<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x

una de las primeras instituciones que adoptó el bilingüismo en la ciudad cumplió siete décadas de enseñanza, graduando más de 2.800 mujeres en el mismo lapso. el aniversario será celebrado en una serie de eventos, entre ellos un foro educativo.

con una eucaristía en la catedral metropolitana de la ciudad, comenzó la celebración de los 70 años de historia del colegio marymount, ubicado en la comuna de el poblado, en medellín.

el centro educativo fue fundado en 1954, cuando las religiosas del sagrado corazón de maría trajeron por primera vez una oferta educativa bilingüe femenina a la ciudad de medellín.

su historia como uno de los primeros colegios privados de la ciudad, relata también la transformación colombiana. “cuando comienza el colegio en los años 50, se buscaba educar a las mujeres con herramientas que les permitiera ser líderes en la sociedad y contar con el manejo de una segunda lengua que era el inglés. se funda el colegio, y a finales de los años 50 y 60 viene todo este auge de las mujeres, de la libertad, del liderazgo, del empoderamiento, es por esto que creemos que nuestras religiosas fueron muy vanguardistas”, comentó catalina guzmán urrea, rectora del marymount.

por sus aulas han pasado medallistas olímpicas, campeonas mundiales deportivas, importantes investigadoras científicas internacionales, médicas reconocidas a nivel mundial, directoras de fundaciones y ong, empresarias, directoras de teatro y líderes culturales, actrices, gerentes de empresas, periodistas destacadas y un incontable número de mujeres que se han dedicado a dejar huella, un legado en la sociedad.

“tenemos claro el contexto de estas estudiantes, que vienen de unas familias donde sus papás son líderes empresariales, en salud, financieros, en fin, dentro del sector productivo tienen un liderazgo, vienen con ese adn. entonces, como las estudiantes traen desde casa esas herramientas, buscamos formar buenos seres humanos que, con todo lo que tienen, puedan realmente impactar la sociedad; es esa ética de cómo me relaciono con el otro, qué hago por el otro, es mi bienestar, pero también es el bienestar del otro”, comentó guzmán.

según las directivas de la institución, esta fue pionera en adaptar los cambios tecnológicos que experimentaba el mundo perder su filosofía. de las máquinas de escribir pasaron rápidamente a los computadores y al uso de internet y la adopción de nuevas metodologías. en pandemia tuvieron un modelo exitoso de educación virtual y luego fue uno de los primeros colegios privados en abrir sus puertas tras la cuarentena.

“siempre ha dado respuesta a lo que ha pasado en lo social en ese momento, entonces ahora la pregunta es ¿qué vamos a hacer con todo este tema de inteligencia artificial, con la tecnología, las redes sociales? ¿cómo formamos estudiantes para que tengan esas herramientas, pero también pensando en cómo van a impactar en lo social? esto nos hace unos abanderados en esa educación pertinente, pero que también es de vanguardia”, explicó la directiva.

uno de los giros trascendentales que ha tomado la institución recientemente es la inclusión en sus aulas de niños, convirtiendo al marymount en una institución de educación de calidad ahora mixta. hasta la fecha se han matriculado 21 niños para la vigencia 2024.

además, su énfasis actual es la inteligencia emocional. “a la par del currículo académico tenemos el currículo socio emocional, es la posibilidad de que los niños y los padres de familia vean ese seguimiento de ese ser humano, que no solamente da cuenta del rendimiento académico, sino de cómo vas como persona, qué hábitos has desarrollado, desde tu proceso evolutivo, cómo va esa relación con el otro y contigo mismo”, relató la rectora.

el marymount medellín tiene doble acreditación internacional proporcionada por las agencias cis y neasc, proceso que se realiza cada cinco años. este año se acreditará bajo una nueva ruta que les permitirá documentar sus cuatro nuevos proyectos: espacios de aprendizaje siglo xxi, educación mixta

un cambio de mentalidad, sistema institucional de evaluación y el currículo internacional en preescolar, basado en el juego.

según indicaron desde el marymount, este es el segundo mejor colegio de la ciudad y ocupa el lugar 15 en el país, según el ranking col sapiens 2023

2024.

la celebración por los 70 años también acogerá el foro “educación pertinente para un mundo cambiante” que se llevará a cabo en el auditorio del colegio el próximo 6 de marzo, desde las 8:00 a.m. y contará con 300 invitados presenciales en el auditorio y transmisión en streaming por el canal de youtube del colegio para toda la comunidad que quiera conectarse.

language COL arrow_drop_down

¿Cómo les fue a las comunas de Medellín en indicador de progreso entre 2016 y 2019?

  • La medición del Índice de Progreso Social para las comunas y corregimientos de Medellín es llevada a cabo por Medellín Cómo Vamos y busca tener un mayor conocimiento de los territorios que componen la ciudad. Foto: Jaime Pérez Munévar
    La medición del Índice de Progreso Social para las comunas y corregimientos de Medellín es llevada a cabo por Medellín Cómo Vamos y busca tener un mayor conocimiento de los territorios que componen la ciudad. Foto: Jaime Pérez Munévar
10 de diciembre de 2020
bookmark

El programa Medellín Cómo Vamos presentó este jueves los resultados del Índice de Progreso Social (IPS) por comunas y corregimientos de Medellín, para el periodo 2016-2019. Este índice se focaliza en los retos, avances y brechas que hay en las diferentes sectores de la ciudad.

Desde 2014, el IPS es construido anualmente por la organización Social Progress Imperative y en 2019 comparó 149 países, entre los cuales Colombia ocupó la posición 56.

“Cuando pensamos tradicionalmente en la idea de progreso, se nos viene a la cabeza el aumento de la capacidad de adquirir bienes y servicios, pero desde la perspectiva del IPS está más asociada a las condiciones habilitadores de la mejora de la calidad de vida de los colombianos y ese es el sentido que se le da al indicador”, expresó Luis Fernando Agudelo, director de Medellín Cómo Vamos.

Los resultados obtenidos arrojaron que los componentes que evidenciaron los peores puntajes durante el periodo 2016-2019 fueron derechos personales, acceso a la educación superior, nutrición y cuidados básicos de la salud y el acceso al conocimiento básico.

Y los componentes que evidenciaron las mayores desigualdades entre los territorios fueron sostenibilidad ambiental, acceso a la información y comunicaciones, seguridad personal y agua y saneamiento básico.

Por otra parte, agua y saneamiento básico y vivienda y servicios públicos fueron dos de los componentes con mejores puntajes del índice. Sin embargo, aunque en estos la mayoría de los territorios presentó un puntaje muy alto, se evidenciaron diferencias donde, en general, la ruralidad se encuentra en desventaja, lo que se traduce en la necesidad de enfocar acciones en estas zonas de Medellín.

Asimismo, la dimensión de necesidades humanas básicas presentó los mayores puntajes con un desempeño, en promedio, alto. Las dimensiones de oportunidades y fundamentos del bienestar presentaron, en promedio, un nivel de desempeño medio-bajo, constituyéndose como áreas de atención prioritaria para mejorar el progreso social de la ciudad.

Según el informe, esta brechas evidenciadas en los diferentes componentes se podrían agudizar en el marco de la pandemia por covid-19.

Estos fueron los resultados más destacados:

Nutrición y cuidados básicos de salud

Evaluó si las personas tenían suficiente comida y estaban recibiendo los cuidados básicos de salud. Según los resultados, Altavista ocupó el último lugar en Nutrición y Cuidados Básicos de Salud, con un puntaje muy bajo; disminuyó en 2015-2018 por el aumento en la tasa de mortalidad infantil en menores de 5 años, que pasó de 6,4 a 19,4 casos por cada cien mil nacidos vivos.

Por su parte, Popular registró desventaja relativa en nutrición y cuidados básicos en salud, relacionada con el aumento del porcentaje de personas con inseguridad alimentaria (en cualquier grado), pasando de 45,1% a 61,6% entre 2016 y 2019. Y San Sebastián de Palmitas registró la mayor disminución del puntaje en nutrición y cuidados básicos de salud, debido principalmente al aumento de la proporción de niños y niñas con bajo peso al nacer entre 2015 y 2018, pasando de 2,7% a 14,2%, respectivamente.

Vivienda y servicios públicos

Según los resultados, Santa Elena ocupó el último lugar en vivienda y servicios públicos en 2019, no obstante, es el territorio que registró el mayor aumento en este puntaje en el periodo de análisis, motivado por una mayor percepción de buena calidad del servicio de energía eléctrica.

San Sebastián de Palmitas registró el mayor deterioro del puntaje en vivienda y servicios públicos entre 2016 y 2019, esto es principalmente debido a la baja cobertura de gas domiciliario medida mediante el autoreporte.

En general, la ruralidad se caracterizó por tener los puntajes más bajos, esto es, las mayores carencias en términos del componente de vivienda y servicios públicos.

Seguridad personal

La Candelaria registró un puntaje muy bajo en seguridad personal y la mayor disminución entre los años 2016 y 2019. Esto motivado por el aumento en el número de hurtos en vía pública por cada cien mil habitantes, que pasó de 5.493 en 2016 a 10.024 en 2019.

Altavista se destacó por la disminución en el puntaje de seguridad personal, principalmente por el aumento en la tasa de homicidios por cada cien mil habitantes, así como el incremento en la percepción de inseguridad: esta pasó de 17% a 24% entre 2016 y 2019.

Por su parte, San Antonio de Prado tuvo el mejor resultado del componente de seguridad personal frente al resto de comunas y corregimientos, esto se debe a la disminución en la tasa de homicidios y en la percepción de inseguridad en el corregimiento.

Acceso al conocimiento básico

La Candelaria fue el territorio con menor puntaje en acceso al conocimiento básico, presentando la mayor desventaja relativa, especialmente por su mal desempeño en asistencia escolar de 5-11 años y de 12-15 años y en el puntaje promedio en Pruebas Saber 11.

Palmitas y La Candelaria fueron los dos territorios con mayor disminución en el puntaje durante periodo 2016-2019. Esto se debió al peor desempeño en la asistencia escolar de 5-11 años y de 12-15 años y al menor puntaje promedio en Pruebas Saber 11.

Acceso a la información y comunicaciones

Los resultados arrojaron que Popular y Palmitas fueron los territorios con menor puntaje en acceso a información y comunicaciones, esto motivado por el bajo porcentaje de conectividad a internet de los hogares: a 2019, 39% en Popular y 26% en Palmitas.

Entre 2016 y 2019, Altavista y San Antonio de Prado experimentaron las mayores reducciones en su puntaje en acceso a información y comunicaciones. Esta disminución estuvo relacionada con una caída en el porcentaje de hogares con suscripción a TV por cable.

Santa Elena fue el territorio con mayor incremento en el puntaje del componente de acceso a Información y comunicaciones, impulsado por un aumento en el porcentaje de hogares con conexión a internet, pasando de 22% en 2016 a 54% en 2019.

El Poblado tuvo el mayor puntaje en acceso a información y comunicaciones entre 2016 y 2019 por registrar niveles superiores al 90% en conexión a internet, uso de celulares y suscripción a TV por cable.

Salud y bienestar

Entre 2016 y 2019 San Cristóbal y San Javier fueron los dos territorios con mayor aumento en el puntaje de salud y bienestar. En ambos casos se debió a una disminución del porcentaje de quienes consideran malo o muy malo el acceso y la calidad de los servicios de salud.

Sostenibilidad ambiental

El componente evaluó si la sociedad está usando sus recursos de modo que estén disponibles para las futuras generaciones.

En general, los corregimientos presentan mejores puntajes que la zona urbana frente a sostenibilidad ambiental, sobresalen Palmitas y Santa Elena, que en 2019 presentaron ventajas relativas por su desempeño en la satisfacción con temas ambientales.

Entre 2016 y 2019 La Candelaria fue el territorio con la mayor disminución en el puntaje de sostenibilidad ambiental, esto debido principalmente a un incremento en el porcentaje de jefes y jefas de hogar insatisfechos con la calidad del aire, pasó de 47% a 54%.

Derechos personales

Castilla, San Javier y Altavista fueron los territorios que presentaron desventaja relativa en 2019 frente al resto de comunas y corregimientos en derechos personales, en especial por su desempeño en libertad subjetiva de expresar opiniones políticas y de movimiento en el barrio o vereda.

Componente Libertad personal y de elección

San Javier y Altavista presentaron desventaja relativa en libertad personal y de elección en 2019 frente al resto de comunas y corregimientos, esto impulsado por las mayores tasas de desplazamiento forzado intraurbano atendido por la Alcaldía de Medellín.

Tolerancia e inclusión

Villa Hermosa, San Javier, San Antonio de Prado y Manrique presentaron desventaja relativa, principalmente por el comportamiento de los casos de violencia intrafamiliar.

Palmitas fue el territorio que registró el mayor aumento del puntaje por la caída de la tasa de violencia intrafamiliar, de la discriminación de género en el acceso a educación superior y menores problemas de convivencia autoreportados en el barrio.

Santa Elena fue el territorio que presentó mayor disminución en el puntaje, esto motivado especialmente por el aumento de las tasas de violencia intrafamiliar entre 2016-2019, pasando de 106 a 327 casos por cada cien mil habitantes.

Acceso a educación superior

Manrique, Popular y Villa Hermosa presentaron un puntaje muy bajo en acceso a educación superior y se ubicaron en los últimos lugares frente al resto de comunas y corregimientos, explicado por su bajo desempeño en asistencia de los jóvenes a educación formal.

Aunque El Poblado registró el puntaje más alto en acceso a educación superior, también presentó diminución del porcentaje de jóvenes que asistieron a educación formal entre 2016 y 2019, pasando de 78% a 69%.

Guayabal fue el territorio que más aumentó el puntaje entre 2016 y 2019 en acceso a educación superior, especialmente por su buen desempeño en la asistencia de los jóvenes (18 a 24 años) a educación formal, que pasó de 42% a 52%.

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*