<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

La meta en Medellín y Antioquia: que nadie se quede sin estudio

  • Después de mes y medio de vacaciones, los estudiantes regresan a clases. En 117 municipios antioqueños son más de 400.000 y en Medellín, más de 300.000. FOTO archivo róbinson sáenz
    Después de mes y medio de vacaciones, los estudiantes regresan a clases. En 117 municipios antioqueños son más de 400.000 y en Medellín, más de 300.000. FOTO archivo róbinson sáenz
Por gustavo ospina zapata | Publicado el 15 de enero de 2019

En las instituciones educativas públicas de Antioquia, hasta ayer cuando se iniciaron las clases, la cifra de matriculados era de 388.325 alumnos en 4.134 colegios, mientras en 221 colegios privados habían firmado matrícula 22.764 jóvenes, para un total de 411.089 estudiantes inscritos oficialmente.

Las cifras cubren los 117 municipios no certificados, cuya jurisdicción pertenece al Departamento. Los otros 8 municipios son los certificados, que manejan sus propios programas educativos y le rinden cuentas directamente al Ministerio de Educación. Son ellos Medellín, Bello, Itagüí, Envigado, Sabaneta, Turbo, Apartadó y Rionegro.

El reto para 2019, según el secretario de Educación departamental, Néstor David Restrepo Bonnett, es que 500.000 niños y jóvenes asistan a las aulas, considerando que la educación pública es gratuita y que las directivas de las distintas instituciones ofrecen las facilidades para que el proceso se adelante sin contratiempos.

“Ya hemos hablado con los secretarios de Educación y los alcaldes de los municipios para que motiven a los padres de familia y, si es necesario, que vayan a las propias casas por los alumnos”, señaló el funcionario.

El calendario escolar

Este año, el cronograma establece un calendario con 40 semanas de trabajo académico distribuidas en dos periodos semestrales y 12 semanas de receso estudiantil. El calendario se extiende hasta el 29 de noviembre. Para docentes y directivos hay 7 semanas de vacaciones y 5 de desarrollo institucional.

En cuanto a los municipios de la zona de influencia del proyecto Hidroituango, el secretario Restrepo Bonnett advirtió que se está a la expectativa de la evolución de las noticias para establecer si continúa la normalidad académica o se implementan albergues u otras soluciones en caso de que se dé la recomendación. La idea es que las dificultades del proyecto hidroeléctrico no afecten la agenda estudiantil.

El funcionario también aclaró que ante el cierre del colegio parroquial presbítero Jorge Mira Balvín, de Segovia, se logró un acuerdo con la Diócesis de Santa Rosa de Osos para que la sede funcione como colegio público, lo que permitirá que los 352 estudiantes -de 1° a 11°- continúen sus estudios y no se interrumpa su ciclo educativo. El acuerdo contó con el aval del alcalde segoviano, Gustavo Tobón.

En Medellín, 300.000

A su vez, en la capital Medellín también se reintegraron a las aulas alrededor de 300.000 estudiantes de 400 sedes educativas oficiales de la ciudad en los ciclos de primaria, secundaria y educación para adultos.

Igual que en el resto del departamento, en los establecimientos educativos oficiales y de cobertura regirá el Calendario A, con 40 semanas de actividades académicas.

Adicional, ingresan a su jornada académica 135 estudiantes del programa de educación virtual asistida Blended, dirigido a ofrecer educación básica primaria y secundaria a estudiantes con discapacidad, trastornos emocionales y/o comportamentales, en extraedad o en otras condiciones. En los jardines Buen Comienzo, las actividades inician el próximo lunes 21 de enero.

En este programa, según el secretario de Educación, Luis Guillermo Patiño, la atención actual es para 82.000 niños de 0 a 5 años.

El alcalde Federico Gutiérrez informó que aún hay cupos para los estudiantes que no han sido matriculados.

Contexto de la Noticia

Paréntesis normas en útiles y en uniformes

La Secretaría de Educación de Medellín les recordó a las instituciones educativas que las listas de útiles y textos deben ser proporcionadas y no representar una carga económica fuerte para las familias. Estos no pueden ser exigidos en su totalidad al principio sino a medida que se vayan necesitando. En el caso de los uniformes, la directriz es que “en ningún caso, los estudiantes podrán ser desescolarizados por no asistir con el uniforme”. Además, los padres no están obligados a adquirir prendas exclusivas o de marcas definidas, respetando las características de sus manuales de convivencia. Y solo puede exigirse un uniforme para uso diario y otro para educación física, recreación y deporte.

Gustavo Ospina Zapata

Periodista egresado de UPB con especialización en literatura Universidad de Medellín. El paisaje alucinante, poesía. Premios de Periodismo Siemens y Colprensa, y Rey de España colectivos. Especialidad, crónicas.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección