<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Desbandada de secretarios le está pasando factura a Medellín

Renuncias de exfuncionarios de Quintero para hacerle campaña a Petro se suman a constantes relevos en las dependencias en lo que va del gobierno. Critican ejecución de plan de desarrollo.

  • Juan Carlos Upegui (derecha), Juan Pablo Ramírez (centro) y Esteban Restrepo (izquierda) fueron algunos de los secretarios que renunciaron para hacer campaña. FOTO: MANUEL SALDARRIAGA
    Juan Carlos Upegui (derecha), Juan Pablo Ramírez (centro) y Esteban Restrepo (izquierda) fueron algunos de los secretarios que renunciaron para hacer campaña. FOTO: MANUEL SALDARRIAGA
Publicado el 21 de junio de 2022

Esta semana, el alcalde de Medellín Daniel Quintero podría regresar a su despacho a La Alpujarra, luego de que la Procuraduría levante la suspensión que le impuso por su presunta participación en política el pasado 10 de mayo. No obstante, para los más de siete secretarios que salieron en desbandada de sus oficinas para aterrizar en la campaña de Gustavo Petro en Medellín el panorama no es tan claro.

Mientras para unos no se descarta que tengan un pie en el Gobierno Nacional que desde ya comienza a ensamblar el Pacto Histórico tras su victoria del domingo, en otros los cálculos apuntarían a la campaña por el poder regional en 2023.

Al margen de estos tejemanejes, varias voces llamaron la atención sobre los coletazos que le dejó a la ciudad el revolcón administrativo de la campaña por la presidencia.

Y es que según los números de la misma Alcaldía, desde febrero pasado en total fueron nueve las renuncias que dejaron acéfalas diferentes entidades de la Alcaldía, que luego fueron llenadas con cinco nombramientos en propiedad (Inclusión, Movilidad, Gobierno y Medio Ambiente), y cuatro por encargo (Mujeres, Gerencia Étnica, Agencia ACI y Subsecretaría de Grupos Poblacionales).

Para varios concejales y veedurías ciudadanas, estas movidas estarían poniendo en riesgo la continuidad de los programas de la Alcaldía, dedicados a temas tan sensibles como la atención de población vulnerable o la gestión del riesgo.

Como en carrera de relevos

Si bien varios reemplazos han sido personas que ya trabajaban en las dependencias que quedaron vacantes o en otras de la administración municipal, varias fuentes consideran que ello no es garantía de que se estén cumpliendo los procesos sin interrupciones, a lo que se suma que varias de estas carteras han estado rodeadas de polémicas por retrasos o presuntas irregularidades.

Para el concejal Luis Bernardo Vélez, una de las más críticas es Inclusión Social, hoy en manos de Santiago Preciado, quien era subsecretario técnico de la misma dependencia. Esta ha tenido denuncias por demoras en el inicio de los programas o presuntas falencias en la atención a los ciudadanos beneficiarios, que son los más vulnerables (adultos mayores, menores de edad, personas con discapacidad, habitantes de calle o familias en condiciones de pobreza). En mayo pasado, Preciado fue uno de los tres secretarios calificado por un movimiento ciudadano como uno de los de menos efectividad en el cumplimiento del plan de desarrollo.

Entre las últimas polémicas de la dependencia está la adjudicación del contrato para operar los programas para adultos mayores, que sigue rodeada de cuestionamientos, incluso de veedurías nacionales, porque presuntamente se allanó el camino para beneficiar a uno de los contratistas, el que se quedó con el lote de $17.049 millones.

En esta misma dependencia, a solo dos semanas de la segunda vuelta, ocurrió la última renuncia: el subsecretario de Grupos Poblacionales, Juan Daniel Pulgarín, salió a “asumir las banderas” de los adultos mayores en la campaña de Petro, lo que fue criticado porque hasta los adultos mayores de la comuna 10 (Centro) han protestado en varias ocasiones por fallas en su atención.

En encargo de la subsecretaría está Dalgy Rico, también directora de la Unidad Familia Medellín, lo que implica que esté al frente de dos procesos complejos.

En el caso de Movilidad asumió en propiedad Víctor Hugo Piedrahíta, quien es tal vez uno de los reemplazos con los perfiles más técnicos y expertos en su cartera. Se venía desempeñando como subsecretario técnico de la dependencia y antes fue subdirector de Planificación Integral del Área Metropolitana del Valle de Aburrá (Amva) y subgerente técnico y operativo de Terminales Medellín. Aun así, recibe grandes retos relacionados con el caos vial de la ciudad y críticas ante decisiones sobre el pico y placa muy cambiantes e improvisadas.

Para el concejal Daniel Duque una de las preocupaciones más grandes está en Medio Ambiente que, según cuenta, tiene la menor financiación de los últimos años. Esta quedó bajo la titularidad de Vanesa Álvarez, quien no registra una trayectoria especializada en la cartera, sino en derecho administrativo y contratación.

El corporado se pregunta cuántos empalmes pudo haber hecho Álvarez con la exsecretaria Juliana Colorado, y cuestiona su experiencia para afrontar temas graves, como el estado de las quebradas, afectadas por el fuerte invierno que golpea a varias comunidades de la ciudad.

También cuestiona que solo faltando 13 días para las elecciones presidenciales del pasado domingo, Ana María Valle dejara la Secretaría de las Mujeres, pues para él hay un notorio atraso en la ejecución de sus proyectos estratégicos. En encargo allí quedó Lida Castaño, quien se venía desempeñando como subsecretaria de Transversalización de esta dependencia y sobre quien pesa una investigación disciplinaria en la Personería de Medellín, por presuntas anomalías en la entrega de bonos a adultos mayores.

Respecto a No-Violencia, liderada hasta febrero pasado por Juan Carlos Upegui, es ahora manejada por Luis Giraldo. En consideración de algunos concejales hay grandes retos en la ejecución de sus programas, teniendo en cuenta que es una dependencia creada tan solo a finales de 2020, a lo que se suma que la ciudad vive la llegada masiva de desplazados de otras zonas, como el Chocó.

Otra de las recién creadas es la Gerencia Étnica, hoy en cabeza de Patricia Llano, también gerente de Diversidades, lo que la deja al frente de dos importantes procesos de ciudad.

Cuestionan ejecución

Para el concejal Duque esta es una situación grave, porque la ciudad tiene problemas que demandan soluciones urgentes y que necesitan trazabilidad en sus procesos.

“Dependemos mucho de los funcionarios de carrera administrativa, que cargan sobre sus hombros la responsabilidad de salvar esta ciudad, porque los funcionarios están jugando a hacer política y también hay mucho contratista nuevo”, expresó.

La postura de Duque y otros críticos contradice la de la alcaldesa encargada, Andree Uribe, quien al respecto dijo que el gabinete no ha parado nunca de trabajar y que sigue comprometido: “Representamos un plan de desarrollo, pero una persona como tal no es esencial, no es indispensable para la continuidad. Nosotros siempre vamos a continuar y llegarán nuevas personas que también compartan esta necesidad de construir una mejor Medellín”.

En contraste, Piedad Patricia Restrepo –vocera de la veeduría Todos por Medellín– señaló que la gestión pública sí se ve afectada y se pierden procesos porque cualquier persona que asuma un cargo debe tener un período para entender cómo funciona la dependencia, qué le entregan y cuál información debe analizar, entre otros aspectos.

Por su parte, la Veeduría Ciudadana al Plan de Desarrollo de Medellín pidió a la alcaldía no poner en riesgo la ejecución de los programas por hacer política. “Sabemos que hay movimientos internos en la alcaldía y la suspensión del alcalde afecta al talento humano, pero esto no se puede convertir en una excusa para no cumplir el plan de desarrollo”, manifestó Carlos Monsalve, presidente de esa veeduría.

De cualquier forma, muchos atribuyen las constantes quejas sobre la gestión a la inestabilidad en las dependencias, no solo por las últimas salidas, sino por los múltiples relevos en términos generales en estos dos años y medio de gobierno.

Tras la elección del domingo, aún no es claro que pasará con los funcionarios que abandonaron sus cargos, ya que algunos podrían ver abiertas las puertas en el Gobierno Nacional y otros ya hacen cálculos para las elecciones locales de 2023, como se rumora que es la intención del exsecretario de Gobierno, Esteban Restrepo.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección