<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Los drones creados en Medellín para medir contaminación del agua

  • El profesor Carlos Alberto Valencia (derecha) y el auxiliar de laboratorio Luis Felipe Arias prueban los minisubmarinos que crearon en una de las piscinas del Pascual Bravo. FOTO MANUEL SALDARRIAGA
    El profesor Carlos Alberto Valencia (derecha) y el auxiliar de laboratorio Luis Felipe Arias prueban los minisubmarinos que crearon en una de las piscinas del Pascual Bravo. FOTO MANUEL SALDARRIAGA
Por DIEGO ZAMBRANO BENAVIDES | Publicado el 23 de septiembre de 2019
Infografía
Los ingeniosos drones que miden la calidad del agua
en definitiva

La institución ya tiene un minisubmarino operando y prepara otro. Ambos, dijeron los desarrolladores, están disponibles no solo para proyectos del Pascual Bravo, sino de quien lo requiera.

No son estos submarinos de guerra, como los cuatro que tiene la Armada Nacional Colombiana. En absoluto. Son un ingenioso desarrollo sumergible del Semillero de Automatización y Robótica (Sauro) de la Institución Bravo Pascual Bravo de Medellín, que sirve para medir tres variables de contaminación del agua.

Se trata de minisubmarinos, que no son otra cosa que drones acuáticos desarrollados durante tres años y presentados este 2019 por Carlos Alberto Valencia, coordinador del grupo de investigación, y su auxiliar en el laboratorio, Luis Felipe Arias, quienes también recibieron apoyo de estudiantes para su ingenio.

El primer prototipo fue nombrado EcoRover 1.0, con un exterior de Policloruro de vinilo (PVC) y tiene dos sensores que le permiten medir el pH (acidez), la temperatura y la turbidez de un río o lago.

Con uno de sus tres motores se sumerge hasta casi un metro de profundidad y con los otros dos se desplaza hacia adelante y a los lados, mientras recolecta información que trasmite remotamente a un computador.

¿Cómo surgió la idea?

Fue hace seis años, cuando Arias veía una serie en Youtube relacionada con Veinte mil leguas de viaje submarino y, como en el Pascual venían trabajando con drones para temas ambientales (en 2016 presentaron uno para medir la contaminación del aire), le propuso la idea al profesor Valencia y en 2016 comenzaron a trabajar en ella (ver Gráfico).

“En Colombia somos privilegiados en la parte hídrica, pero también la castigamos. Con esta herramienta podemos hacer seguimiento de las cuencas y lagos, podemos ir, por ejemplo, a embalses como Hidroituango y ver su estado, o evaluar nuestras ciénagas”, explicó Valencia.

Para desarrollar el minisubmarino invirtieron alrededor de ocho millones de pesos y, aclaró, que todo fue creado con software libre, por lo cual ni pretenden patentar la creación ni aprovecharla comercialmente, su fin es ponerla al servicio de la institución y la ciudadanía.

“Los análisis se hacen con tomas manuales de muestras, y no encontramos en el estudio un desarrollo similar en Colombia o el mundo. El EcoRover puede llegar a la mitad del río y hacer trazabilidad en un cauce, no solo en puntos específicos”, anotó Valencia.

Arias, a quien le llegó la idea, fue enfático en expresar que ojalá el dron sirva para demostrar que desde cualquier laboratorio se puede innovar y contribuir a la sociedad.

Preparan versión mejorada

El EcoRover 2.0 se podrá sumergir hasta 4 metros y por medio de un cable trasmitirá datos a un computador en tierra. En el laboratorio ya tienen un cuerpo construido en nylon y acrílico que ensayan para ponerlo en funcionamiento.

Por lo pronto, el profesor Valencia dice que ya han trabajado con empresas que contratan sus servicios (guardan confidencialidad) y están abiertos a requerimientos de autoridades ambientales.

“Esto va muy de la mano con la movida de la Cuarta Revolución Industrial, que llegó con un centro a Medellín. Sirve para contarle al país, a la ciudad, que está haciendo la institución en temas de apropiación tecnológica”, expresó Juan Pablo Arboleda, rector del Pascual Bravo.

Contexto de la Noticia

Paréntesis NO CONOCÍAN UN ARTEFACTO SIMILAR

Javier Parra, subdirector de Recursos Ambientales de Cornare, destacó el desarrollo como único y de suma importancia para el trabajo de corporaciones ambientales. “Agilizará los procesos, permitirá construir perfiles rápidos de ciertas sustancias, hacer seguimiento en contingencias, por ejemplo si existe algún derrame”, dijo. Incluso, sugirió, se podría adaptarle una forma de tomar muestras para acceder a otro tipo de análisis, más allá de pH, turbidez y temperatura, que sí requieren llevarse a un laboratorio.

Diego Zambrano Benavides

Periodista de la Universidad de Antioquia interesado en temas políticos y culturales. Mi bandera: escribir siempre y llevar la vida al ritmo de la salsa y el rock.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección