llevaban” consigo.

Dos hombres que se hallaban en la zona adecuando un lote. Alegaron ser funcionarios de la “Gobernación de Medellín. FOTO: Manuel Saldarriaga.
Dos hombres que se hallaban en la zona adecuando un lote. Alegaron ser funcionarios de la “Gobernación de Medellín. FOTO: Manuel Saldarriaga.

Autoridades desbordadas

Daniela Ortega, secretaria de Seguridad y Convivencia de Bello, indicó que aunque la Alcaldía ha implementado acciones desde el marco legal ambiental para contener la invasión, como el asunto tiene que ver con delincuencia organizada, el problema del Quitasol sobrepasa las capacidades institucionales de la localidad.

“El área protegida que delimitó Corantioquia cruza Barbosa, Copacabana, Donmatías, Girardota y San Pedro de los Milagros, pero nosotros somos los que afrontamos el tema y no tenemos suficiente personal y recursos para atajarlo con la misma velocidad que construyen”, explicó.

El Quitasol es patrullado por hombres del Batallón de Ingenieros Pedro Justo Berrío, y esto ha frenado en parte la expansión del loteo hacia el norte del cerro. FOTO: Manuel Saldarriaga.
El Quitasol es patrullado por hombres del Batallón de Ingenieros Pedro Justo Berrío, y esto ha frenado en parte la expansión del loteo hacia el norte del cerro. FOTO: Manuel Saldarriaga.

De otro lado, Ortega también indicó que cuando se obtiene una orden de demoler cualquiera de las 515 edificaciones de la invasión en su jurisdicción, sus habitantes –al ser sujetos de protección por ser desplazados, cabezas de hogar o población migrante– interponen recursos legales que detienen el procedimiento. Esto hace que las acciones hechas por la Alcaldía se vuelvan inútiles mientras que la invasión se agranda cada día.

“Y desde Medio Ambiente se ha solicitado mayor apoyo a Corantioquia pero ellos tampoco se hacen presentes con recursos y programas para proteger el cerro”, agregó.

Solución para 2023

Corantioquia señaló que si bien el Quitasol fue declarado área protegida en 2020, dicho proceso excluyó la zona de asentamiento irregular que desde hace 10 años se viene explayando y que ya suma cerca de 258 hectáreas y 808 estructuras.

De acuerdo con Olga Zapata, subdirectora de Ecosistemas de Corantioquia, a partir del segundo semestre de 2022 y por todo un año la corporación realizará un plan de manejo que determinará la delimitación definitiva del área protegida del Quitasol así como los suelos de conservación, restauración y de uso sostenible. Solo hasta entonces se sabrá qué se puede hacer en el cerro para protegerlo. Claro que según el acuerdo que declaró protegido al Quitasol, este plan de manejo debió arrancar hace seis meses.

Frente a la injerencia de las bandas delincuenciales, que incitan a la deforestación, Zapata señaló que este tipo de asuntos están fuera de su competencia y deben ser atendidos por Bello.

Una red de varios kilómetros, que se alimenta de los nacimientos de agua del Quitasol, abastece a través de tubos al “barrio” Ciudad Perdida. FOTO: Cortesía.
Una red de varios kilómetros, que se alimenta de los nacimientos de agua del Quitasol, abastece a través de tubos al “barrio” Ciudad Perdida. FOTO: Cortesía.

“Lo que sí haremos es que a partir de 2023 vamos a desarrollar unos procesos participativos con la comunidad que se irán ejecutando en cinco años para conservar los ecosistemas”, agregó.

Ante los reclamos de la Alcaldía sobre más acompañamiento, Corantioquia indicó que este sí se ha hecho, sobre todo en visitas y en la realización de programas de formación de guardabosques voluntarios, de estrategias de fomento al turismo de naturaleza y de instalación de equipamiento liviano y demarcación de senderos. Además, la entidad indicó que está a la espera de contratar más vigilantes, pero no precisó cuantos.

Consultada el Área Metropolitana sobre su papel en esta problemática, indicó que no está dentro de sus competencias realizar gestiones para contener asentamientos ilegales fomentados por grupos ilegales, pues esto solo corresponde a la alcaldía. También indicó que, teniendo en cuenta que el cerro es un ecosistema estratégico en suelo rural de cinco municipios y que la declaración la hizo Corantioquia, es a esta entidad a la que le corresponde protegerlo.

El asentamiento irregular se sigue expandiendo. Los dolientes del Quitasol esperan que se dé una pronta solución a la problemática. FOTO: Manuel Saldarriaga.
El asentamiento irregular se sigue expandiendo. Los dolientes del Quitasol esperan que se dé una pronta solución a la problemática. FOTO: Manuel Saldarriaga.

SOS por el Quitasol

Mientras se resuelve quien le pondrá el tatequieto a los ilegales que lotean el cerro, los dolientes del Quitasol se sienten impotentes, pues para ellos el tesoro ambiental e histórico que es este espacio se está perdiendo ante lo que califican como pasividad de las autoridades. Por eso lanzan un SOS que ponga fin al temor que sienten. “Uno ve a los que compraron los lotes talando los árboles. Cuando alguien les pregunta por qué lo hacen, ellos solo dicen ‘A mí me dejaron los muchachos’. ¿Y que más va a hacer uno que dejarlos pasar de agache? Así son las cosas por aquí”.

258
hectáreas comprenden el asentamiento irregular que hay en el cerro Quitasol.

Contexto de la Noticia

Paréntesis Trasladan asunto al gobernador

La secretaria Ortega indicó que ya interpuso una denuncia con 66 anexos y pruebas ante la Fiscalía General por loteo y urbanización ilegal impulsado por varias bandas ilegales, sobre todo la banda Niquía Camacol, dirigida por alias Juan 23. Aun así, y como la situación es tan delicada, la semana pasada la Alcaldía de Bello le dio traslado de la situación al gobernador de Antioquia, Aníbal Gaviria, para que este, como máxima autoridad, intervenga el problema. La Ley 1801 concibe que cuando a las alcaldías se les dificulte adelantar un procedimiento policivo, la competencia la asumirá el gobernador.

Cristian Álvarez Balbín

Periodista de la Universidad de Antioquia. Al igual que Joe Sacco, yo también entiendo el periodismo como el primer escalón de la historia.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección