<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Covid-19 también frenó proyectos urbanos

El aislamiento nacional obligó a parar varias obras que estaban en marcha en Medellín y cuyo futuro ahora es incierto.

  • FOTOS Manuel Saldarriaga
    FOTOS Manuel Saldarriaga
  • Covid-19 también frenó proyectos urbanos
  • Covid-19 también frenó proyectos urbanos
  • Covid-19 también frenó proyectos urbanos
Por gustavo ospina zapata | Publicado el 01 de abril de 2020

A los que creen que la emergencia por el coronavirus no es tan seria y que hay exageración mediática con el tema hay que aclararles que el impacto es grande y se refleja en todos los ámbitos, entre ellos las obras de infraestructura que, privadas y públicas, debieron parar, inicialmente hasta el 13 de abril.

Les echamos un vistazo a cuatro de Medellín que están en ejecución, pero que a raíz del decreto presidencial del aislamiento debieron detener la marcha de su construcción, sin que aún se tenga claro cuáles serán los impactos económicos y los retrasos que sufrirán con la suspensión. Son estas: Parques del Río etapa 1B, el metrocable Picacho, la Ciudadela Universitaria y una intervención en la carrera Palacé que estaba recién iniciada.

Al respecto, la secretaria de Infraestructura de la alcaldía, Natalia Urrego Arias, explicó que el confinamiento por la covid-19 tiene efectos inmediatos sobre la construcción de obras de infraestructura, las cuales, en su mayoría, debieron parar para cumplir con la normatividad.

“Estamos actuando en concordancia con el Decreto Nacional 457 sobre el Aislamiento Preventivo Obligatorio. Para Medellín hay casos en los que nos aplica el artículo 3 numerales 18 y 31, que permiten que algunas obras sigan, pues si se suspenden, generan riesgos mayores para la ciudadanía”.

Urrego Arias indicó que en la ciudad son muy pocas las obras que se ajustan a este criterio y que, en consecuencia, la mayoría están paradas, sin que se conozcan las fechas de reanudación, mientras algunas trabajan en el mínimo porcentaje.

“Las de este caso adelantan actividades puntuales, las estrictamente necesarias que mitiguen el riesgo para la ciudadanía, como Parques del Río, el corredor del Tranvía de la 80 y el metrocable del Picacho”. Las obras en Palacé sí están suspendidas en su totalidad.

César Hernández, experto en planeación urbana, señala que al pararlas hay que ser cuidadosos de no ir a generar detrimentos patrimoniales del presupuesto público, pues pese al decreto nacional, los contratos se firman entre dos partes, la alcaldía y el contratista: “Esas paras generan lo que se conoce como permanencia de obra y cada para es un sobrecosto”, señala Hernández.

Indica que contratos con avances de obra del 30 % o superiores al 90 % son suspendibles, pero en otros porcentajes una para genera mayor permanencia de obra y los contratistas podrían hacer reclamaciones. “Hay que preguntar si hay salvaguardas de respaldo a las afectaciones que puedan generar las paras”, afirma.

La Secretaría de Infraestructura, por haber tenido que frenarlas abruptamente, busca despejar dudas sobre qué tanto se impactarán los cronogramas. Por ahora siente que se ajusta a los lineamientos del aislamiento preventivo.

Contexto de la Noticia

PARA SABER MÁS envigado suspendió 16 proyectos

En consecuencia con el decreto presidencia, en Envigado la Secretaría de Obras Públicas suspendió los trabajos en 16 proyectos en ejecución, informó la Secretaría de Obras Públicas. Entre las obras en cese están: el parque urbano El Dorado etapa 1; la sede de la Escuela Superior Tecnológica de Artes Débora Arango etapa 1; la ampliación de la sede del Inder Envigado Las Cometas; el parque infantil vereda Las Palmas sector Paraíso; la sede comunal y deportiva Las Casitas; el proyecto de vivienda de interés social Paraíso II; el mejoramiento de la movilidad en la carrera 31E, entre la transversal 27A sur y la transversal 32 sur (conexión vial sistema vial y de transporte, del POT); la construcción y ampliación de andenes en la carrera 28, cruzando por la diagonal 29; y la vía Distribuidora paralela a la Regional sur, entre Sabaneta y Envigado.

últimos retoques en parques del río

El recorrido por la etapa 2B de Parques del Río (jueves 26) dejó ver una obra prácticamente culminada, en sus últimos retoques para ser inaugurada a plenitud, pues la vía del soterrado está en uso por los vehículos hace varios meses, con algunas limitaciones en la cantidad de carriles. En pleno aislamiento, se ve una que otra persona en el parque, cruzando el puente que comunica los tramos 1A y 1B, como una mujer que se identificó como Cecilia Velásquez, residente en el sector: “Vine a ver si era cierto que el río estaba cristalino como mostró un video en redes, pero ya me voy a cumplir con mi encierro”, dijo. En la vía aledaña al edificio EPM y el Teatro Metropolitano había algunos obreros en labores de adoquinado. En el soterrado, el carril central estaba cerrado mientras un grupo de obreros ejercía trabajos. “Allí están haciendo actividades muy puntuales asociadas a unas instalaciones mecánicas en el soterrado”, dijo la secretaria Urrego. Vale decir que esta obra se proyectó para ser entregada el 31 de diciembre pasado. Incluso ya se instalaron las losas blancas que decoran las paredes laterales del soterrado. Las etapas 1A (entregada en septiembre de 2016) y la 1B (cuyo urbanismo fue puesto en servicio en diciembre) solo son una de las seis fases previstas. El tramo 1B, en la margen oriental del río, generará 177.500 m2 de espacio público. Sumado a la fase 1A, aportarán 322.681 m2 de espacio público, con una longitud de 5,2 km. El tramo 1A tuvo un costo final de $289.470 millones, mientras que el 1B se elevó a $437.424 millones. El proyecto total consta de 6 etapas y pretende renovar 1,6 millones de m2, equivalente a 200 canchas de fútbol.

tarda despegue de metrocable picacho

Frente a la casa de Teresa Henao (calle 104B con carrera 77, Doce de Octubre), la imagen del metrocable Picacho, gigante, en posición aerodinámica, semeja una nave espacial a punto de despegar. Desde el balcón, ella mira hacia arriba con asombro y emoción, pues ha sido testigo de primer orden de cómo la estructura ha crecido ante su mirada. “Es lo mejor que han hecho en la ciudad, una belleza”, dice mientras espera que entre a funcionar. A su hijo, Luis Gallego, le vendrá de perlas, “porque trabajo en Envigado, junto a la estación Ayurá, y ya llegaré más rápido y más barato, me bajo en Acevedo y sigo en metro hasta allá”, afirma Luis. Hasta el lunes 16 todo era movimiento de obreros trabajando, pero la obra se frenó y no se sabe si hasta el 13 de abril o una fecha posterior. La secretaria de Infraestructura, Natalia Urrego, asegura que se trabaja solo en algunos frentes, los que se ajustan al Decreto 457. El cable estaba proyectado para operar a finales de abril, pero un incidente que el pasado 7 de enero originó la caída del cableado sobre los techos de una estación de gasolina en la autopista Norte, obligó a una revisión profunda de la seguridad del sistema para seguir la ejecución. La gasolinera ya está funcionando y las obras se habían reanudado, pero el freno del covid-19 ya genera incertidumbres. Mientras tanto, los 420 mil futuros beneficiarios de las comunas 5 y 6, zona noroccidental, esperan ansiosos su culminación. Sus cabinas, las más modernas del sistema, transportarán a 4.000 pasajeros hora/sentido. El avance es del 80 % y su primer plazo de entrega venció en julio de 2019. Costó $298.500 millones.

ciudadela universitaria va en 94 %

Hasta el 4 de marzo, el último reporte decía que la Ciudadela Universitaria tenía un avance de obra del 94 %, lo que indica que está a muy poco de constituirse en otra opción real para el acceso de más jóvenes a educación superior. Las obras iban en marcha y todo indicaba que la fecha del 20 de abril, anunciada por el alcalde Daniel Quintero para la inauguración, se cumpliría. Pero la covid-19 cambió todo y ahora las obras están frenadas. En la visita del pasado jueves al proyecto solo había un vigilante que hacía ronda mientras al interior de la zona donde se construye –los terrenos donde hasta 2010 funcionó la cárcel de mujeres El Buen Pastor– no se mueve ni una pala. La obra está tapada con telas que impiden el ingreso. Solo unos pequeños agujeros dejan ver hacia el interior los cubos de colores que servirán de aulas a 8.000 estudiantes de carreras técnicas y tecnológicas relacionadas con la cuarta revolución industrial, que será su enfoque. Carlos Areiza, vecino de la obra, contó que en la construcción ha sufrido perjuicios, por bullicio, basuras y porque en la acera y los muros del primer piso de la vivienda se formaron grietas: “les he dicho a los ingenieros, pero es como hablarle a un sordo, toca esperar que eso lo acaben rápido, porque ya tiene retrasos”, afirma. Añade que a una joven del primer piso le habrían negado el cupo por pertenecer al estrato 3 porque solo admitirán personas del uno y dos. “Por compensación, al menos debían admitirla”, sugiere. En esta ciudadela, en los límites de las comunas 12 y 13, se han invertido $126.000 millones. Son 15 edificios intercomunicados que suman 12.000 m2 y 25.000 m2 más de espacio público.

semáforo rojo en carrera palacé

La soledad del Centro por estos días de encierro se refleja en la carrera Palacé, entre las calles Boyacá y Primero de Mayo, debido a que en este sector se habían iniciado obras de pavimentación de la vía, pero se frenaron casi de inmediato. Según la Secretaría de Infraestructura, la obra inició el 11 de marzo en una intervención que pretende cambiar los adoquines por pavimento para agilizar el flujo vehicular por el sector. “Palacé es uno de los principales ejes viales del Centro, es el paso de 15 rutas de buses y buscamos retirar los adoquines, gran parte en mal estado, y aplicar una capa asfáltica más resistente”, indicó la titular, Natalia Urrego. La intención era realizar las obras en un mes, con una inversión de $724 millones, pero la ejecución se quedó en primera. El paso está cerrado desde la calle 50 (Colombia), donde comienza la intervención, hasta la Primero de Mayo (calle 52). Incluso se alcanzó a quitar la capa de adoquines. Pero ya no hay obreros, solo maquinaria amarilla parqueada frente al templo La Candelaria (Parque Berrío). Y un cerco que impide el paso. La soledad, sin embargo, asusta a los empleados de la droguería Farmacenter, el único local que abre por estos días en el trayecto. “La obra es importante, pero esto tan solo en una zona donde abundan los robos nos da temor”, dice Luz Flores desde el mostrador. Policías se ven, pero no frente a la farmacia sino hacia el parque. Hay un vigilante para la obra, no para locales. Desde el Banco de la República opera un desvío hacia Junín para tomar la 1° de Mayo, que afecta rutas de Belén, Laureles, Terminal Norte, Popular y Altavista, entre otras. El covid-19 le puso el pare a todo.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección