<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

¿De dónde ha sacado tanta plata Luis Pérez?

El candidato figura con un apartamento de lujo, finca, un gran terreno y una colección de arte, los cuales valen decenas de millone de pesos; pero los bienes podrían ser más.

  • Luis Pérez Gutiérrez
    Luis Pérez Gutiérrez
  • Central park, De 16 obras que se planearon dentro del Central Park solo se ejecutaron 5 y “a medias”, según denunciaron en una comisión accidental del Concejo de Medellín. Los trabajos se pararon hace un año. Y una falla de fondo sería que se usó el terreno de 321 hectáreas donado por el ICA para lo que no era. GRÁFICO CORTESÍA
    Central park, De 16 obras que se planearon dentro del Central Park solo se ejecutaron 5 y “a medias”, según denunciaron en una comisión accidental del Concejo de Medellín. Los trabajos se pararon hace un año. Y una falla de fondo sería que se usó el terreno de 321 hectáreas donado por el ICA para lo que no era. GRÁFICO CORTESÍA
  • Univesidad digital, Así estaba la sede de la Universidad Digital cuando Luis Pérez la inauguró e instaló la placa. Solo se veía el esqueleto del edificio. FOTO JAIME PÉREZ
    Univesidad digital, Así estaba la sede de la Universidad Digital cuando Luis Pérez la inauguró e instaló la placa. Solo se veía el esqueleto del edificio. FOTO JAIME PÉREZ
  • Vía de ingreso a caicedo, Luis Pérez entregó la vía de ingreso a Caicedo aunque solo habían pavimentado 6 kilómetros de los 22 que tiene en total. FOTO CAMILO SUÁREZ
    Vía de ingreso a caicedo, Luis Pérez entregó la vía de ingreso a Caicedo aunque solo habían pavimentado 6 kilómetros de los 22 que tiene en total. FOTO CAMILO SUÁREZ
  • Vía puente iglesias, Ingecon suspendió trabajos en las vías de Támesis, en abril de 2021. El Departamento sancionó a esta firma e investiga al interventor. FOTO JULIO C. HERRERA
    Vía puente iglesias, Ingecon suspendió trabajos en las vías de Támesis, en abril de 2021. El Departamento sancionó a esta firma e investiga al interventor. FOTO JULIO C. HERRERA
  • Base náutica de necoclí, En papeles, el avance de la base náutica de Necoclí era del 75%, pero en la realidad la obra estaba en una etapa muy incipiente. FOTO CORTESÍA
    Base náutica de necoclí, En papeles, el avance de la base náutica de Necoclí era del 75%, pero en la realidad la obra estaba en una etapa muy incipiente. FOTO CORTESÍA
Publicado el 01 de mayo de 2022

Luis Pérez Gutiérrez, quien fue gobernador de Antioquia y alcalde de Medellín, es hoy uno de los siete candidatos a la Presidencia de la República. Uno de los pocos sobrevivientes de los cerca de 40 que empezaron la competencia hace un año. Y hay que decir que Luis, como lo llaman sus amigos, es todo un personaje por la cantidad de historias que lo rodean y que el país no conoce.

Esta semana que termina se habló mucho de él porque “Otoniel”, el gran capo del Clan del Golfo, le dijo a la JEP que Luis Pérez se reunió en varias ocasiones con él y con miembros de ese grupo narcocriminal y que además Pérez era gran amigo del capo extraditado “Mi Sangre”. Pérez se defendió diciendo que eso era “un refrito” y que la Fiscalía ya lo había investigado.

¿Quién es Luis Pérez? El detalle que más llama la atención es que a pesar de que la mayor parte de sus 70 años de vida los ha dedicado a ser funcionario público, es hoy un hombre con una enorme fortuna.

Conocidos de adolescencia lo recuerdan como un joven aficionado al ajedrez, que llegaba en bus a los entrenamientos en la liga de ese deporte. Y hoy vive en un apartamento tan lujoso que hasta piscina propia tiene, en la transversal inferior, en pleno corazón de El Poblado. Ocupa todo el noveno piso, con un área de 600 metros cuadrados y, además de la piscina desde la cual se puede divisar uno de los sectores más exclusivos de Medellín, tiene terraza, cuatro parqueaderos y una colección de arte que, dicen los entendidos, puede llegar a costar varias veces el valor del apartamento.

Amigos de él cuentan que entre las obras originales de artistas connotados, Luis se jacta de tener el original de Horizontes, la obra icónica de la cultura antioqueña, de Francisco Antonio Cano. Lo curioso es que la original en gran formato está en el Museo de Antioquia.

Como si fuera poco, cuando el exgobernador desea disfrutar de un ambiente más campestre le basta recorrer en carro a lo sumo 15 minutos desde ese domicilio, porque posee una finca dentro de la misma ciudad por la vía a las Palmas, poco más arriba de la clínica El Rosario. Se llama Las Brisas y desde allí ha dirigido su campaña política. Es fácil de reconocer porque desde lo lejos se divisa una valla con la foto y eslogan del candidato.

Y cuando se antoja de tierra caliente se puede ir a Santa Fe de Antioquia. Donde entre otras cosas posee buena parte de un lote de 280.000 metros cuadrados en la vereda La Guanábana. Allí hace muchos años tenía una casa que para alguien que la visitó era “de las más bonitas de Santa Fe”.

Pero también tiene donde llegar a Cartagena. Allí visita con cierta frecuencia un apartamento en Bocagrande que figura en papeles a nombre de su amigo más cercano, Felipe Agudelo. A Luis se le ha oído contar de fiestas a bordo de yates en el Caribe.

Pero todas esas parecen ser solo algunas de las propiedades que tendría el exgobernador y exalcalde. En la vereda El Tablazo, una persona le dijo a este diario haber arrendado una finca que era de Luis Pérez. Y de la propiedad que sí manifiestan más certeza los vecinos porque les ha ocasionado malestar es de un lote ubicado en un lugar estratégico de Llanogrande (Rionegro) que figura como de Aromas de Colombia, la firma de su hermano Mario Pérez (ver nota anexa).

Pero eso no es todo. En 2015, cuando Luis Pérez hacía campaña para la Gobernación, El Espectador publicó el caso de Torre Alta, una hacienda en el Retiro (oriente antioqueño) ligada con una historia de mafia y defraudadores financieros que este y otros socios compraron por $900 millones y entonces pretendían vender en $70.000 millones.

Algunos de sus allegados, intrigados por la enorme fortuna de Luis Pérez, le han preguntado cómo ha hecho tanta plata. Y él les suele contestar: “Yo compro y vendo tierras”.

Lo paradójico es que esa extraordinaria capacidad para gerenciar sus bienes y multiplicar su riqueza personal se queda corta muchas veces a la hora de administrar los recursos públicos. O al menos eso es lo que ha quedado en evidencia.

Herencias ‘envenenadas’

Luis Pérez siempre se ha vendido como un gestor de grandes proyectos pero en la práctica siempre ha dejado tras su paso herencias ‘envenenadas’: contratos enredados y obras inauguradas por él pero apenas empezadas con las que han tenido que lidiar sus sucesores, tanto en la gobernación de Antioquia como en la Alcaldía de Medellín.

Con relación a ese gusto de Pérez por “cortar la cinta” y dejar una placa con su nombre en ejecuciones en obra negra en el sprint de sus gobiernos hay por lo menos siete ejemplos dicientes.

La semana pasada por ejemplo, al concluir la marcha a Caicedo en conmemoración de los 20 años del asesinato de su hermano Guillermo y del exconsejero de paz Gilberto Echeverri, el gobernador Aníbal Gaviria prometió que se destinarán más de $22.000 millones para concluir la pavimentación de 14 de los 22 kilómetros la vía de ingreso a ese municipio y aseguró que la obra quedará lista en un año. El chiste es que en un borde de la vía ya hay un nicho en cemento con una placa que certifica que Luis Pérez Gutiérrez entregó esa carretera en diciembre de 2019. Para entonces solo habrían existido 6 kilómetros, es decir menos de una tercera parte del total.

Algo similar aconteció con el malecón turístico de Turbo, donde puso la placa en diciembre de 2019, contando escasamente con 20% de avance, aunque el informe oficial decía que iba en 70%. De la base náutica mixta de Necoclí, también “puesta al servicio” oficialmente por las mismas fechas solo había construidos algunos pilotes que salían del mar y alguna obra adicional, lo que daría para calificarla como una obra fantasma, cuando Pérez la estrenó.

Pero el caso tal vez más visible de esta particular práctica es el de la sede de la Universidad Digital de Antioquia en los terrenos Plaza de la Libertad (Medellín). El entonces gobernador se apresuró a poner la placa en octubre de 2019, cuando si acaso iba el 30% de la construcción, de suerte que solo se veía el esqueleto del edificio.

Con la pavimentación de la carretera de Angelópolis a Amagá (suroeste) ocurrió algo que raya con lo risible, pues pusieron la placa sin que ni siquiera estuviera contratada la obra y luego tuvieron que quitarla porque la habían ubicado en un predio privado.

La contratación amarrada

La otra práctica que ha caracterizado a Luis Pérez son los proyectos contratados que suele dejar con muchos enredos.

Una fuente que estuvo en la alcaldía de Sergio Fajardo (quien le recibió a Pérez el mando en Medellín en 2004), recordó que Pérez comenzó iniciativas que hoy resultan estratégicas para la ciudad (como los metrocables) pero que no las dejó con una ruta clara de desarrollo ni un plan de sostenibilidad. Por eso solían decir en chiste que Luis Pérez era “un hombre de principios”, todo lo dejaba empezado.

Así habría pasado con el complejo de eventos y exposiciones Plaza Mayor que “comenzó a levantar aunque no apropió el presupuesto para que funcionara; la Agencia de Cooperación Internacional (ACI) quedó montada pero sin acuerdos de cooperación; en el Metrocable de Santo Domingo —una obra que ha merecido elogios internacionales por lo innovador en materia de transporte urbano— la planeación de la intervención social era casi inexistente, no estaba pensado qué iba a pasar con las comunidades y los ciudadanos, y en Plaza de la Luz quedaron las pilastras izadas pero faltaba la iluminación”. Por eso, por un buen tiempo Fajardo y su equipo se habrían tenido que dedicar a darle sentido a las obras físicas y solucionar entuertos. Adicionalmente, la administración quedaba a veces maniatada en su autonomía porque Pérez celebró muchos contratos en la última semana y ancló asesores hasta por seis meses más de su periodo.

Desde su paso por la Alcaldía se acuñó también el mote popular de ‘Luis 15’, porque en los pasillos de la contratación se decía que en la administración de Pérez cobraban comisión. Pero nada de eso se ha investigado o probado. Lo que sí es cierto es un afán de este por firmar contratos con poca curia en el desarrollo de los proyectos.

Las ‘herencias envenenadas’ de su gobernación ameritan que algún organismo de control las revise. De hecho, la Contraloría ya abrió una investigación por el caso del Central Park.

Lo que más suspicacias genera es que en su gobernación Luis Pérez firmó un buen paquete de contratos de última hora. No fueron solo los del Central Park, el parque de deportes a motor ubicado en el norte del valle de Aburrá; además de ese frente de polémica hay por lo menos cuatro contratos suscritos y que comenzaron a ejecutar a contra reloj en el ocaso de la administración de Pérez y que mantienen emproblemado al Departamento aun cuando han pasados dos años y cuatro meses desde que este salió de la Gobernación.

El común denominador de la mayoría es que se hicieron a través de la Empresa de Vivienda e Infraestructura de Antioquia (Viva) luego de que Pérez tramitó el cambio de los estatutos para permitirle desarrollar tanto soluciones habitacionales como obras de infraestructura, usurpando la función que por tradición ha tenido la secretaría del mismo nombre. La otra curiosidad es que se los asignaron a un mismo contratista, Ingecon, que a su vez tiene lazos comunicantes con Carlos Mario Gallego, un potente aliado político de Pérez.

El agravante es que la compañía que estaría avocada a responder se encuentra en medio de un proceso de insolvencia que amenaza con su quiebra. A mano alzada, el monto que está en vilo se acerca a 175.000 millones de pesos.

El rastro del desmadre contractual con Ingecon ha llegado también al suroeste, bajo Cauca, Urabá y el oriente antioqueño.

En el oriente se puede ver la línea discontínua que trazan las ciclorrutas que inicialmente la administración de Pérez contrató con la firma IDC, ligada con Felipe Agudelo, quien ha sido su amigo y socio, y luego del incumplimiento le entregó a Ingecon por más de $14.000, que también falló. En Támesis (suroeste) están las vías Puente Iglesias – La Ye – Líbano, y La Lorena-Maratón dónde gastaron casi 20.500 millones y está peor que al principio (ver nota anexa).

En Caucasia, la Gobernación suscribió el 24 de septiembre de 2019 dos contratos por casi $14.000 millones para mitigar riesgos de inundación y el lío de la madona radica en que las obras no se han podido hacer porque se debían basar en estudios y diseños de detalle que previamente acometió Ingecon en 2017 por $717 millones y quedaron mal hechos.

El cuidado de los recursos públicos no ha sido la mayor virtud de Luis Pérez. Sus gustos costosos lo han puesto en la palestra pública, por ejemplo durante su alcaldía se divulgaron fotos con modelos en La Guajira, a donde viajaba en vuelos chárter.

De ese mismo periodo es famoso el escándalo porque EPM compró una vajilla por $100 millones. Si bien Pérez la defendió, la presión mediática acabó provocando la renuncia de la gerente, Edith Cecilia Urrego.

EL COLOMBIANO llamó a Pérez para confrontar el contenido de este artículo pero al cierre de la edición no había contestado

UN ELEFANTE BLANCO

Dos años y cuatro meses después de la inauguración del parque de deportes a motor Central Park, en el lugar no se ha realizado ni una carrera oficial.

La promesa del exgobernador era que esta sería una pista con especificaciones de talla mundial y veía inminente que la certificara laFederación Internacional de Automovilismo para carreras de primer orden.

No obstante, habría un condicionante de talla gigante para que ese plan se realice y son las redes de energía de alto voltaje así como redes de gas que atraviesan la pista, por lo cual requerirían ser trasladadas mediante un proceso costoso que incluye la remoción del pavimento especial con el que recubrieron el área de competencia.

Culminar el proyecto costaría $140.000 millones, de los cuales ya hay invertidos más de $120.000 millones. Y serían necesarios cerca de $60.000 millones para poner a punto el lugar con el fin de darlo al servicio.

A pesar de la alta inversión, la obra fue contratada mediante invitación directa.

Trabajos que cobraban pero no ejecutaban del todo, como voladuras de roca donde no las había; cantidades de hierro y material sobredimensionadas para el ancho y largo de los tramos en obra y fletes exagerados, son algunas irregularidades que en su momento encontró la veeduría al contrato para hacer las vías Puente Iglesias – La Ye – Líbano y La Lorena – maratón, en Támesis, ejecutado por Ingecon.

Las cuentas no justificadas sobrepasarían los $7.000 millones, pero el desgreño podría ser superior teniendo en cuenta que la ejecución presupuestal va en casi $20.500 millones de un total de $35.204 millones, mientras que el avance de los trabajos registra un progreso del 43%, según fuentes de la Gobernación de Antioquia.

El otro gran pecado de este proyecto habría sido la falta de planeación, pues existen denuncias de que se hicieron trabajos en predios privados que no habían sido adquiridos para el carreteable y mientras se estuvo ejecutando salpicaban tramos en desorden.

Lo cierto es que en la actualidad las condiciones de locomoción para los usuarios son peores teniendo en cuenta que esta era la vía más antigua del municipio, siendo de paso bastante estable y con afirmado, pero el contratista removió la capa de arenilla, quedando un terrero expuesto que se volvió un lodazal tras los 16 meses de lluvias continuas que van en la zona.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección