<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

Sandra alcanzó a salir por el techo de su casa destruida y se salvó de la borrasca de Santa Rita, ahora hacen vaca para que vuelva a empezar

La Fundación Un Viejo Favor busca personas generosas que puedan ayudar a rehacer la vida de esta mujer cabeza de hogar.

  • a la izquierda, Sandra Zuluaga junto a su hermano. A la derecha, las pertenencias de la familia destruidas por la borrasca del pasado 30 de octubre en Santa Rita, Zamora. FOTO: Cortesía
    a la izquierda, Sandra Zuluaga junto a su hermano. A la derecha, las pertenencias de la familia destruidas por la borrasca del pasado 30 de octubre en Santa Rita, Zamora. FOTO: Cortesía
07 de noviembre de 2023
bookmark

Sonará a frase de cajón, pero la vida puede cambiar de forma drástica en cuestión de minutos. Así lo puede atestiguar Sandra Milena Zuluaga, una de las damnificadas por las inundaciones del barrio Santa Rita en el sector de Zamora, límite entre Bello y Medellín.

Las fuertes lluvias del lunes 30 de octubre desencadenaron varias inundaciones y emergencias que pusieron en aprietos a los organismos de atención de desastres. Tras una larga noche de lluvias, las autoridades reportaron este martes que tres casas en el sector Santa Rita de Bello quedaron completamente destrozadas, entre ellas en la que convivían Sandra y sus padres de 68 y 70 años.

Sandra es el sostén de su hogar conformado por su hijo de 19 años y sus padres. La madre es una mujer discapacitada de sus dos piernas. Sin embargo, a la naturaleza poco le importó la situación de esta humilde mujer y ese lunes hace ya poco más de una semana, la fuerza del agua se llevó todas las pertenencias de la familia.

“Yo había ido una primera vez en ese aguacero, le insistí que se saliera de la casa, pero ella me dijo que no se quería salir por miedo de dejar las cositas solas. Sin embargo, al rato fue que se vino la inundación”, relató Álex, el hermano de Sandra.

El familiar relató que la fuerza del agua no solo inundó la humilde vivienda, sino que también taponó el acceso principal, dificultando el rescate de Sandra.

“La casa se llenó de agua y me tocó subirme a un techo para intentar rescatar a mi hermana. Fueron como 10 o 15 minutos sin saber de ella. Un rato muy angustiante porque pensamos que se había ahogado. Sin embargo, con un primo pudimos levantar las tejas y ver que estaba trepada en un camarote. Como pudimos la sacamos, pero con esa inundada todo se perdió”.

Por ahora la familia Zuluaga requiere algunas cosas básicas para rehacer su vida, sobre todo electrodomésticos como nevera, lavadora y fogón. También es necesario prendas de vestir para los adultos mayores y para el joven hijo de Sandra, así como para ella.

Los afectados se lamentan que pese a que la emergencia pasó hace ya 10 días, todavía los escombros de la tragedia no han sido recogidos en su totalidad por parte de la empresa de aseo de Bello, hecho que se puede volver un factor de riesgo de salud para los habitantes de Santa Rita. Además, comentan que aparte de las ayudas de mercado y de kits de dormir que se entregaron días después de la inundación, no han visto más apoyo de la Alcaldía.

Eso sí, la familia Zuluaga resalta el apoyo que han recibido de la fundación Un Viejo Favor, que está tratando de canalizar las ayudas necesarias para que Sandra y sus allegados puedan volver a empezar.

Si usted quiere sumarse a este esfuerzo, puede ponerse en contacto con la Fundación a través de sus redes sociales. O a través de la cuenta de ahorros de Bancolombia 24500011098 así mismo a través de la plataforma Nequi número 3002020837

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

PROCESANDO TU SOLICITUD