<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

La increíble historia de cómo encontraron a Azul, la perrita criolla que se habían robado en Laureles

La lograron ubicar gracias a las cámaras de seguridad de la ciudad.

  • Azul está bien, aunque deshidratada. Foto: Twitter.
    Azul está bien, aunque deshidratada. Foto: Twitter.
  • La increíble historia de cómo encontraron a Azul, la perrita criolla que se habían robado en Laureles
28 de marzo de 2023
bookmark

La perrita Azul Sofía, que estaba perdida desde el 24 de marzo, apareció en la carrera 70, cerca a la Universidad Pontificia Bolivariana. Su dueña, Paola Vergara, había denunciado el caso, llorando, en redes sociales, donde se hizo viral. El lunes 27 de marzo, en la noche, recibió una llamada de la Policía. Entonces las cosas comenzaron a cambiar.

Entérese: Crueldad animal: más de 100 monos fueron liberados de laboratorio que los explotaba en Palmira

Paola fue con dos amigos hasta las oficinas del 123, en la Avenida Ferrocarril con San Juan. Allá se tiene monitoreada toda la ciudad con las cámaras de seguridad. Entonces hicieron el trazado del lugar en que se habían robado a Azul, en D1 de Laureles. Le siguieron la pista al hombre que se la llevó y la desamarró, esto con la intención de saber dónde vivía.

Pero entonces pasó algo impensado. Alguien que había visto la publicación en Tik Tok llamó a Paola y le dijo que había visto a una perrita que coincidía con la descripción de Azul. El informante dijo que la había visto en la 70.

La increíble historia de cómo encontraron a Azul, la perrita criolla que se habían robado en Laureles

Aprovechando que estaban en la central de monitoreo, empezaron a revisar las cámaras del sector y encontraron a un hombre que también coincidía con la descripción de la persona que había desamarrado y se había llevado a Azul el viernes pasado.

Entérese: Alegría en Pereira: nació una pareja de monos tití piel roja

Varias cámaras lo enfocaron y detallaron que el hombre llevaba algo cargado, como un bulto. Cuando se viró por alguna razón, Paola se dio cuenta de que lo que llevaba era a Azul, a la que distinguió por una de sus paticas blancas.

Entonces, una patrulla de la Policía fue hasta el lugar y recuperó a la perrita criolla. El otro detalle de esta historia tiene que ver con la persona que se la había llevado. Se trata de un hombre de mediana edad, desempleado y en situación de calle. El hombre tiene dos hijos y su esposa está en embarazo.

Paola se comprometió a darle un mercado y a ayudar a conseguir trabajo a esta persona. “Le agradecí por haber cuidado a Azul, pues la alimentó bien, aunque está un poco deshidratada y muy cansada. Él pidió disculpas y dijo que no la quería vender, sino que se quería quedar con ella”, comentó la dueña.

Esta historia terminó bien para Azul y su dueña, pero devela los problemas sociales de la ciudad.

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*