<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Condena contra asesino de Carlos Castaño que seguía delinquiendo en Robledo

  • El Tribunal Superior de Medellín deberá resolver la apelación. FOTO COLPRENSA
    El Tribunal Superior de Medellín deberá resolver la apelación. FOTO COLPRENSA
VANESA RESTREPO | Publicado el 11 de agosto de 2020

38 años y 11 meses de prisión es la condena que el Juzgado Cuatro Penal del Circuito Especializado de Medellín le impuso a alias “Osquitar” o “la Plaga”, quien según la Fiscalía era cabecilla de la banda “Curazao” que delinquía en Robledo, comuna 7 de Medellín.

La condena, que fue apelada por la defensa, podría tener un impacto más grande pues “la Plaga” confesó ante un juez de Justicia y Paz que participó en el secuestro y asesinato del líder paramiliar Carlos Castaño Gil, ocurrida el 16 de abril de 2004 en la vereda El Tomate de San Pedro de Urabá. Según dijo el confeso asesino, el crimen fue ejecutado por el también excabecilla Diego Murillo Bejarano, alias “Don Berna”, hoy preso en Estados Unidos.

La Fiscalía reportó que, de confirmarse esta nueva condena, podrá solicitar la exclusión de “la Plaga” del proceso de Justicia y Paz al que se acogió en agosto de 2005, cuando se desmovilizó con el entonces bloque Pacífico de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).

Alias “la Plaga” fue encontrado responsable de los delitos de homicidio agravado, extorsión agravada, utilización de menores para la comisión de delitos (instrumentalización) y desplazamiento forzado agravado.

Según el ente acusador, el hombre era el encargado de recibir dineros producto de la extorsión de residentes, comerciantes y transportadores de los barrios Villa Santafé, Curazao y Robledo, en el occidente de la ciudad.

El homicidio por el que fue condenado ocurrió el 24 de enero de 2016 y la víctima fue Jhoan Sebastián Álvarez, quien según el ente investigador también era parte de la banda y se conocía con el alias de “Chocha”.

“En la investigación se estableció que el crimen se produjo porque días antes de su muerte, la víctima supuestamente intimidó a varias mujeres que se bañaban en una piscina y las obligó a quitarse la ropa interior”, informó la Fiscalía en un comunicado.


La apelación deberá ser resuelta por la Sala Penal del Tribunal Superior de Medellín.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección