<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Fundayama cumple 15 años de servicio a pacientes con cáncer y está en riesgo de cerrar su sede

La fundación tiene una difícil situación económica y pide apoyo para mantenerse en pie.

  • Las mujeres y niñas que han perdido su cabello por causa de la enfermedad reciben pelucas hechas con cabello natural que se puede donar a Fundayama. FOTO camilo suárez
    Las mujeres y niñas que han perdido su cabello por causa de la enfermedad reciben pelucas hechas con cabello natural que se puede donar a Fundayama. FOTO camilo suárez
  • Claudia Urrego es la fundadora y directora de Fundayama. FOTO Camilo Suárez
    Claudia Urrego es la fundadora y directora de Fundayama. FOTO Camilo Suárez
Publicado el 25 de mayo de 2022

Ahora, más que nunca, Claudia Urrego recuerda que en su habitación como oficina y la cama como silla y escritorio, comenzó a gestar a Fundayama, que justo este 24 de mayo cumplió 15 años. Para entonces, el cáncer había tocado su puerta tres veces y ella había superado cada diagnóstico con estoicismo. No fue una lucha fácil y, por eso, la idea de tener una organización que ayudara a otras mujeres que tenían la enfermedad se convirtió en una meta fija que materializó con la fundación.

El aniversario llegó con un doble sentimiento. Por un lado, la alegría por los años de logros que le han permitido atender anualmente a 350 nuevas pacientes, entre mujeres, niñas, niños y sus familias. Por el otro, el temor por el riesgo que corre la fundación de cerrar las puertas de la emblemática casa rosada, ubicada en Boston, en el Centro de la ciudad, ante la compleja situación financiera que vive la fundación y que se agravó con la pandemia.

La sede, que les donaron en 2015 y remodelaron con esfuerzo cuando Claudia ya había superado una cuarta metástasis, podría cerrar porque no tienen cómo seguir asumiendo los gastos para mantenerla. Y aunque Urrego no tiene la intención de dejar morir a Fundayama, esto significaría la interrupción de servicios y espacios de la casa donde se brinda una atención integral.

“La situación cada año es más compleja, las donaciones cada vez son menos y es más difícil realizar actividades. Sin embargo, nuestra esperanza de que la situación cambie sigue en pie y así podamos continuar, sin negar que cada día nos vemos más cerca de cerrar programas”, expresa Urrego.

En la casa rosada, las beneficiarias acceden a talleres, terapias, atención sicosocial, sesiones de belleza, yoga, fiestas, asesoría jurídica, entrega de mercados, conversatorios sobre la enfermedad, entre otras actividades. El lugar les brinda también a las pacientes la tranquilidad de expresar sus miedos, probarse una peluca, dejar visibles sus calvas o conversar con personas que han vivido sus mismos dramas y temores.

Claudia Urrego es la fundadora y directora de Fundayama. FOTO Camilo Suárez
Claudia Urrego es la fundadora y directora de Fundayama. FOTO Camilo Suárez

Aunque este aniversario no hubo cómo celebrar, más que con una eucaristía el lunes pasado, lo que más les importa es recuperar el apoyo de entidades públicas y privadas que se puedan sumar para las distintas actividades. La próxima, para la que todavía no han encontrado apoyo, es la carrera atlética anual Camina, corre, tócate, que proyectan cumplir en octubre, para lo cual necesitan donaciones como camisetas, agua, gorras y otros elementos.

El anhelo de Urrego, los voluntarios y pacientes que mantienen viva a Fundayama es mantenerse abiertos, en la misma sede y sin disminuir la oferta. Esperan salvarse del destino que han corrido otras organizaciones como Amo Mi Calva, que también brindaba acompañamiento a pacientes con cáncer y que hoy está en proceso de disolución por las dificultades económicas y la falta de apoyo, que se agravaron tras la pandemia.

Contexto de la Noticia

paréntesis Así puede apoyar la fundación

“No contemplamos una liquidación, como ha pasado a otras fundaciones o asociaciones. Pero si la situación sigue así, nos tocaría tomar decisiones serias y dolorosas: sería trabajar desde un espacio muy pequeño, ya no desde la comodidad de nuestra casa rosada. Sin embargo, mientras yo siga con vida y salud, habrá Fundayama”.

Si alguien quiere donar o apoyar la fundación, puede hacerlo a través de la cuenta de ahorros Bancolombia 61733310501, comunicarse a la línea 312 843 15 40 o visitar la sede, en la calle 58 # 39-52.

Heidi Tamayo Ortiz

Periodista del Área Metro.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección